Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sespa aplaza otra vez el regreso de los pacientes evacuados del Hospital del Oriente

Los afectados critican que se tomase la decisión con los enfermos ya en la ambulancia: “Fue de vergüenza” | Cortes de tren entre Gijón y Avilés

Evacuación del Hospital de Les Arriondes. PRENSA PRINCIPADO

Clara Cadenaba está indignada con lo que sucedió ayer con los pacientes trasladados el miércoles pasado desde el Hospital de Arriondas a otros centros de la región ante el riesgo de riada, entre otros su madre, alojada ahora en el Valle del Nalón. “A los que venían de Arriondas les trajeron la comida más temprano para que pudieran prepararlo todo. Cuando estaba ya todo organizado y con la mayoría de los enfermos montados en las ambulancias les dijeron que tenían que volver”, relata. Su madre no llegó a subirse al vehículo, pero ella pudo ver cómo, de pronto, todos los que se habían montado “volvían los pobres en silla de ruedas”.

Las habitaciones que habían abandonado, cuenta, estaban ya limpias y preparadas para alojar a otros pacientes. “Las enfermeras tampoco daban crédito”, explica Cadenaba, que asegura que en el Hospital Valle del Nalón les están tratando “muy bien” pero que no consigue explicarse tanta improvisación: “La gestión está muy mal organizada, lo de ayer no fue normal, ya el sábado nos dijeron que nos iban a trasladar, luego que no; pero lo de ayer, con todo el mundo montado en las ambulancias, fue una vergüenza”.

A ella la avisaron por teléfono de que finalmente no volvían a Arriondas: “No nos dieron más explicaciones, simplemente nos dijeron que se canceló el traslado”. A Cadenaba no le importa tener que quedarse con su madre en el Valle del Nalón pero espera que, al menos, les avisen: “Que nos digan las cosas”. De momento, desconocen cuándo se producirá ese traslado al Hospital del Oriente.

El Sespa, por su parte, confirmó más tarde el aplazamiento del reingreso de estos pacientes “por precaución”. Fuentes del Servicio de Salud del Principado de Asturias lo justificaron con el “riesgo alto de inundaciones, según las últimas previsiones del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (Sepa)”.

Por otra parte, en cuanto a las incidencias que hubo para el tráfico ferroviario, ayer se tuvieron que suspender cuatro trenes durante la tarde entre Gijón y Avilés. Además, en la medianoche del sábado al domingo se restableció la circulación ferroviaria entre Gijón y León después de que se tuviera que cortar el sábado debido al descarrilamiento de un tren en Navadiello (Lena).

Compartir el artículo

stats