Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las recomendaciones de los médicos asturianos ante una posible octava ola de covid: ante síntomas respiratorios, usar mascarilla

Álvaro G. Franco (HUCA): "Es esperable que haya más gripes que en los dos años anteriores"

Una mujer con mascarilla en la estación de autobuses de Oviedo. IRMA COLLIN

Ante la llegada del otoño, los expertos asturianos subrayan dos recomendaciones frente a las infecciones respiratorias: vacunarse del covid-19 y de la gripe, y utilizar mascarilla si se advierten síntomas víricos. ¿Habrá una nueva oleada de coronavirus? Ahora mismo no se vislumbran señales de nuevas variantes del patógeno SARS-CoV-2, pero nada garantiza que no pueda llegar un nueva onda epidémica.

¿Cómo será este otoño desde el punto de vista epidemiológico?

Álvaro González Franco, director del área de Medicina Interna del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), explica que la situación actual de la pandemia de covid-19 es "de mínimo impacto en hospitalizaciones, resultado de una escasa prevalencia del virus en la calle". La mayor parte de las personas que permanecen ingresadas "siguen siendo personas inmunodeprimidas o muy pluripatológicas, con descompensación de sus patologías, con escasos casos de neumonía".

Más gripe que en los dos inviernos precedentes.

Respecto a la gripe, el doctor González Franco señala que, atendiendo a lo visto en Australia, "sería esperable una mayor tasa de episodios de gripe que en los dos años previos [de pandemia], con cifras similares a las del 2019, aunque con menos hospitalizaciones". No obstante, añade el jefe de Medicina Interna del HUCA, "van a influir varios factores importantes". El primero, cómo evolucionará la pandemia de covid: "No se puede descartar algún nuevo pico de infecciones". Segundo, la respuesta de la población al planteamiento de doble vacunación gripe-covid: "Es absolutamente esencial para reducir el impacto en hospitalizaciones, sobre todo en los pacientes con enfermedades crónicas". Tercero, la actitud cuando la población comience a presentar síntomas. "Si la respuesta a la vacunación es elevada, y asumimos que si tenemos signos respiratorios debemos extremar precauciones, reduciendo los contactos sociales y usando la mascarilla cuando estemos con otras personas, deberíamos de tener una situación razonablemente controlada", enfatiza Álvaro González Franco.

Riesgo de una octava ola de covid.

Daniel López Acuña, médico epidemiólogo y ex alto cargo directivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afincado en Asturias, advierte: "Debemos ser muy cautelosos con la temporada de otoño e invierno. El escenario más probable es que tengamos un repunte del covid que se convierta en una octava ola, y que esto se potencie con una presencia mas virulenta de la gripe estacional, como ya hemos visto en países del hemisferio sur como Australia". De ahí la importancia, agrega el doctor López Acuña, de "no retirar la obligatoriedad del uso de la mascarilla en los transportes públicos y establecimientos sanitarios e incluso de restablecer su obligatoriedad en interiores mal ventilados si se empieza a producir un repunte de contagios y una incidencia más elevada".

Regreso de los virus respiratorios clásicos.

Según Pedro Arcos, profesor de la Universidad de Oviedo especializado en medicina preventiva y epidemiología de emergencias y desastres, "pensamos que se recuperará la aparición de las tradicionales temporadas de virus respiratorios, pero no sabemos ni con qué intensidad ni con qué duración lo harán". Ante esta incertidumbre, "es importante alcanzar una alta cobertura vacunal de gripe para prevenir el mayor número posible de casos". En cuanto a la posible evolución de la pandemia de covid, el profesor Arcos indica: "Antes de la variante ómicron, las mutaciones y sus efectos eran imprevisibles y muy graves. Después de ómicron, los cambios en sus subvariantes son menores y sus efectos muy leves en términos de patogenicidad y virulencia. Así que, si juntas un nivel de inmunidad poblacional alta a unos cambios virales menos relevantes, eso abre una perspectiva favorable". Esta perspectiva "solo cambiaría sustancialmente si apareciese una variante completamente distinta de la ómicron", apostilla el epidemiólogo asturiano.

Compartir el artículo

stats