Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniel González, el joven "prudente y tranquilo" que perdió la vida en el choque frontal de Villaviciosa: "No sabemos qué pudo pasar"

Originario de Arroes y vecino de Rozaes desde hace meses, pasó años en Gijón y no hacía mucho que se había sacado el permiso de conducir, aunque tenía larga experiencia con vehículos sin carné

Los bomberos proceden a la evacuación del fallecido de su coche siniestrado. | SEPA

Un fatal choque frontal entre dos vehículos en Villaviciosa acabó ayer a primera hora de la mañana con la vida de Daniel González Canal, joven de 34 años criado en San Miguel de Arroes que también había residido en Gijón y ahora lo hacía en Rozaes. El accidente se produjo después de que colisionase con su coche contra una furgoneta en la carretera AS-380, que une Villaviciosa y La Secada (Siero), en el punto kilométrico 19, cerca de la capital maliayesa, en la parroquia de Amandi.

Quienes conocían a Daniel González no asimilaban ayer la noticia. "Era muy prudente, una persona de lo mejor que puede haber. Siempre se portó muy bien. Estoy sorprendido", señalaba un allegado. El siniestro se produjo a primera hora de la mañana y los servicios de emergencia recibieron el aviso a las 7.04 horas. En la llamada indicaban que dos vehículos habían colisionado frontalmente y había personas atrapadas en ambos. Hasta el lugar se trasladaron bomberos del parque de Villaviciosa y del parque de Piloña, así como servicios sanitarios en ambulancia y la Guardia Civil de Tráfico.

Los conductores de ambos vehículos tuvieron que ser excarcelados. En primer lugar, los bomberos evacuaron al hombre herido de la furgoneta tras confirmarse que Daniel González estaba ya fallecido. Cortaron la puerta delantera y abatieron el asiento del vehículo. Tras inmovilizar al herido –vecino de Casquita (Villaviciosa) de 51 años que responde a las iniciales A. A. R.–, lo extrajeron en eje vertical, con la tabla de rescate, por la puerta trasera. Fue trasladado al Hospital de Cabueñes, aunque permanecía estable y fuera de peligro.

También se había movilizado una UVI-móvil desde Gijón, cuyo servicio se anuló tras confirmar el equipo sanitario maliayés el fallecimiento del joven de San Miguel de Arroes. La Guardia Civil se hizo cargo de todos los trámites para proceder al levantamiento del cadáver y ahora investiga las causas del fatal choque entre los dos vehículos.

La pérdida de Daniel González Canal produjo un duro golpe tanto en la parroquia de Arroes, de donde era originario, como en la de Rozaes, adonde se había trasladado meses atrás para vivir con su abuela. También en Gijón, donde estuvo residiendo durante años. Sus actuales vecinos se mostraban ayer "muy afectados porque era joven y una muy buena persona".

Bomberos y sanitarios con el herido tras sacarlo de la furgoneta. | SEPA P. T. / V. A.

No se explicaban lo sucedido, al igual que quienes le conocían tanto a él como a su familia de San Miguel de Arroes. Fue alumno de la escuela del pueblo cuando era un niño. Entonces, vivían junto a un conocido bar de la zona. "Era muy buen guaje", recuerdan en la parroquia maliayesa, donde mucha gente le perdió la pista una vez se trasladó la familia a Gijón.

Sin embargo, hubo quienes mantuvieron contacto frecuente con él. "Era una persona normal, muy tranquila y muy posada. Un chaval que no se apuraba por nada. Y muy prudente", cuentan en la parroquia maliayesa. Por eso sorprendió especialmente su accidente a sus allegados. Al parecer, en la actualidad trabajaba con un horario en el que a veces tenía que madrugar muy temprano o ir de noche.

No hacía mucho que se había sacado el carné de conducir y utilizaba desde entonces el antiguo coche de su madre, un Peugeot 206 blanco. Pero cuentan quienes le conocían que sabía conducir desde antes y era "seguro y ágil" al volante, pues acumuló previamente años manejando vehículos que no precisaban licencia. "Lo que pasó nos deja sin palabras", comentaba ayer un amigo. Daniel González Canal será despedido hoy miércoles a las 18 horas en el tanatorio de Gijón-Cabueñes, y posteriormente será enterrado en el cementerio parroquial de Arroes.

Compartir el artículo

stats