Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barbón afirma que "los partidos que crean en Asturias solo pueden aprobar el Presupuesto"

El Presidente defiende las deducciones fiscales: "Suman más de lo que algunos partidos pedían en rebajas generalizadas"

Barbón en una imagen de archivo.

El Presidente del Principado, Adrián Barbón, lanzó ayer un órdago al resto de partidos de la Junta General del Principado: "El partido que vote no a estos Presupuestos en la Junta General del Principado se va a retratar ante los asturianos; si uno cree en Asturias solo tiene un camino: aprobar las cuentas". Barbón compareció públicamente para avalar un proyecto de cuentas que, dijo, introduce las mayores bonificaciones fiscales en la historia democrática del Principado y que beneficiarían, potencialmente, al 94% de los asturianos. "Excluyo un 6%, entre los que me incluyo; porque es bueno que sea así por justicia fiscal, porque esa justicia no debe ir de bajar los impuestos a todos".

El líder socialista sacó pecho de su política de deducciones fiscales y ayudas directas, una «vía fiscal asturiana» que contrapuso a la deflactación tributaria que han emprendido otras comunidades autónomas, algunas de ellas también del PSOE. En este sentido, aseveró que su fórmula resulta más justa. No dejó pasar la oportunidad de referirse al distanciamiento que Ciudadanos ha tenido esta vez sobre las cuentas, que apoyó en anteriores ejercicios: "Ya en julio advertía que pactar las cuentas sería más difícil por veríamos un tacticismo electoral en algunos partidos; y eso ocurre en este caso en concreto", dijo refiriéndose a la formación naranja. Señaló, además que "la propuesta que hacían los diputados de Ciudadanos beneficiaba a rentas de cierto nivel; por ejemplo a los propios diputados autonómicos, o sea, a ellos mismos o a mí". En contraposición, Barbón afirmó que considera no es "justo" que "si yo tengo determinado nivel de renta se me bajen los impuestos", sino que "lo justo es que esas rebajas vayan a las rentas que lo necesitan más".

Más aún, Barbón señaló que la propuesta de rebaja fiscal de Ciudadanos suponía, en cifras absolutas, una menor cuantía que las deducciones fiscales adoptadas por el Ejecutivo: "Nuestra propuesta es mejor, con la diferencia añadida de que se dirige a trabajadores y clases medias". La ausencia de Ciudadanos en el futuro acuerdo no trastoca el planteamiento del Ejecutivo que "siempre ha dado a las cuentas un perfil social y progresista, incluso en los presupuestos que apoyó Ciudadanos". Barbón atribuyó las posiciones políticas a la proximidad electoral: "En unos meses entenderemos ese cambio", señaló.

"Nunca cerraré un consultorio"

Barbón insistió en el calificativo que el Ejecutivo autonómico ha otorgado a estas cuentas: dirigidas a la clase media y con el objetivo de combatir el reto demográfico. Ambos argumentos los sustentó en las desgravaciones fiscales y las ayudas directas, que suman entre 42 y 50 millones de euros. En este sentido, Barbón invitó a los asturianos a analizar las deducciones y solicitarlas.

Respecto a la forma de combatir la caída demográfica asturiana, Barbón no se limitó a las bonificaciones para familias o las ayudas directas por nacimiento, sino que señaló otras medidas dirigidas al medio rural, como las ayudas a autónomos, la tarifa plana para el uso del transporte público o las inversiones en carreteras en el Suroccidente. También las ayudas a la contratación o a impulsar la actividad económica en el medio rural; o la ampliación de la red de escuelas hasta tres años. "Al respecto, nunca me verán ustedes cerrar un centro de salud, porque creo que la mejor forma de combatir el despoblamiento es prestar buenos servicios", indicó Barbón.

Todas las ayudas.

Compartir el artículo

stats