Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos fallecidas y dos heridos en un triple choque en la Autovía del Cantábrico a la altura de Villaviciosa

El vehículo de las dos víctimas mortales subió sobre el guardarraíl pasada la salida de Rodiles y dio varias vueltas de campana: una de las mujeres salió despedida

12

Fallecen dos mujeres en un grave accidente múltiple en Villaviciosa.

Un brutal accidente múltiple en la Autovía del Cantábrico (A-8), a la altura del desvío de Rodiles –kilómetro 353–, en Villaviciosa, costó la vida en la noche de este domingo a dos mujeres de unos 40 y 60 años de edad, que fallecieron en el acto tras dar el vehículo que ocupaban, un Audi A-3, varias vueltas de campana y salir despedida una de ellas fuera del vehículo. En el siniestro, en el que se vieron implicados otros dos vehículos, se produjeron además otros dos heridos, un hombre de 59 años, A. H. D., trasladado con dolor cervical al Hospital de Cabueñes (Gijón) y una mujer con lesiones leves que se desplazó por sus propios medios al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El accidente se produjo poco antes de las nueve de la noche, en los carriles de la Autovía en sentido a Galicia, en un tramo ligeramente curvo. Por razones que se están investigando, el Audi se llevó por delante las balizas que separan la Autovía de la salida hacia Rodiles. El vehículo se alzó entonces sobre los guardarraíles, impactó contra una farola y volcó violentamente, deteniéndose unos 200 metros más allá. En el coche quedó atrapada una de las ocupantes del vehículo, mientras la otra salía despedida y quedaba tendida, ya muerta, sobre el asfalto. Todo indica que el vehículo iba a una velocidad considerable. Otro vehículo, un Honda, también sufrió graves daños en la parte frontal.

Así fue el accidente de Villaviciosa en el que fallecieron dos mujeres Ángel González

La magnitud del accidente obligó a la Guardia Civil de Tráfico a cerrar la Autovía en sentido a Galicia. El tráfico se desvió hacia la nacional de la costa (N-632), desde donde los vehículos podían acceder posteriormente a la Autovía. A la zona se desplazó el médico de atención primaria y la ambulancia de soporte vital básico de Villaviciosa, así como la UVI Móvil de Gijón. También el jefe de Bomberos de la Zona Oriental y hasta nueve integrantes de Bomberos del SEPA, con base en los parques de Villaviciosa, Piloña y La Morgal.

Los efectivos de Bomberos se emplearon especialmente en la excarcelación de la mujer que permanecía atrapada en el interior del Audi A-3, aunque no fue posible salvarle la vida. El personal médico solo pudo confirmar el fallecimiento de las ocupantes del Audi. Mientras esto ocurría, personal de Trasinsa buscaba más víctimas, en las medianas y los márgenes de la Autovía ante el temor de que en el coche siniestrado viajasen más personas. Finalmente confirmaron que solo las dos mujeres viajaban en el Audi.

Agentes de la Guardia Civil y bomberos, en el lugar del suceso. | Ángel González

Los cadáveres de las dos mujeres fueron trasladados por un furgón funerario al Instituto de Medicina Legal de La Corredoria, en Oviedo, donde quedaron depositados a la espera de que este lunes se les practique la autopsia. No obstante, el fallecimiento se produjo por los fuertes traumatismos sufridos durante el siniestro. La autopsia descartará si la conductora sufrió algún tipo de desvanecimiento.

Sobre la calzada quedaron numerosos restos de los vehículos implicados en el siniestro que tuvieron que ser retirados por el personal de Carreteras antes de que se reanudase el paso de vehículos hacia Gijón y Galicia, en torno a las once de la noche.

Otro de los coches envueltos en el siniestro. | Ángel González

La Guardia Civil de Tráfico ha abierto una investigación para determinar cómo se produjo este tráfico accidente de tráfico en un tramo de carretera no especialmente peligroso y cuya velocidad está controlada por radar.

Con estas dos fallecidas, son once las personas que han muerto en las carreteras asturianas desde que se inició el año, una menos que en 2020 por estas mismas fechas y seis menos respecto a 2019.

Angustiosa búsqueda en la oscuridad

El hallazgo de uno de los cadáveres lejos del vehículo en el que viajaba indujo a los bomberos a rastrear con minuciosidad la mediana de la autovía



La confusión, la oscuridad y la angustia se dieron la mano en el lugar del accidente mortal acaecido en la autopista A-8, a la altura de Villaviciosa. Los investigadores del suceso barajan que el vehículo en el que viajaban las dos mujeres fallecidas pudo salir catapultado al impactar contra el vértice que formaban dos guardarraíles situados a la derecha de la calzada: el de la salida hacia la playa de Rodiles y el que continúa en dirección a Oviedo. Según esta hipótesis, el coche pudo salir volando, impactar contra una farola, perder una de las ruedas delanteras y dar varias vueltas de campana sobre el firme hasta quedar volcado en el arcén contrario (el izquierdo).

Lo cierto es que mientras una de las fallecidas fue hallada dentro del coche y hubo de ser excarcelada por los bomberos, la otra salió despedida y fue hallada a una distancia apreciable. Esa dispersión entre ambos cadáveres sembró la inquietud entre los equipos de recate, al alimentar la sospecha de que pudiera haber algún muerto o herido más en algún lugar cercano pero no visible. Reinaba la oscuridad y la búsqueda no resultaba fácil. Por eso, los bomberos llevaron a cabo una intensa tarea de rastreo de la mediana, en ambos sentidos de la calzada, por si pudiera haber alguna persona herida. Finalmente, no apareció ningún cuerpo más y el siniestro se saldó con dos mujeres muertas y dos heridos, varón de 60 años y mujer de 59, cuyas vidas no parecían correr peligro.

Compartir el artículo

stats