Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro de actividades importantes para el entorno natural

Cazadores y pescadores se unen para reclamar al Principado “más sensibilidad”

Federaciones y asociaciones reivindican su importancia para la gestión del medio rural: “Sale más caro dejarnos morir que ayudarnos”

Cazadores durante una batida en Asturias. | Mara Villamuza

Cazadores durante una batida en Asturias. | Mara Villamuza

Las sociedades de pesca y caza saldrán a la calle el próximo sábado 31 de julio para pedir al gobierno del Principado mayor reconocimiento y corresponsabilidad con las labores de sus sectores. La manifestación ha sido convocada por la Fundación para el Manejo, Desarrollo y Conservación de Vida Silvestre y su Hábitat (Fadovisa), por la Federación de Caza del Principado de Asturias (FECA) y por la Federación Asturiana de Pesca y Casting (Faspyc). Será una protesta en coche, que partirá a las 11 de la mañana del aparcamiento del estadio Carlos Tartiere de Oviedo.

El enfado de los cazadores asturianos viene de lejos, ya que desde el pasado mes de abril vienen acusando a la Administración regional –representada por la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial– de “poca seriedad” y de “incumplir sus promesas”. El principal punto de desencuentro es la gestión de los cotos de caza, ya que 28 de ellos han caducado este año y su renovación ahoga económicamente a los aficionados a la caza. En el último Consejo de la Caza, el consejero Alejandro Calvo prometió revisar el Reglamento de Caza, que data del año 1991. Tras muchas protestas, la reforma de la norma se puso en marcha, pero parece no acabar de contentar al sector, que confía en que las protestas programadas para el sábado sirvan para “modificar algunos aspectos”.

Una de las principales demandas es la económica. Ganaderos y pescadores alegan que su actividad –en muchos casos altruista– ahorra varios millones de euros anuales a la administración regional. “En el caso de desaparecer, el coste económico para las arcas públicas por la gestión del medio sería 100 veces mayor que el coste de apoyar presupuestariamente”, afirma Andrés Álvarez, presidente de Fadovisa. Por su parte, Valentín Morán, que preside la Federación Asturiana de Caza, reclama que el Principado les tenga más en cuenta: “Queremos corresponsabilidad en los temas económicos, pero también en los aspectos relacionados con las sanciones”. Además, el representante de la federación regional destaca “la importancia social de la caza para el mundo rural”. El empleo de recursos humanos y materiales en la conservación de especies y del medio rural corren a cargo de las asociaciones de pescadores y cazadores y se costean a través de cuotas sociales, algo por lo que estos colectivos creen merecer “más sensibilidad” por parte de la administración.

El gobierno regional ha prometido ayudas en varias ocasiones, algo que desde el sector se ve con recelo y escepticismo. “Si hay promesas, que no sean intencionadas, que se cumplan. Necesitamos seriedad y que tengan en cuenta la labor que hacemos al cuidar de los entornos y de las especies”, recalca Andrés Álvarez. Las mismas entidades afirman custodiar el territorio asturiano, además de crear empleo y promocionar la imagen del Principado, colaborando en la conservación del medio: “No se está teniendo en cuenta ni la situación socioeconómica, ni la experiencia en la gestión del medio que poseen las federaciones y asociaciones de pesca y caza, ni las consecuencias de la desaparición de dichas entidades. A lo largo de los años, las fundaciones han demostrado su importante papel en relación con el medio rural”, concluye tajante el dirigente de Fadovisa.

En cuanto a si se podrá cazar en septiembre, el pesimismo está bastante generalizado. Desde la Federación, Valentín Morán lo tiene claro: “Agosto siempre fue un mes inhábil, me temo que los cotos no van a estar listos para septiembre, lo que supone un perjuicio para las sociedades de cazadores y, sobre todo, para los ganaderos”, por la falta de control de ciertas especies.

Pero a la manifestación no solo acudirán personas relacionadas con el ganado y la caza. Los pescadores también utilizarán la marcha para protestar contra diversas medidas planteadas por el ejecutivo regional. En la misma línea que Fadovisa y FECA, Faspyc también figura como convocante de la manifestación en busca de solidaridad y ayudas. Su presidente, Pedro García, señala tres puntos de desencuentro con el Principado. El primero es el proyecto de Real Decreto de pesca marítima de recreo en aguas exteriores. A juicio de la Federación, “el proyecto es tremendamente beligerante con la pesca deportiva y con los pescadores”. En segundo lugar, Faspyc se opone a la prohibición de pesca desde kayak en el mar, algo que indigna al colectivo porque –en palabras de su presidente– “había una proposición no de ley vigente y la administración pública se negó a hacer nada en aguas interiores, en las que tienen total autonomía”. El tercer motivo para la manifestación es la prohibición del uso de la ninfa para la pesca de la trucha, siendo la única región del mundo donde esta práctica está prohibida. García afirma que “hubo una reunión con los técnicos de la Consejería y les dieron la razón, pero la norma se mantuvo inexplicablemente”. Por todo esto han decidido participar bajo el lema “En defensa de la pesca”.

Ayer también anunció su participación la Sociedad de Pescadores “El Esmerillón” con el fin de protestar por el trato del gobierno regional. “En este gremio estamos todos muy descontentos con la administración”, dijo su presidente, Antonio Caldevilla Pérez. La temporada de pesca ha sido muy convulsa para ellos: “Este año nos han quitado un mes de pesca, quedando, digamos, como de pesca encubierta. También recurrimos el cupo de dos salmones en zonas libres y otros dos en los cotos, pero no responden. Lo normal es que si pides una cosa te contesten en un plazo”, matiza Caldevilla.

Desde la sociedad comunican que “los recortes están siendo tan drásticos que para los que trabajamos todo el año no será rentable”. En cuanto al futuro, los pescadores comparten el escepticismo de los cazadores: “De cara a la próxima campaña, no nos han informado, suelen mandar los borradores con tres días de antelación, pero así no nos tienen en cuenta”, recalca indignado el presidente de la agrupación.

En definitiva, la manifestación representará la indignación de sectores con dificultades crecientes y que buscan que su labor se tenga en cuenta. “Limpiamos ríos, repoblamos, fomentamos la incorporación de relevo generacional en una profesión muy envejecida, colaboramos en censos, muestreos... Somos embajadores del turismo, de la marca Asturias, muchos socios son de otras regiones y hacen un gasto en unas zonas muy deprimidas”, concluye Caldevilla.

Compartir el artículo

stats