Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sol da de nuevo la espalda a Asturias: el Principado amanece con las primeras lluvias

Playas llenas y terrazas repletas, la imagen generalizada del “domingón” en el Principado

Bañistas, este domingo, en la playa del Murallón, de Tapia.

Bañistas, este domingo, en la playa del Murallón, de Tapia. Tania Cascudo

Será a primera hora de la tarde –de acuerdo a lo que predice la Agencia Estatal de Meteorología– cuando el mal tiempo se instale en Asturias, si bien este lunes ya ha amanecido torcido y el sol vuelva a dar la espalda a la región, que para empezar la semana se enfrenta este lunes a tormentas, lluvias y chubascos fuertes, incluso con granizo. Con todo, durante la mañana habrá lugares en los que el sol se abrirá hueco entre las nubes y permitirá a los asturianos y visitantes disfrutar de algún que otro rayo, además de temperaturas más bien altas, como ha sido la tónica de los últimos días.

San Lorenzo, en Gijón, repleta de bañistas. Juan Plaza

Para muestra, este domingo, en el que los abanicos y los sofocos fueron la tónica general de Oriente a Occidente, donde los 30 grados se superaron con creces en la mayor parte del territorio. Fue este un “domingón” –así se conoce al domingo siguiente al Día de Asturias en Covadonga, con bastante ajetreo en el santuario, aunque en los últimos años también en la costa– de temperaturas altas, demasiado para muchos asturianos poco acostumbrados este verano al calor. Así las cosas, la estampa fue más propia de agosto que de ya casi mediado septiembre, un mes que en los últimos tiempos da más alegrías meteorológicas en el Principado que los típicos del verano. Las grandes playas urbanas de la región, como San Lorenzo, en Gijón, y Salinas (Castrillón) registraron una afluencia más que considerable para las fechas que son. No fue menos en otras playas, como las de Tapia o Valdés, en el Occidente, o las llaniscas en el Oriente. Con todo, los baños fueron más bien de sol, pues el agua estuvo más bien fría, por debajo de los 17 grados en algunos sitios.

Terraceo en Navia, este domingo al mediodía. Tania Cascudo

En Oviedo, donde encarrilan las fiestas de San Mateo, al mediodía fue harto difícil encontrar una mesa libre para el aperitivo en las muchas terrazas habilitadas por el centro, con gran ambiente prácticamente toda la jornada.

Los asturianos y los turistas –que todavía se dejan ver bastantes por el Principado– aprovecharon lo máximo al aire libre. Hicieron bien por lo dicho: esta tarde hay avisos de alerta por lluvias y fuertes tormentas, algo que preocupa sobremanera a las gentes del campo.

Compartir el artículo

stats