Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud niega que en el ISPA haya "polémica": "Ponerlo en duda no tiene base ninguna"

El Consejero resalta el "apoyo extraordinario" del Carlos III, que hará "una inversión importantísima"

Pablo Fernández y Carolina Darias, ayer, visitando el nuevo escáner del Hospital de Jarrio.

El Consejero de Salud, Pablo Fernández, aseguró ayer que "no hay absolutamente ninguna polémica" en torno al Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA). Quiso quitar hierro así al malestar existente en los laboratorios del ISPA, con quejas de investigadores por la falta de apoyo económico a su labor y sus condiciones laborales. En su visita al hospital de Jarrio en compañía de la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, Fernández subrayó que por parte del Instituto de Salud Carlos III, la institución que en diciembre de 2021 acreditó al ISPA como centro de excelencia biosanitaria, "no obtenemos más que agradecimiento y elogios", que significan, según el titular de Salud del Gobierno del Principado, que "confían en la investigación que se hace en Asturias". De hecho, anunció, el instituto asturiano recibirá "una inversión importantísima" del Carlos III para "la adquisición de la plataforma de proteómica".

Pablo Fernández reaccionó en estos términos a la denuncia de los investigadores publicada en LA NUEVA ESPAÑA sobre que la "precariedad en el Instituto es tremenda". Los científicos –más de 900– piden a la Administración "tomarse en serio" el ISPA incrementando su financiación. El buque insignia de la investigación biosanitaria de la región se mantiene mayoritariamente con los fondos que los propios investigadores consiguen por medio de proyectos, ya que las consejerías de Salud y Ciencia aportan 1,1 millones de euros. Cantabria destina a su instituto sanitario, el de Valdecillas, el doble de dinero. De hecho, los científicos se quejan de que no hay dinero para estabilizar a nuevos investigadores, perdiendo su talento, y algunos grupos amenazan con marcharse.

Ayer, el Consejero no habló en términos económicos del ISPA y centró su respuesta pública en lo bien que se ve desde Madrid a la institución. "El Instituto Carlos III está dando un apoyo extraordinario al ISPA desde que lo acreditó hace menos de un año, porque ha comprobado que en Asturias se cumplen todos los requisitos de excelencia y eso que son muy exigentes", dijo. El Carlos III ha comprobado también, según el Consejero, que en el Instituto de Investigación Sanitaria "está bien consolidado el apoyo logístico y técnico que se le da desde la FINBA –la fundación que lo gestiona– en cuanto a todas las necesidades".

Es más, "ayer mismo (por el martes) el director de la FINBA (Faustino Blanco) me transmitió de parte del Instituto Carlos III que apoyaría la investigación en Asturias con una inversión importantísima para la adquisición de la plataforma de proteómica". Por todo ello, "poner en duda" el Instituto "no tiene base ninguna", remató el consejero de Salud, que hasta ayer no había querido manifestarse respecto a las quejas de investigadores del ISPA.

Compartir el artículo

stats