Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La atención en los centros de salud “se muere”, avisan los médicos de cabecera

Un centenar de facultativos se concentra para que se reorganice la asistencia: “Queremos atender al paciente con más calidad y calidez”

Los médicos de Atención Primaria se concentran ante Presidencia al grito de: "Consejero dimisión" Irma Collín/ Amor Domínguez

La asistencia en los centros de salud y consultorios asturianos se disparó un 25% en el último año de pandemia. Hay puntos en los que un médico ve al día de media 80 enfermos y otros en los que no bajan de los 50. A otros facultativos les dan las cinco o más de la tarde devolviendo la llamada telefónica a los pacientes que solicitaron hablar con ellos. El 80% de las personas de coronavirus han sido atendidas por los médicos de cabecera.

Con tal radiografía de la Atención Primaria en Asturias, en base a los datos ofrecidos por el propio gremio y el Sindicato Médico (SIMPA), no es de extrañar que un centenar de profesionales de toda la región se plantara este jueves por la tarde ante la sede de Presidencia, en Oviedo, para pedir, más bien clamar, por un cambio en el modelo asistencial del Principado “que mejore la capacidad organizativa para resolver problemas a los pacientes y atenderlos con mayor calidad y calidez”.

En la protesta no faltaron ni la gaita ni el tambor –se cerró con el Himno de Asturias–, ni los pitidos y abucheos para pedir la dimisión tanto del presidente, Adrián Barbón, como del consejero de Salud, Pablo Fernández.

La concentración de los médicos de cabecera de Asturias, en Oviedo. Irma Collín

“La Atención Primaria se muere en Asturias y nadie hace nada por solucionarlo”, advierte Javier Alberdi, presidente del SIMPA. Muy crítico, megáfono en mano, señaló a los responsables sanitarios como culpables de la situación, que ha puesto al límite a los facultativos tras un año de intenso trabajo y ahora se enfrentan a la normalización de las consultas –todas presenciales y no por teléfono, algunas, como en el último año– sin haberse abordado la reorganización de la asistencia. “La Consejería de Salud no está por la labor. No quiere que haya directores en los centros de salud, no quiere triaje y quiere que sean los pacientes los que piden directamente consulta con el médico o el pediatra sin un filtro previo”.

Alberdi lamentó que en medio de la guerra con la Consejería de Salud estén los pacientes, “que siempre han sido nuestra prioridad, hemos estado a su lado y nunca han sido abandonados. No es que no queramos trabajar ni verlos, sino atenderles bien”.

Compartir el artículo

stats