Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Cofiño Vicepresidente del Principado

Juan Cofiño: “La rebaja del peaje del Huerna es insuficiente pero va en la línea adecuada de avanzar hacia su supresión”

“Sin ningún género de dudas hay que focalizar las bonificaciones en los sectores profesionales del transporte que usan la autopista de pago”

Juan Cofiño. Luisma Murias

El vicepresidente del Gobierno asturiano ve con buenos ojos los 393 millones de inversión que recogen los Presupuestos del Estado para Asturias. Juan Cofiño (Parres, 1957) admite que siempre se aspira a más dinero en el reparto estatal, pero repite varias veces que se está “en el buen camino” en asignaturas pendientes como la variante de Pajares, las cercanías ferroviarias o la rebaja del peaje del Huerna.

–¿Qué es lo mejor para Asturias de los Presupuestos estatales de 2022?

–­­Crecen el 4 por ciento respecto a este año y, sumado al 58 por ciento de aumento del anterior, significa la consolidación de incrementos en inversión productiva para Asturias superiores al 60 por ciento en lo que va de legislatura. Y quiero hacer un matiz sobre los juicios que se hacen de los Presupuestos para Asturias, porque, además de las inversiones, aquí somos beneficiarios de unas cuentas de gran contenido social. Hay muchos dispositivos sociales para la población envejecida con cobertura en los Presupuestos Generales del Estado, como las pensiones y la dependencia, de los que Asturias es beneficiaria en términos diferenciales respecto a otros territorios.

–¿Y lo peor?

–Reclamo que se haga un análisis de conjunto, no solo de la inversión, que es lícito hacerlo. En inversión hay un crecimiento que nos sitúa en la banda alta de las comunidades autónomas y si vamos a inversión por habitante también estamos por encima de la media. Todos los proyectos inversores de los que hemos hablado en los últimos meses tienen respuesta en mayor o menor medida en estos presupuestos. Todos queremos más lógicamente, pero no señalaría un aspecto negativo en concreto. Otra cosa es que todos quisiéramos ver incrementadas algunas partidas, o todas. En resumen, tenemos un gran presupuesto social con unos incrementos en la inversión sin precedentes para toda la legislatura.

Todas las administraciones deberían eliminar la cita previa obligatoria porque nos lo piden los ciudadanos

decoration

–¿Al Gobierno autonómico le parece suficiente la bonificación de 3 millones más para el peaje del Huerna?

­–Desde luego es insuficiente, con toda claridad, pero va en la línea adecuada. Tenemos que ir paulatinamente revisando el peaje para que finalmente no termine siendo un elemento discriminatorio para Asturias en su acercamiento a la Meseta. El objetivo es aumentar la subvención al peaje del Huerna hasta que se elimine definitivamente.

–¿Cómo se va a aplicar esta nueva rebaja? ¿Alcanzará a todos los usuarios o será solo para los habituales?

–Sin ningún género de dudas hay que beneficiar sobre todo al mundo del transporte y a los sectores profesionales que utilizan el Huerna y son los más dañados por el peaje. Las bonificaciones hay que focalizarlas ahí.

–¿El Principado esperaba una mayor partida para las cercanías, dado el calamitoso estado de la red, sobre todo en Feve?

­­–Las cercanías en España y en Asturias han pagado las consecuencias de haber volcado todos los recursos públicos en la alta velocidad. Por lo tanto, es necesario, lo saben el Ministerio y el ADIF, destinar dineros de los fondos europeos para las cercanías y, en definitiva, para ir a una movilidad sostenible. El caso de Feve es crítico. Es verdad que hay que invertir. Se está haciendo paulatinamente y no en la medida suficiente, pero los 92 millones para 2022 son una cantidad relevante. Va en la buena dirección.

–Surge, inevitable, la comparación con Cataluña, que recibe once veces más para sus cercanías.

–Siempre miramos de reojo comparando las cercanías, cuando se podrían comparar otras muchas cosas. Hay que relativizar. El conglomerado urbanístico del área metropolitana de Barcelona y de Cataluña en su conjunto no es comparable con el asturiano en términos absolutos. Reitero, Asturias está entre las primeras comunidades beneficiarias del Presupuesto en términos de crecimiento.

–Concluyen las obras de la variante de Pajares, con años de retraso. ¿A qué proyectos de infraestructuras debe aspirar a partir de ahora Asturias para mantener inversión estatal?

–Lo primero es la satisfacción por el remate de la Variante, una obra que cambiará Asturias. El futuro lo tenemos más o menos claro. Una Zalia y sus conexiones intermodales es un elemento vital, también hay que avanzar en la conexión con el Occidente y tenemos que solucionar algunas lagunas en la N-634 en el Oriente y la conexión por el desfiladero de la Hermida. Estos son los puntos en los que deberemos actuar en los próximos años. También es importante que, por fin, aparezcan proyectos como el vial a Jove y el enlace de Robledo entre la AS-II y la autopista “Y”.

“Que nadie lo dude: la partida de compensación por C02 es ampliable y en 2022 se agotará el límite permitido”

decoration

–¿Qué horizonte temporal manejan para la autovía Salas-La Espina, una zona castigada últimamente por episodios como el del argayón o tener que desmontar un puente?

–Hay partidas importantes en el Presupuesto para la autovía del Suroccidente. Hay que intensificar el ritmo. El Suroccidente necesita completar sus conexiones pendientes cuanto antes, sin perjuicio de reparar cuanto antes los movimientos de tierras que se están sucediendo.

–En el Noroccidente los vecinos miran más al Corredor del Navia. ¿Trabajan en alguna fórmula para que el Estado pueda arrimar el hombro en una obra para la que el Principado calcula un plazo de ejecución en torno a los diez años?

–La consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial ha explicado los planes para esa carretera, que es competencia del Principado. Con el Ministerio hay siempre plena colaboración, pero se trata de una red de competencia autonómica. Los plazos son los que son. Si consiguiéramos incorporar recursos extraordinarios de los fondos europeos, algo que no descartamos, seguramente esos plazos y esos ritmos se acortarían, que es lo que todos deseamos.

¿Por qué no se ha apurado en los Presupuestos de 2022 hasta el límite de las compensaciones a la industria por CO2 ? ¿Esperaba más el Principado?

– Tengo que establecer un matiz importante. Es una partida de 179 millones de euros, bastante relevante. Es verdad que no agota los topes, pero también es cierto que se trata de una partida ampliable y, como ha ocurrido este año, la idea de los Ministerios y del Principado es, a medida que se ejecute el Presupuesto, agotar los límites admitidos por la Unión Europea. Que nadie tenga dudas de que agotaremos las posibilidades.  

–¿Maneja ya el Principado una estimación de cuánto dinero corresponderá a Asturias de la partida de 8.000 millones que el Estado repartirá entre todas las autonomías de los fondos europeos de reconstrucción?

–Es algo que está sometido ahora a negociación. Pero, como ha sido una constante en los últimos meses, vamos a estar por encima, en ningún caso por debajo, del ratio que nos corresponde en función de los habitantes. Vamos a pelear por seguir estando por encima de ese rango.

El plan asturiano del lobo es la referencia y tenemos que defenderlo para que sea compatible con la nueva legislación de protección de la especie

decoration

–¿Y cómo va la elaboración de los Presupuestos autonómicos para el próximo año?

–Los grandes parámetros nos los ha dado la ley de los Presupuestos del Estado recientemente. Estamos cerrando internamente la confección del borrador para inmediatamente entablar las conversaciones con los grupos políticos en unas semanas.

–Este fin de semana, su partido celebra su 40,º congreso federal y la Federación Socialista Asturiana lleva enmiendas relacionadas con la reindustrialización, el hipotético papel de Hunosa como empresa pública energética o el lobo. ¿Cree que tendrán buena acogida?

–Estamos en ello, el partido será sensible y sacaremos adelante nuestra visión. Son asuntos que encuentran sensibilidad y eco en el PSOE. En el lobo hay que concertar intereses y ese concierto pasa por entender que nuestro plan dio resultados satisfactorios y los sigue dando. El plan asturiano es la referencia y tenemos que defenderlo para que sea compatible con la nueva legislación de protección.

–Su consejería está inmersa en la reforma de la Administración autonómica. ¿Cómo va la negociación con los sindicatos?

–Pues bien, es compleja, estamos negociando muchas cosas a la vez, como el trabajo telemático y la ley de empleo público. También estamos inmersos con los grupos políticos de la Junta en la ley de medidas urgentes. Estamos negociando a varias bandas. En la ley de empleo público llevamos varias sesiones, terminaremos esa parte de negociación obligada y necesaria y habrá que negociar con otros actores, pero las conversaciones van bien.

–Sostiene el PP que el retraso en las ayudas de 14,5 millones para la instalación de paneles solares supone un mal indicador de cara al reparto de los fondos europeos de reconstrucción, que será mucho más dinero. ¿Tienen algo que alegar?

–El dinero de estas ayudas se recibió en agosto, hace dos meses. Casi ninguna comunidad ha sacado todavía las convocatorias, no se trata solo del caso asturiano. Hay que elaborar las bases, mover trámites administrativos en Hacienda. Es un proceso que está a punto de culminar y estamos a mediados de octubre. Creo que es un tiempo de resolución rápido. El consejero competente (en alusión al de Industria, Enrique Fernández) nos dijo en el Consejo de Gobierno que en las próximas semanas saldrán las convocatorias. Hablamos de dos meses de tramitación, no parece un retraso excesivo.

–¿Entonces no ha habido falta de agilidad?

–Puede aparentarlo pero recibimos los fondos en agosto y antes de tener el dinero no podíamos poner en marcha el proceso administrativo. Estamos entre las comunidades que primero vamos a sacar estas ayudas. Y quiero hacer un matiz, en clave de agilidad. Si el ciudadano o una comunidad de vecinos tiene en mente poner paneles solares ya lo puede hacer, sin perjuicio de que la convocatoria aún no haya salido, porque esas ayudas serán reembolsables. Si lo tienen en mente, ya lo pueden hacer y luego acogerse a esas ayudas. Pero ya digo que van a salir en cuestión de semanas, no se retrasan mucho más.

 –La administración autonómica iniciará el lunes la atención al público presencial, sin necesidad de cita previa, por primera vez desde la pandemia. ¿Deberían tomar nota otras administraciones en una región tan envejecida y con una brecha digital constatable?

–Hay una población muy envejecida que no está familiarizada con los procesos digitales y que requiere atención presencial sí o sí. Es cierto que debemos ir hacia la digitalización y las plataformas, pero no podemos perder de vista dónde estamos. Hay una parte de la población muy envejecida y que necesita atención presencial para todos los aspectos relacionados con la administración pública. Me he empeñado personalmente en que esta resolución se publicara cuanto antes. Hemos extremado y abreviado los plazos, pero ya está en vigor y este lunes se normalizará la vida en la administración autonómica desde el punto de vista de la presencialidad de todos los trabajadores y la presencialidad y la eliminación de la cita previa de los ciudadanos. Todos deberíamos ir a esa situación porque nos lo piden todos los colectivos y los ciudadanos.

–¿Costó esa vuelta a la normalidad en las oficinas del Principado?

–Está costando. Nos hacemos rápido a los hábitos y hay tendencia a rechazar la novedad. La labor del político en impulsarlas. Y en esa labor estamos. Esta resolución es el ejemplo de ello.

Compartir el artículo

stats