Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gripe se extiende en Asturias, el covid no baja y los síntomas confunden a los médicos

Los procesos gripales llegan a Urgencias pero apenas ocasionan ingresos en los hospitales | Los casos diarios de coronavirus siguen por encima de 400

Realización de una prueba PCR. EP

A las puertas de la primavera, los casos de covid han dejado de descender y, entre tanto, los de gripe no cesan de llegar a los centros de salud de la región. La confusión que generan estos cuadros es notable y, a menudo, solo es posible distinguirlos mediante un test diagnóstico. “Los síntomas de esta gripe son muy similares a los que produce el covid con la variante ómicron”, explicó ayer a este periódico Carmen Martín, médica de familia del centro de salud del Cristo (Oviedo). La norma general de las gripes habla de procesos sin mayores complicaciones pero que suponen para los afectados entre tres y cuatro días de baja laboral.

Tras varias semanas de presencia en los centros de salud, los procesos gripales están empezando a llegar en número creciente a los servicios de Urgencias de los hospitales. Es lo que están comprobando, por ejemplo, los sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA, Oviedo) y del Hospital de Cabueñes (Gijón). Sin embargo, hasta el momento apenas se han registrado ingresos hospitalarios originados por el virus gripal.

“Los cuadros respiratorios que estamos viendo no es que asusten, pero exigen prudencia”, indica Pablo Pérez Solís, facultativo del centro de salud de Laviada (Gijón). Los médicos consultados coinciden en la semejanza de los signos externos de la mayor parte de las patologías que se les presentan en las consultas. “El manejo de las gripes debe ser similar al del covid: tenemos que aconsejar al paciente que se aísle, que no vaya a trabajar, que limite los contactos sociales y que use mascarilla”, puntualiza el doctor Pérez Solís, quien considera periclitada aquella época en la que “estaba bien visto ir a trabajar con síntomas de gripe”.

La curva de la sexta ola del covid-19 ha dejado de descender en Asturias, al igual que en el resto de España. Estos pasados martes y miércoles, el Principado ha seguido estando por encima de 400 casos diarios. La duda de los expertos estriba en si nos hallamos ante una “meseta” de la sexta ola o en el inicio de la séptima. En todo caso, la dinámica global ha sido la esperada: la progresiva retirada del coronavirus pandémico ha sido acompañada de la llegada del virus de la gripe, ausente durante los dos años de proliferación del virus causante del covid-19. Los análisis llevados a cabo ponen de relieve que la mayor parte de los casos son de gripe A (H3N2).

La tónica más habitual la explica Laura López, médica de familia del centro de salud de Piedras Blancas (Castrillón): “Suelen ser síntomas leves, aunque incapacitantes: fiebre, dolor de cabeza, mialgias, malestar general... En definitiva, lo que viene siendo gripazo al uso”. Y añade la facultativa: “Los pacientes suelen tener que coger baja laboral de tres o cuatro días”. A la espera de estudios más profundos, la impresión de algunos facultativos es que –al contrario de lo que era habitual en inviernos precedentes– en esta ocasión hay menos personas mayores afectadas por la gripe, lo que seguramente obedece a la persistencia de medidas preventivas y a una menor interacción social entre el colectivo más vulnerable ante los virus respiratorios.

Loading...

Compartir el artículo

stats