Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los funcionarios de la cárcel de Asturias salvan a un recluso que se atragantó

El incidente, ocurrido en el módulo 9 de la prisión, se produjo durante la cena del viernes

La cárcel de Asturias. | LNE

Los funcionarios de la prisión de Asturias salvaron este viernes a un recluso que se atragantó mientras estaba cenando. Los hechos ocurrieron en el módulo 9 de la cárcel asturiana. Rápidamente, los funcionarios presentes en el comedor, al percatarse de que el recluso no podía respirar al haberle entrado comida en el aparato respiratorio, le practicaron la maniobra de Heimlich, consistente en agarrar a la persona que se está ahogando por atrás, colocarle un puño entre el ombligo y la parrilla costal y empujar hacia arriba, hacia el centro del estómago. De esta forma los funcionarios lograron que el hombre expulsase la comida fuera de los pulmones y que volviese a respirar con normalidad, según indica en su cuenta de Twitter el sindicato "Tu abandono me puede matar" (TAMPM).

La situación de la prisión está mejorando en los últimos tiempos, sin que se hayan registrado incidentes graves ni agresiones en las últimas semanas. Este verano está resultando mucho menos conflictivo. A la prisión se han incorporado un total de 59 funcionarios en prácticas, con lo que la presión que vivían los funcionarios más veteranos se ha suavizado.

Cambios

En la cárcel ha abierto un módulo más y la clasificación interior ha mejorado, según indica "Tu abandono me puede matar". También ha habido cambios en la cúpula directiva, con la dimisión de un subdirector y el cambio de otros dos a otros puestos.

En la prisión se están realizando algunos cambios. El módulo 9 ya no es de los de respeto. Ahora en la prisión solo el módulo 4 está autoorganizado. Lo que era la UTE-2 ahora es el módulo de destinos. Los módulos 7 y 8 siguen cerrados, pero se está barajando reabrirlos, según indican los funcionarios.

Compartir el artículo

stats