DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos burocracia y derivación de crónicos a las enfermeras, propuestas para descargar a los médicos

“Ya se está atendiendo presencialmente a todos los que lo necesitan”, asegura el consejero de Salud del Principado

Autoridades sanitarias y representantes de los médicos, durante la reunión de esta mañana.

Autoridades sanitarias y representantes de los médicos, durante la reunión de esta mañana.

La Consejería de Salud del Principado ha planteado a los médicos de atención primaria dos medidas encaminadas a reducir su carga de trabajo, como estímulo a que puedan asumir un aumento de las citas presenciales y reducir el volumen de consultas telefónicas. Una de ellas consiste en liberarlos de tareas administrativas y burocráticas. La segunda, otorgar más protagonismo a las enfermeras en la atención a los enfermos crónicos. Estas propuestas fueron formuladas en una reunión, celebrada ayer, entre responsables sanitarias y representantes de sociedades y sindicatos de los médicos de los centros de salud, así como del Colegio de Médicos.

La directora general de Política y Planificación Sanitarias, Lidia Clara Rodríguez, explicó que la oferta de desburocratizar las consultas fue “muy bien recibida” por sus interlocutores. “Permitirá que determinadas actividades clínico-administrativas que realizan médicos y enfermeros puedan ser resueltas por los administrativos de los centros de salud o por los servicios de atención al ciudadano”, precisó la directora general. Y citó como ejemplo “la solicitud de una consulta sucesiva en un servicio hospitalario”.

Entre tanto, la gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Conchita Saavedra, expuso los detalles de “una definición de roles de medicina y enfermería en la atención a los pacientes crónicos estables”. Los protocolos que, según la doctora Saavedra, se han consensuado con un grupo de profesionales de ambas categorías establecen que, “inicialmente, enfermería hará la revisión, la valoración y estudiará las analíticas”; posteriormente, “si es necesario”, la enfermera remitirá al paciente al médico.

El consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz, declaró ayer en Corvera que en los centros de atención primaria de la región “ya se está atendiendo presencialmente a todos los que lo necesitan”.

La semana pasada, un manifiesto firmado por 438 médicos asturianos de primaria defendía que la “presencialidad a la carta” (en la atención a los enfermos) supondría “un error que nuestro sistema sanitario no se puede permitir”. Según los firmantes de la misiva, durante el último año (con la pandemia de coronavirus) “los profesionales han trabajado más que nunca” y no han estado “atechados tras el teléfono”. En ese escrito, reclamaron al consejero de Salud que “aborde el tema de la enfermería en atención primaria como parte de la solución”. A juicio de los firmantes, “la diferencia en las cargas de trabajo es parte del problema”, por lo que pidieron a la Administración que se establezca “un triaje más allá de la toma de constantes y vuelta al médico”.

Un debate similar al de Asturias está desarrollándose en otros lugares de España. Los médicos de atención primaria de Galicia han reclamado al Servizo Galego de Saúde (Sergas) agendas con 30 pacientes “máximo” cada día y “como mínimo” diez minutos para atender a cada uno. El presidente del Consello Galego de Colexios Médicos, Isidro Lago, argumentó que los facultativos “están muy presionados” con la demanda actual, y que el objetivo consiste en “normalizar una situación” en la asistencia de los centros de salud.

Compartir el artículo

stats