Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mentoring para universitarios, “una iniciativa necesaria que debería potenciarse más”

Ocho exparticipantes, ahora colocados en grandes empresas, relatan sus experiencias en el programa que impulsa Compromiso Asturias XXI y que este año crecerá hasta los 75 estudiantes y los 110 profesionales

Los alumnos.

Los alumnos.

Son ocho jóvenes asturianos que en el pasado pidieron consejo a expertos internacionales sobre su futuro profesional y que, en la actualidad, ya vuelan solos. Y han alcanzado el éxito. Trabajan e, incluso dirigen, a sus propios equipos en grandes compañías: desde McDonald’s hasta Telefónica. Son Aida Rodríguez (Start Up), Benjamín Gutiérrez (Corteva), Natalia García (estudiante de doctorado en la Universidad de Oviedo), Diego Sebastián de la Hoz (Mahle), Alejandra García (Telefónica), Epifanio González (KPMG), María Pérez (Ericsson) y Llarina López (McDonald’s).

Para todos ellos, el programa Mentoring, de la asociación Compromiso Asturias XXI, ha funcionado como un “trampolín” en sus carreras laborales. “Es una iniciativa estupenda y necesaria, que se debería potenciar más desde las instituciones, ya que conecta a los estudiantes con profesionales de gran experiencia”, destacan los antiguos participantes. En ocasiones, esas conexiones se prolongan en el tiempo y maestro y discípulo hasta acaban trabajando en la misma empresa. Ese es el caso de la ingeniera María Pérez, que ha fichado recientemente por Ericsson gracias a la ayuda que le brindó su mentor, Isaac Quintana.

La nueva edición del programa Mentoring ya está en marcha y será la más numerosa de su historia. Compromiso Asturias XXI presentó el pasado jueves en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón las becas para este curso, que pasaran de 60 a 75. El número de mentores también pegará un estirón, al sumar 25 profesionales más, hasta los 110. Este proyecto, que es gratuito y se celebra con éxito desde 2009, está dirigido a jóvenes universitarios de último año de carrera que precisen de un maestro para orientarles en su carrera y salida al mundo laboral. Para ello, Compromiso Asturias XXI dispone de una gran cartera de profesionales, directivos, empresarios y docentes asturianos residentes en 54 países y 37 sectores económicos diferentes. El período de inscripción estará abierto hasta el próximo 10 de octubre y los talleres, charlas y entrevistas individuales tendrán lugar de enero a junio.

Para los exparticipantes en el mentoring, el crecimiento que este año experimentará el programa, tanto en plazas como en mentores, es “una gran noticia”, que “hace posible que cada vez más estudiantes se beneficien de esta oportunidad”. “El programa se adapta a las necesidades de cada persona y eso hace que sea una experiencia única. Además, permite a los jóvenes conocer a personas exitosas en su campo y con experiencias internacionales, enriqueciendo así su formación y ampliando sus posibilidades dentro del mundo laboral”, comenta Natalia García, que realiza su tesis doctoral en la Universidad de Oviedo.

Los antiguos becados confiesan que se sintieron algo perdidos cuando estaban cerca de concluir sus estudios universitarios y encontraron en el programa Mentoring el “impulso” que necesitaban. “Los problemas, las dudas y las incertidumbres no se pueden evitar, pero con la orientación de un mentor se puede reaccionar rápidamente, crear una estrategia y resolver los problemas antes de que puedan ocurrir”, señala Diego de la Hoz, directivo en Mahle, compañía dedicada a la producción de piezas de automóvil. “Te ayuda a situarte, a aclarar tus ideas, a orientarte un poco al mercado laboral, a reflexionar cuales son tus gustos profesionales o donde te visualizas trabajando”, describe Aida Rodríguez, asesora en la empresa ovetense Start Up. María Pérez, ingeniera de integración radio en Ericsson, lo tiene claro: “Animo a todo el mundo a participar; da igual si ya tiene claro qué hacer en un futuro, escuchar a un profesional más experimentado de una forma tan cercana siempre sirve de ayuda”.

Aunque la Universidad de Oviedo acaba de firmar un convenio de colaboración con Compromiso Asturias XXI para impulsar precisamente el mentoring entre sus estudiantes, los exparticipantes consideran que aún hay que potenciar más esta iniciativa. “Se debería hacer más hincapié en este tipo de colaboraciones para que los jóvenes recién titulados sean capaces de aplicar las aptitudes adquiridas al puesto de trabajo”, opina Aida Rodríguez. “Sin ninguna duda, se debería de impulsar todavía más. Tener un mentor ayuda a orientar a los jóvenes en sus carreras profesionales, a entender las implicaciones que tiene cada decisión que toman, así como a tener un plan de carrera que les ayude a llegar a donde quieren profesionalmente”, señala en la misma línea Benjamín Gutiérrez, responsable comercial para Europa, Oriente Medio y África en Corteva, en Tamón (Carreño). Por su parte, Epifanio González, consultor en el departamento de I+D+i de KPMG, cree que “todas las iniciativas de este tipo son muy importantes y se deben potenciar desde todas las instituciones, ya no solo pensando en el crecimiento de los jóvenes, sino también en las empresas asturianas y en crear un tejido industrial y laboral que haga crecer y no morir a la comunidad”.

Algunos de los ocho jóvenes asturianos que participan en este reportaje siguen hoy en contacto con Compromiso Asturias XXI. Diego de la Hoz es ahora mentor. Mientras que Alejandra García, que trabaja en el departamento de Competencia y Regulación de Telefónica, recurrió hace unos meses a la asociación para que le guiaran “en un cambio de rumbo profesional”. “Es muy satisfactorio ver cómo el programa crece. Asturias tiene grandes profesionales dentro y fuera de la región con ganas de poner su granito de arena para ver progresar al motor de su futuro, que es su juventud”, remata.

Un exitoso proyecto que conecta a alumnos con expertos internacionales

Aida Rodríguez | Asesora en la empresa Start Up

Aida Rodríguez

Aida Rodríguez

“Piensa a lo grande”. Ese fue el consejo que le dieron en 2016 en el programa Mentoring a Aida Rodríguez González. Y esta ovetense de 30 años lo llevó a la práctica. Gracias a él, gracias a su mentora Teresa Méndez Flórez, la joven abogada encontró su verdadera pasión: la protección de datos. “Mi mentora me dijo que no me conformase con lo que pudiese tener delante, sino que abriese el campo de objetivos. Creo que ese es el mejor consejo que te pueden dar, porque, al fin y al cabo, en este mundo globalizado que vivimos, nunca sabes dónde se encuentra tu oportunidad”, expresa. Como fue su caso: tras estudiar el máster de acceso a la abogacía, estaba perdida. Preparó una oposición pero en el camino le salió una beca de la empresa para la que hoy trabaja. Es asesora en el departamento jurídico de la firma ovetense de seguridad de la información Start Up. “Seguí el consejo de Teresa, pensé a lo grande y me tiré a la piscina para compaginar ambas cosas”, comenta. Y su “verdadera vocación” acabó llegando.

Benjamín Gutiérrez | Alto directivo en Corteva

Benjamín Gutiérrez

Benjamín Gutiérrez

A Benjamín Gutiérrez Martín, licenciado en Administración y Dirección de Empresas, el programa Mentoring le abrió, dice, “las puertas laborales de Londres”. Según cuenta este ovetense de 34 años, su mentor, Enrique García Paz, del grupo Hotusa, le aportó “muchísimo”: “Me ayudó a orientar mi carrera profesional, a hacer un plan de desarrollo a largo plazo y me animó a crear una carrera profesional en el extranjero”. García Paz fue clave también en su despegue en el mundo laboral. “Me enseñó a relacionarme con proveedores y a cómo gestionar de forma eficiente un almacén para reducir inventarios y costes”, señala. Benjamín Gutiérrez participó en el programa en 2010. Desde entonces, ha sacado el certificado en negocios en la Universidad Metropolitana de Londres y el máster en Logística y Canal de Suministro en la de Cranfield (Inglaterra). Regresó a Asturias en 2018, tras ocho años en el extranjero, y en la actualidad trabaja para Corteva, en Carreño, como responsable comercial de la logística para Europa, Oriente Medio y África.

Natalia García | Estudiante de doctorado

Natalia García

Natalia García

La langreana Natalia García Fernández, de 25 años, recurrió al programa Mentoring en el curso 2016/17, cuando aún estaba en tercero del grado de Ingeniería Mecánica. No lo hizo, dice, pensando en buscar trabajo –ya tenía claro que cursaría un máster–, sino con la intención de recibir orientación sobre su carrera profesional. Ahí es donde entró su mentora, la física Bárbara Álvarez, que por aquel entonces trabajaba en el CERN. “Me dio herramientas para conocer qué habilidades tenía que desarrollar, me ayudó a conocer oportunidades laborales que podrían interesarme y me aportó su propia experiencia y la de otras personas de su entorno. Fue una experiencia muy enriquecedora”, explica. Tras ello, Natalia García tiene claro que “existen muchas más alternativas laborales de las que creemos y más allá de la empresa privada”. Está ahora haciendo el doctorado en el grupo Dymast, de la Universidad de Oviedo, y su tesis se centra en la monitorización y el cálculo de la fatiga de estructuras en tiempo real.

Diego de la Hoz | Directivo en Mahle

Diego de la Hoz

Diego de la Hoz

Diego Salvador de la Hoz, ovetense de 35 años y licenciado en Administración y Dirección de Empresas, hizo prácticas Erasmus a través de Compromiso Asturias XXI. “Fueron mi trampolín”, confiesa. “Tener un currículum atractivo en los últimos años de estudiante es de vital importancia. Mi experiencia internacional en firmas líderes, como Continental, Porsche, Bosch o Mahle, fue en cierto modo gracias a aquellas primeras prácticas y, obviamente, al esfuerzo que hay que ponerle. Pero sin Compromiso, no creo que hubiera sido posible”, expresa. Por eso, ahora intenta devolverles el “favor” siendo mentor en las últimas tres ediciones. “Conseguimos, gracias a que eran personas de actitud brillante, aclarar sus posibilidades en base a las preferencias y habilidades. A día de hoy, mantengo una estrecha y afectuosa relación y estoy orgulloso de ellos”. De la Hoz trabaja en Mahle, compañía dedicada a la producción de piezas de automóvil, como gerente de compras de polímeros para sus plantas y jefe de equipo en funciones.

Alejandra García | Trabaja en Telefónica

Alejandra García

Alejandra García

Alejandra García Hoyos, ovetense de 26 años, asegura que desde que empezó la carrera –estudió Derecho y Relaciones Internacionales en el Icade, de la Universidad Pontificia de Comillas– tuvo “curiosidad por la actividad de la Comisión Europea en el ámbito del Derecho de la Competencia”. “El programa Mentoring llegó en el mejor momento, cuando todavía cursaba el máster de Competencia en Londres y estaba empezando a mirar a Bruselas como próximo destino”, señala. En su caso, la iniciativa de Compromiso Asturias XXI fue “el impulso que necesitaba para adentrarme en el apasionante mundo de la Unión Europea”. “Gracias a mi mentora pude conocer de primera mano las particularidades de la burbuja europea. Además, me ayudó en los procesos de solicitud de prácticas en la Dirección de Competencia de la Comisión Europea y en despachos de abogados. Pude aprender de sus aciertos y errores, y así, logré seguir sus pasos”, manifiesta. García trabaja en el departamento de Competencia y Regulación de Telefónica.

Epifanio González | Consultor en KPMG

Epifanio González

Epifanio González

Epifanio González Suárez, ovetense de 27 años, participó en el programa Mentoring en su último curso del grado en Ingeniería Mecánica. “La experiencia –resume– fue muy buena, porque escuchar a personas con gran experiencia y una carrera laboral contrastada ayuda a la hora de tomar decisiones en esa época que no se tiene claro nada”. Su mentora fue Lucía Linares, quien le ayudó a tomar esas decisiones y a “ver diferentes opciones laborales, ya que hoy en día con un grado tecnológico, como es una ingeniería, el abanico es muy amplio”. En definitiva, el programa de asesoramiento a estudiantes que ofrece Compromiso Asturias XXI “nos da las herramientas para que podamos tomar decisiones más acertadas y bajo un mayor grado de conocimiento”. Actualmente, este joven ingeniero trabaja en KPMG dentro del departamento de I+D+i como consultor. “Gestionamos proyectos innovadores de grandes empresas que apuestan por la innovación para mejorar en su día a día y maximizar sus beneficios”, describe.

María Pérez | Ingeniera en Ericsson

María Pérez

María Pérez

María Pérez Presa tiene el programa Mentoring muy reciente. Participó en el año pasado, ya que no tenía claro, según admite, qué hacer tras finalizar el grado en Ingeniería de Telecomunicaciones. “Contar con la ayuda de un experto de mi mismo sector fue un factor clave para decidir mi futuro profesional”, confiesa. Su guía fue Isaac Quintana, ingeniero radio en Ericsson. “Desde el primer momento congeniamos muy bien y, gracias a él, empecé a estudiar el máster de Internet de las Cosas en Madrid”, indica. A través de su mentor, accedió también al proceso de selección de una beca de Ericsson, que consiguió y fue “muy enriquecedora”. “Isaac fue mi tutor de prácticas y de TFM, así que nunca dejó de ser mi mentor”, apunta. Pérez, de 23 años y natural de Foz (Lugo) aunque afincada en Gijón, acaba de entrar a trabajar como ingeniera de integración radio en la compañía de telecomunicaciones. “Soy la más joven de mi grupo; estoy aprendiendo muchas cosas”, concluye.

Llarina López | Manager en McDonald’s

Llarina López

Llarina López

La avilesina Llarina López Murias se siente “privilegiada” de haber participado en 2010 en el programa Mentoring. “No conozco a muchos compañeros que tuvieran la suerte de contar con un mentor”, afirma esta licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Oviedo y máster en Comunicación Corporativa por la Universidad San Pablo-CEU. En su caso, Paloma Díaz Fernández le aportó “una visión madura y con mucha experiencia del mundo profesional, que en aquel momento me parecía difícil de entender”. Y, sobre todo, destaca, “me dio multitud de consejos y me animó a confiar en mí misma”. Más que abrirle puertas laborales, Compromiso Asturias XXI considera que le ayudó a “enfocar mis comportamientos de una manera mucho más acorde a lo que se podía esperar de un entorno profesional”. Llarina López es manager de comunicación interna en McDonald’s y opina que “hace falta apostar por iniciativas que fomenten el desarrollo y las oportunidades de los jóvenes de la región”, como hace el colectivo de Compromiso.

Compartir el artículo

stats