Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos de primaria de Asturias se ven saturados: "Tenemos agendas de 50 pacientes diarios"

El Sespa esgrime un estudio según el cual España tiene 87 médicos de familia por cada 100.000 habitantes, y Asturias alcanza los 101

Fachada del ambulatorio de La Lila (Oviedo). | Fernando Rodríguez

En pleno mes de agosto, en algunos centros de salud de Asturias se respira una tensión que parece más propia de las masificaciones de la época gripal o de algunos momentos de la pandemia de covid-19. Los facultativos hablan de centros con la mitad (o casi) de sus consultas sin médico, pues a las vacantes habituales se les suman las que dejan sus compañeros que están de vacaciones y no tienen sustituto. "Mis agendas superan los 50 pacientes todos los días", subrayó ayer una facultativa de una zona turística de la región.

Tanto la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC) como el Sindicato Médico de Asturias (SIMPA) reclaman soluciones a la Consejería de Salud. Entre tanto, la Administración sanitaria habla de problemas "puntuales" y destaca que se está haciendo el máximo esfuerzo posible para dotar de facultativos la red de atención primaria: "La plantilla global oscila entre 950 y 960 médicos, pocos menos que en 2019, que es el año que se toma como referencia", señala el Principado.

Desde diversos centros de Primaria se emiten datos que los médicos consideran inaceptables. Ejemplos de ayer mismo, con facultativos como fuente de información: en el ambulatorio de la Lila (Oviedo), de doce médicos faltaban seis; en Grado, de ocho médicos de plantilla estaban cuatro; en Piedras Blancas (Castrillón), estos días hay cinco o seis profesionales de una plantilla total de nueve, con el condicionantes de la alta ocupación turística de Salinas y su entorno; en Llanes, territorio también muy concurrido, estos días estaban tres de cinco, y ayer cuatro de cinco, con el añadido de que falta el único médico del consultorio de Pendueles...

«No tenemos ni un segundo para los crónicos; no he visto glucemias más desastrosas que las de este año», lamenta un médico

decoration

"¿Hasta dónde podremos seguir aguantando? Si esto sale adelante es a costa de nuestra salud", señala un facultativo. En teoría, las vacaciones de los médicos se cubren con personal eventual. En la práctica, "así es muy difícil dar una atención de calidad", precisa la misma fuente. Y expone un motivo de desazón: "No tenemos ni un segundo para poner a punto a los enfermos crónicos. No he visto glucemias más desastrosas que las de este año. En toda mi trayectoria no he puesto tantas insulinas como ahora".

A juicio de Rubén Villa, presidente de SAMFYC, "todo esto que estamos viendo choca con la propaganda de la Consejería de Salud, que vende que este año hay 1.200 contratos más que el año pasado y que dijo al principio del verano que no se cerraría ningún punto de atención". El doctor Villa añade que "la realidad es terca: la plantilla actual no llega para cubrir toda la oferta del Sespa".

El presidente de Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria puntualiza que "concentrar puntos de atención continuada es una buena decisión, pero no se debe trasladar a la población la idea de que se puede mantener una actividad normal cuando la realidad te desnuda a diario".

La semana pasada, indica Rubén Villa, "toda la atención continuada de Oviedo y Riosa se concentró en la La Lila y Corredoria". Según fuentes sanitarias consultadas por este periódico, en el fondo de esta situación del área sanitaria de Oviedo había un conflicto con 18 médicos eventuales jóvenes que se sublevaron por las condiciones de su trabajo. El Servicio de Salud del Principado (Sespa) los ha aplacado comprometiéndose a ofertarles en septiembre un paquete de plazas vacantes en régimen de interinos. "Fue una incidencia puntual", apostillaron fuentes de la Administración.

Desde el Sindicato Médico de Asturias (SIMPA), su secretario general, José Antonio Vidal, hace hincapié en una necesidad prioritaria: "un estudio y una adecuación de las cargas de trabajo para evitar desequilibrios asistenciales, masificaciones ineficientes y desafección profesional hacia la atención primaria". Según el doctor Vidal, "el único medicamento que reduce un 30 por ciento la mortalidad poblacional es el médico de atención primaria; hay que cuidarlo".

Los datos del SIMPA hablan de "una cobertura insuficiente, sustancialmente menor que la de años anteriores", en el área sanitaria VI (oriente de Asturias, con cabecera en Arriondas). El Sespa señala que en el área de Gijón hay unos 20 médicos más que en 2019, y que a esos profesionales se recurre para cubrir las necesidades de la comarca oriental: "Es el único lugar en el que se hacen traslados forzosos".

Salud destaca su apuesta por fidelizar a los facultativos que se especializan en Asturias


La Consejería de Salud explicó ayer a LA NUEVA ESPAÑA que, en los últimos tiempos, ha adoptado varias medidas encaminadas a "fidelizar a los médicos y médicas de familia", con el objetivo de ir mitigando de manera paulatina la escasez de profesionales.

Una de las estrategias consiste en "garantizar un compromiso de contratos de continuidad de entre uno y tres años a todo el personal eventual ya contratado". En esta línea, "se trabaja para mantener en nuestra comunidad a todos los médicos y enfermeras que van a terminar la especialidad en los próximos cuatro años y para estabilizar a los profesionales eventuales en los equipos de atención primaria".

A la hora de analizar las necesidades de personal del sistema sanitario público, el Servicio de Salud del Principado (Sespa) acude al último informe "Oferta-Necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035 del Ministerio de Sanidad". Según este documento, España tiene 87,4 médicos de familia y comunitaria por cada 100.000 habitantes. En Asturias, "esta ratio se eleva a 101,4 por cada 100.000".

Por otro lado, la Consejería de Salud argumenta que se ha realizado "una organización de las agendas de medicina y de enfermería en todas las áreas sanitarias, estructuradas y flexibles, con actos normalizados para mantener la atención telefónica y presencial, tanto en consulta como en domicilio, que aseguran la atención a las necesidades de salud de la población asignada".

Asimismo, el Sespa "ha avanzado en los sistemas de citación a través de las unidades administrativas de los centros de salud". A su vez, como respuesta a las protestas de los médicos por la sobrecarga de tareas burocráticas, "se ha procedido a la ordenación de actividades clínico-administrativas en atención primaria orientada a la reducción a los profesionales sanitarios de la actividad administrativa evitable o innecesaria, elaborando el documento de medidas de desburocratización que se encuentra implantado en todas la áreas sanitarias y en el que se continua trabajando".

El Sespa también está avanzando "en sistemas de información para profesionales mediante el desarrollo de herramientas para facilitar la comunicación telemática (telemedicina, videoconsultas), y para ello se está proporcionando los medios tecnológicos necesarios en cada centro de salud que permiten una mayor capacidad de comunicación y resolutiva entre la atención primaria y la hospitalaria".

Compartir el artículo

stats