Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José A. Vidal, nuevo líder del Sindicato Médico (SIMPA): “Los afiliados han valorado el trabajo y la transparencia”

El neurólogo gijonés sumó 493 votos, frente a los 427 de la médica de urgencias Rocío Fernández

José Antonio Vidal Sánchez. | Irma Collín

El neurólogo José Antonio Vidal Sánchez (Gijón, 1966) se convirtió en la madrugada de ayer, miércoles, en el nuevo secretario general del Sindicato Médico de Asturias (SIMPA) tras una votación muy igualada. Su candidatura obtuvo 493 votos frente a los 427 cosechados por la médica de Urgencias Rocío Isabel Fernández Rodríguez. Además, se contabilizaron 32 votos nulos y 3 en blanco. Los 955 sufragios emitidos representan un 52,4 por ciento de los 1.821 afiliados que tiene censados la influyente organización de facultativos. Este nivel de participación es más elevado de lo esperado por la mayoría de los dirigentes e integrantes del sindicato.

“Las dos opciones planteaban reivindicaciones similares, y las diferencias de estilo que han valorado los afiliados son trabajo duro, esfuerzo, transparencia, unión y cambio ilusionante”, declaró ayer a LA NUEVA ESPAÑA el doctor Vidal, quien tiene plaza en el Hospital Universitario San Agustín, de Avilés, aunque lleva varios años liberado y dedicado de manera exclusiva a labores sindicales. A juicio del nuevo secretario general del SIMPA, una participación superior al 50 por ciento en las elecciones “demuestra el interés del afiliado en los mecanismos de democracia interna”. José Antonio Vidal agregó que “los facultativos se movilizan por aquellas cuestiones que les preocupan de forma masiva, lo cual debería ser aviso para navegantes”.

Las votaciones tuvieron lugar anteayer, martes, pero el recuento concluyó sobre las 3.15 horas de la madrugada de ayer, miércoles. Por el medio hubo que procesar los aproximadamente 550 votos emitidos por correo, mediante un meticuloso procedimiento diseñado por Domingo Villaamil, uno de los abogados del SIMPA. Han sido las primeras elecciones que vive el SIMPA en sus cuatro décadas de historia. Hasta la fecha, todas las renovaciones en el cuadro de gobierno de la organización, que tienen lugar cada cuatro años, se habían resuelto con una lista de consenso.

La nueva directiva del SIMPA queda configurada del siguiente modo: José Antonio Vidal, secretario general (cargo que conlleva el poder ejecutivo de la organización y en el que sustituye a Antonio Matador); Sonia Goyanes, presidenta; Begoña Paredes, vicepresidenta (el que ya era su cargo anterior); y Armando Paredes, tesorero.

En una entrevista reciente con LA NUEVA ESPAÑA, al ser preguntado por sus objetivos fundamentales para los próximos cuatro años, en caso de salir elegido, la respuesta del doctor Vidal fue la siguiente: “Hacer grande al SIMPA. Mejorar las condiciones laborales, económicas y sociales de los facultativos, solo posible a través de la unión. Hacerlo participativo: tenemos que ser un sindicato abierto y transparente. Hay que mejorar la relación con, desde y hacia los afiliados; la distancia entre los que dirigen y los afiliados genera desafección. Hacerlo fuerte: trabajo duro, conocimiento y negociación constante, que generen respeto, y valentía”.

Compartir el artículo

stats