Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PP y Ciudadanos cierran la puerta a la oficialidad y Foro considera "poco ambiciosa" la propuesta del PSOE para reformar el Estatuto

El artículo de la oficialidad del gallego, referente jurídico para la reforma que los socialistas pretenden en Asturias

Adrián Barbón y Teresa Mallada durante la reunión de esta mañana.

Adrián Barbón y Teresa Mallada durante la reunión de esta mañana.

La "oficialidad amable" que el Gobierno de Adrián Barbón quiere incorporar en la reforma del Estatuto de Autonomía tendrá como referencia el artículo que lo regula en Galicia. Es la idea que ha trasladado la delegación del PSOE a los representantes de los grupos parlamentarios de la Junta -a excepción de Vox, que no ha sido invitado- en una primera ronda de conversaciones para abordar la reforma del Estatuto de Autonomía. Precisamente la no oficialidad del asturiano ha sido una de las líneas rojas marcadas por PP y Ciudadanos, lo que convierte a Foro en partido llave para lograr la mayoría, tal y como se esperaba.

"El Presidente entiende que lo sirve para el Estatuto de Autonomía de Galicia referente a la lengua gallega puede servir también como punto de inicio para lo que tiene que ser el desarrollo del modelo de oficialidad en Asturias", reveló Ovidio Zapico, diputado y coordinador de IU de Asturias. Fuentes del Gobierno autonómico precisaron después que la referencia al gallego se limita exclusivamente al artículo del Estatuto donde se reconoce la oficialidad, es decir al encaje jurídico del cambio de reconocimiento de la lengua asturiana pero no a los detalles, como por ejemplo, el impacto que pueda tener en la educación o en el acceso a la función pública. "El modelo será una cuestión a desarrollar posteriormente", concretaron las mismas fuentes.

Un momento de la reunión con Izquierda Unida.

Ovidio Zapico, coordinador de IU Asturias, ha apuntado que una de las prioridades de su partido es fijar un calendario ágil con el Objetivo de que la reforma estatutaria sea aprobada en Asturias antes de que finalice el curso político en junio de 2022 para su posterior tramitación en el Congreso de los Diputados. "No queremos enguedellos en torno a la reforma sino una negociación seria y leal", ha advertido Zapico, quien ha avanzado la conveniencia de que los próximos contactos sean ™ en ámbitos discretos para poder trabajar y avanzar sin la exposición na los focos mediáticos".

El coordinador ha realizado estas declaraciones al término de la primera reunión con la delegación del PSOE, que ha estado encabezada por Adrián Barbón y de la que también forman parte la secretaria de Organización de la FSA, Gimena Llamedo y la portavoz del Grupo Socialista en la Junta General, Dolores Carcedo.

El PP ofrece un acuerdo "si retira la cooficialidad"

La presidenta del PP asturiano, Teresa Mallada, ofrece al Gobierno de Adrián Barbón un acuerdo "de forma rápida" sobre la reforma del Estatuto de Autonomía si "retira la cooficialidad".

La líder del primer partido de la oposición ha manifestado el veto del PP a la oficialidad del asturiano pero se ha mostrado dispuesta y receptiva a llegar a un acuerdo rápido sobre los diez puntos restantes que el PSOE ha planteado como objetivos de la reforma. 

Un momento de la reunión con el Partido Popular.

"No podemos estar distraídos el año y medio que queda de legislatura con la reforma del Estatuto cuando en estos momentos la prioridad es la recuperación económica", ha argumentado la dirigente popular. Mallada ha admitido que alguna propuesta de Barbón, como la de reconocer de forma expresa en el Estatuto la capitalidad de Oviedo, forma parte de las posiciones históricas del PP asturiano. 

La presidenta de los populares asturianos se ha desmarcado de una "oficialidad a la gallega", apuntada por Barbón como posible vía para la nueva regulación del asturiano en la norma básica autonómica. "El Gobierno no explica lo que costará la cooficialidad ni la inseguridad jurídica que generará, ni tampoco el impacto que tendrá para acceder a puestos en la administración asturiana", ha reprochado Mallada.

Podemos fue el siguiente partido en pasar por Presidencia, escenario de la apertura de las negociaciones para la reforma del Estatuto. "Es un día histórico. Tenemos el convencimiento de que la reforma del Estatuto saldrá adelante, con la oficialidad del asturiano, mayor autogobierno y el blindaje de derechos sociales", valoró Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturias y diputado autonómico.

La portavoz del PSOE en la Junta General, Dolores Carcedo, compareció al final de la tanda matinal de reuniones para valorar "de manera positiva" estas primeras tomas de contacto aunque afirmó, tras conocer la oferta de Teresa Mallada (PP) que el PSOE "no renuncia a incluir la oficialidad" en la reforma estatutaria. Carcedo confirmó que la alusión al Estatuto de Galicia tiene por objeto replicar una fórmula similar en cuanto al texto que recoge la oficialidad de la lengua gallega. Cuestiones como el impacto de la oficialidad en la enseñanza o en el acceso a la función pública serán objeto de una ley posterior. "El Estatuto recogerá la oficialidad y la remisión a una ley que regule el uso oficial del asturiano y que tendrá que contar con mayoría parlamentaria para su aprobación", indicó la portavoz parlamentaria del PSOE.

El portavoz de Cs en Asturias, Nacho Cuesta, calificó de cordial la reunión con el PSOE pero dejó claro que no mantendrá más encuentros en la Junta General sobre la reforma del Estatuto "porque para nosotros la cooficialidad es una línea roja infranqueable y nos ha quedado claro que el PSOE no va a renunciar a incorporarla". El dirigente de la formación naranca argumentó que en Cs “estamos en contra de todo lo que suponga imposiciones y obligatoriedad. La cooficialidad no nos parece ni necesaria ni conveniente”, zanjó Cuesta quien, no obstante, admitió que en los diez puntos restantes de la reforma del Estatuto propuestos por el PSOE "no tendríamos inconveniente en llegar a un acuerdo".  

"Decepcionado", así salió el secretario general de Foro, Adrián Pumares, tras la primera toma de contacto con el PSOE para abordar la reforma del Estatuto. Consideran que a la propuesta del gobierno autonómico le falta "ambición tras 40 años" y porque "no nos han traducido en qué consiste la oficialidad amable". Adrián Pumares exige concreción sobre el alcance que tendrá la oficialidad del asturiano: "Nuestra línea roja es la obligatoriedad", ha advertido Pumares sobre el alcance del cambio de estatus del asturiano de cara a su repercusión en cuestiones como la educación o la función pública.

Compartir el artículo

stats