Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Sánchez: "Tenéis en el Gobierno de España el mayor aliado de la agenda asturiana"

El presidente del Gobierno anuncia "la actualización en el Consejo de Ministros de este martes de las pensiones para 2022"

31

EN IMÁGENES: Así fue la visita de Pedro Sánchez a Asturias

Si José Luis Rodríguez Zapatero tenía en Rodiezmo su cita anual con el socialismo asturiano y, sobre todo, con el sindicato minero SOMA-UGT, Pedro Sánchez protagonizó este sábado su tercer acto en Gijón, en seis meses, para certificar su compromiso con Asturias, y anunciar que este martes el Consejo de Ministros aprobará “la actualización de las pensiones de 2022”, una medida ya prevista en los Presupuestos Generales del Estado. El presidente del Gobierno repartió elogios a los “pesos pesados” del socialismo asturiano y reprobó “el negacionismo del PP”, partido al que llegó a “implorar” que no cargue contra unos fondos europeos claves, subrayó, para la modernización y transformación de la industria asturiana, en un acto que tuvo como escenario el recinto Luis Adaro de la Feria de Muestras. En su exterior, ganaderos y trabajadores de la antigua Alcoa se quedaron con las ganas de trasladar sus reivindicaciones de manera directa a Pedro Sánchez. 

El guion presidencial en Gijón tenía el anuncio de la subida de las pensiones subrayado en rojo, en una comunidad autónoma con más de trescientos mil jubilados. Por si había alguna duda, la vicesecretaria general del PSOE, la asturiana Adriana Lastra, esta vez en labores de “telonera”, aprovechó para colar “un encargo” de su madre, en esa misma clave. “Me llamó el viernes un poco asustada para decirme: ‘Hija, creo que hay un error porque ingresaron en la libreta del banco 166 euros de la pensión’. Le dije: ‘Mamá, no hay ningún error, es que este Gobierno cumple”, contó. 

Un momento del acto. Marcos León

Sánchez tiró de “chuleta”, como él mismo reconoció, para explicar, lo más didáctico posible, el empeño de su Ejecutivo por subir las pensiones. Una medida, recalcó, de “justicia y dignidad con nuestros mayores” y posible, según abundó Adriana Lastra, “gracias a la reforma de las pensiones impulsada por el PSOE, frente al negacionismo del PP”. El Presidente aseguró que “cuando acabe el actual mandato, la pensión mínima habrá pasado de 637 euros a 720 euros; la pensión media de viudedad de 649 euros a 711 y la pensión media de jubilación de 1.071 euros a 1.182”. Unas cuantías que, según detalló el propio Sánchez, supondrán entre 87 y 111 euros más al mes de lo previsto en “la contrarreforma de las pensiones del PP”. Pedro Sánchez no traía en el zurrón de esta nueva visita el esperado anuncio de cuándo se abrirá la variante de Pajares, cuándo se rebajará el peaje del Huerna o cuándo tomarán velocidad de crucero las obras de la autovía del Suroccidente, pero lanzó un compromiso, a revisar cuando llegue su reválida, en las elecciones generales de 2023, del que puso por testigo al presidente del Principado, que seguía atentamente el discurso en primera fila: “Adrián, en lo que respecta a la agenda asturiana, no tienes mayor aliado que el Gobierno de España para desplegarla en los próximos años”, aseguró Sánchez, quien recurrió a la cifra de inversión prevista en los Presupuestos Generales del Estado para este ejercicio, 396 millones de euros, como aval de sus palabras. El Presidente recordó que la inversión presupuestada en Asturias “es de 382 euros por habitante, muy por encima de la media española”. Y comparó las cifras de inversión de su mandato con las del anterior gobierno del PP: “Cuando acabe esta legislatura, en 2023, los recursos destinados a Asturias serán un 25,5 por ciento más que con Rajoy como presidente”, aseguró Sánchez. 

El caballo de batalla en que se ha convertido la gestión de los fondos europeos, por las denuncias del PP y de su líder, Pablo Casado, también tuvo su correspondiente alusión en el discurso que Sánchez ofreció este sábado en Gijón donde, como en las dos visitas anteriores, no hubo opción a preguntas de periodistas ni “canutazo” a los medios de comunicación. “Los que pusieron en duda los objetivos de vacunación, hoy ponen en duda los fondos europeos. Ya tenemos las espaldas muy anchas. Pueden criticar al Gobierno, me critican todos los días; ahora bien, lo único que les pido, incluso les imploro, es que no pongan en cuestión los fondos europeos porque van a permitir que España siga creciendo y generando empleo”, planteó Pedro Sánchez, quien exigió al primer partido de la oposición “altura de miras, sentido de Estado y compromiso con España” porque “bloquear los fondos europeos no es bloquear al Gobierno, sino bloquear la creación de empleo”. Y defendió que esos recursos tienen capital importancia para el cambio de modelo productivo y la modernización empresarial “en España y en Asturias”, de la que puso como ejemplo a la ingeniería TSK, que visitó este sábado, y “recibirá estos fondos para ciberseguridad y almacenamiento de energías renovables”. 

EN IMÁGENES: Así fue la visita de Pedro Sánchez a Asturias Marcos León

“Estamos ante la oportunidad de modernizar y apostar por nuevas actividades que generen empleos a los que podrán dedicarse muchos jóvenes que ahora encuentran en paro”, manifestó el presidente del Gobierno. Pedro Sánchez defendió la reforma laboral, que ha de validar aún el Congreso, como un “logro del diálogo con la patronal y los sindicatos que, seguramente, no es lo que harían en solitario el PSOE, los socios de gobierno, los sindicatos o los empresarios”. Y señaló entre las lecciones que sigue dejando la pandemia del coronavirus, “la de aprender que habrá que reforzar la Atención Primaria de nuestro sistema de salud”. Fue muy aplaudido por los dirigentes y afiliados presentes en un acto de formato reducido por imperativo de la pandemia, cuando aseguró que “si se cerrasen las fronteras, España tendría ahora capacidad de fabricar sus propias vacunas” contra el covid.  

Sánchez habló en Gijón de la necesidad de estar preparados como país “para un cambio de época más que para una época de cambios porque el mundo está cambiando muy rápido” y, en otro dardo al PP, nada exento de una cierta condescendencia “made in Moncloa”, hizo mención “a la paciencia que hay que tener con la derecha, que lleva fatal perder elecciones y estar en la oposición”. El Presidente del Gobierno también hizo hueco en su intervención a elogios tanto a Adriana Lastra, “por el gran trabajo que siempre haces”, como a Adrián Barbón, por la “responsabilidad” mostrada en las Conferencias de Presidentes durante la gestión de la pandemia, y a la exministra, María Luisa Carcedo, por su trabajo “para sacar adelante el Ingreso Mínimo Vital”.  

Antes de Pedro Sánchez, había tomado la palabra el presidente del Principado y secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA), Adrián Barbón, quien, además de referirse “a la agenda asturiana, que está ahí, con el proyecto de reindustrialización, en el que es fundamental el trabajo compartido con el Gobierno de España”, cargó también contra la dirección de la antigua Alcoa, a la que puso como ejemplo de “empresa pirata cuyos responsables y directivos maltratan a sus trabajadores”. Barbón hizo hincapié en la necesidad de la nueva conexión ferroviaria de Asturias con el centro del país, así como de la relevancia de sacar adelante las obras de la A-63 para el Suroccidente, “paralizadas hace 10 años y entonces no estaba Pedro Sánchez al frente del Gobierno”. El presidente asturiano destacó la gestión hecha en Asturias en los momentos más duros de la pandemia, con puya incluida a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), aunque sin nombrarla: “Aquí no se dejó a ninguna persona abandonada a su suerte frente a otros, que no trasladaron a sus mayores a los hospitales, provocando miles de muertos”.  Barbón llamó la atención sobre el hecho de que los gobiernos de coalición de la derecha, formados tras las autonómicas de 2019, “han volado todos por los aires, menos uno al que le queda poco, mientras que los gobiernos autonómicos de coalición en los que está el PSOE continúan todos”, algo que, dijo, demuestra la “estabilidad” de la gestión socialista. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, apuntó el foco más crítico de su discurso hacia Pablo Casado y el PP. “No tienen ni idea de lo que hablan, que dejen de hacer el ridículo”, en alusión a sus acusaciones sobre la gestión que el Gobierno central hace de los fondos europeos. Lastra se mostró convencida, “sin ninguna duda, de que va a ganar Tudanca” en las elecciones autonómicas de Castilla y León, y vaticinó que “el Congreso FSA se celebrará en cuanto pase el pico de esta sexta ola”. 

EN IMÁGENES: Así fue la visita de Pedro Sánchez a Asturias Marcos León

La vicesecretaria general del PSOE señaló como un logro del Gobierno de Sánchez que “82.000 asturianos no perdieron su empleo gracias a los ERTE, 22.000 se han beneficiado de la subida del salario mínimo interprofesional y 21.000 del Ingreso Mínimo Vital (...) mientras enfrente tenemos una oposición que dice no a todo”. Un mensaje en el que abundaría Barbón: “Dicen que los ERTE ya existían, ¿pero cuándo se usaron? Este gobierno ha evitado miles de despidos en Asturias y millones en España”, defendió el presidente del Principado, que comparó esta cobertura “con la situación triste, que me tocó vivir como alcalde, en la anterior crisis, cuando venían al Ayuntamiento vecinos que se habían quedado sin recursos”. La alcaldesa de Gijón, Ana González, fue la encargada como anfitriona de abrir el acto, en el que afirmó que “los gobiernos socialistas cumplen en los ayuntamientos, en el de España y en el del Principado, porque somos un partido centrado en las personas y el progreso”. 

El acceso al acto tuvo medidas de seguridad anti covid como toma de temperatura, limpieza de manos y mascarilla gratuita para renovarla antes de entrar al recinto, y se contó con la asistencia de varios miembros del Gobierno autonómico como el vicepresidente Juan Cofiño, y los consejeros Pablo Fernández (Salud), Melania Álvarez (Derechos Sociales), Borja Sánchez (Ciencia), Rita Camblor (Presidencia) y Alejandro Calvo (Medio Rural y Cohesión Territorial). También estaban otros cargos, como la portavoz socialista en la Junta, Dolores Carcedo, el secretario general de la agrupación de Gijón, Iván Fernández Ardura, y la exalcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso. Barbón aprovechó su turno para recordar la figura del excalcalde gijonés y expresidente autonómico Vicente Álvarez Areces.

Compartir el artículo

stats