Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre de una planta de covid en el HUCA inicia la desescalada de la sexta ola pandémica

La mortalidad por coronavirus asciende hasta el nivel de principios de 2021: “La mayoría de los fallecidos en los dos últimos meses estaban sin vacunar”, subraya el consejero de Salud

Una de las plantas covid del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). IRMA COLLIN

Los hospitales asturianos han iniciado la desescalada en su despliegue para combatir el covid-19. Sin embargo, al mismo tiempo, la región vive la peor racha de muertos desde la segunda ola, a principios de 2021, con 78 fallecimientos en los últimos catorce días atribuidos al coronavirus. De ellos, 16 tuvieron lugar anteayer, martes, la cifra más elevada desde el 28 de enero del año pasado.

Terminan las restricciones

Hoy, jueves, será el último día de vigencia en la región del “pasaporte covid” y del cierre del ocio nocturno. No obstante, a partir de mañana, la hostelería tendrá que seguir cumpliendo algunos requisitos, como cerrar no más tarde de la una de la madrugada. Y en discotecas, salas de baile, locales de ocio nocturno y bares de copas deberán cumplirse, entre otras condiciones, las de no consumir en barra en el interior y usar de manera permanente la mascarilla en la pista de baile.

Cambio de fase

El Consejo de Gobierno del Principado aprobará mañana, viernes, los términos en los que la región “pasará a la siguiente fase, adecuándonos a las necesidades de la situación epidemiológica”, señaló ayer el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz.

Cuarto día de bajada de la incidencia

Asturias registró el martes 2.230 nuevos casos de coronavirus. De este modo, la región vivió el martes el cuarto día consecutivo de descenso de la incidencia a dos semanas de esta sexta ola, que quedó establecida en 3.781 casos por cada 100.000 habitantes, después de llegar rebasar por muy poco los 4.000 el pasado viernes. La incidencia del conjunto de España es inferior: 3.194 por 100.000.

La ocupación de las UCI tocó techo el pasado día 9, y desciende desde entonces

decoration

Mayoría de muertos sin vacunar

En el Principado fallecieron el martes 16 infectados por covid: cuatro mujeres de 78, 93, 94 y 96 años, y doce hombres de 42, 64, 70, 71, 76, 84, 86, 89, 90, 93, 96 y 96. “La mayoría de los fallecidos [por covid] en los dos últimos meses estaban sin vacunar”, subrayó ayer el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz. En los últimos días, coincidiendo con un ligero descenso en los casos, en Asturias han aumentado sensiblemente los fallecimientos a causa del virus: “Han muerto personas mayores y frágiles y también pacientes jóvenes con inmunodepresión o enfermedades concomitantes, y no vacunados”, indicó el titular de Salud.

Estabilidad en los hospitales

Pablo Fernández Muñiz corroboró que las cifras de hospitalización por covid presentan “cierta estabilización” y que la incidencia del virus evoluciona a la baja, mientras la campaña de vacunación continúa “alcanzando los objetivos marcados”.

El HUCA cierra una planta covid

La desescalada comenzó ayer por el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que cerró una de las plantas dedicadas a enfermos de coronavirus. “La expectativa, o al menos la esperanza, es que ya hayamos tocado techo en hospitalizaciones”, explicó a este periódico el director del área de Medicina Interna del HUCA, Álvaro González Franco. El próximo desafío se centrará en recuperar el ritmo habitual de actividad quirúrgica, que está restringido desde finales del pasado noviembre.

Loading...

Serenidad en las plantas

Los hospitales de la región amanecieron ayer con 440 enfermos de covid ingresados: 395 en planta y 45 en unidades de cuidados intensivos (UCI). La cifra de pacientes en planta parece haber alcanzado el tope en unos plazos bastante aproximados a los previstos por los gestores y sanitarios. Como consecuencia, aun tratándose de un volumen de enfermos apreciable, puede decirse que ya no suscita excesiva preocupación.

Las UCI no llegan a lo previsto

Más llamativa, pero en positivo, resulta la evolución a la baja de los enfermos ingresados en las UCI de los hospitales de Asturias. Los 45 contabilizados ayer constituyen el dato más bajo desde el pasado 30 de diciembre. La mayoría de los expertos pronosticaban que la ocupación de las unidades de críticos continuaría aumentando hasta finales de este mes de enero. La realidad ha sido que tocó techo el pasado día 9, con 60 enfermos, y que a partir de ese momento empezó a descender de manera paulatina.

Compartir el artículo

stats