Asturias no quiere volver a enfrentarse a una oleada de incendios como la de marzo: este es el aumento de inversión para intentar evitarlo

El Gobierno de Barbón, que no desea volver a enfrentarse a fuegos devastadores como el de la pasada primavera, eleva un 43% la inversión forestal, hasta la cifra récord de 12,3 millones

M. G. Salas

Inversión récord para el sector forestal el año que viene. El consejero de Medio Rural y Política Agraria, Marcelino Marcos Líndez, anunció este sábado, en la presentación en Tineo de los presupuestos de su departamento, que la gestión de los montes recibirá 12,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 43% respecto a las cuentas de este ejercicio. Es "un impulso fundamental", expresó Marcos Líndez, para "renovar infraestructuras, ayudar a prevenir incendios y mejorar las condiciones de vida" en la zona rural. Tras la oleada de fuegos de la pasada primavera –entre marzo y abril hubo 278 incendios que calcinaron 32.000 hectáreas, el equivalente a Siero y Llanera juntos–, el Principado quiere preparar a los ayuntamientos frente a las llamas y para eso les concederá 4,9 millones.

"A lo largo de toda la legislatura se dedicarán más de 19 millones a estos objetivos", destacó el Consejero, quien concretó que las indemnizaciones por los grandes incendios de principios de este año ascenderán a los 3 millones, "ampliables en función de la demanda", y se entregarán "a lo largo del primer semestre de 2024". El titular de Medio Rural estuvo acompañado por parte de su equipo en el hotel Palacio de Merás de Tineo. La elección de este concejo para presentar los presupuestos parece obvia –Marcelino Marcos Líndez fue alcalde del municipio entre 2003 y 2012 y el actual gerente del Banco de Tierras, José Ramón Feito, fue su sucesor hasta las elecciones del pasado mayo–, pero la razón va más allá. "Es una muestra de la apuesta del Gobierno de Asturias por el Suroccidente", al que su cartera destinará 25,7 millones de euros a repartir entre los cinco concejos. De ellos, 725.000 euros se utilizarán para prevenir incendios. "Hacemos un esfuerzo singular con este territorio y no ya porque este Consejero sea de aquí, sino porque este territorio lo necesita", insistió.

Por la izquierda, el director general de Gestión Forestal, Javier Vigil; el director general de Planificación Agraria, Marcos Da Rocha; el consejero de Medio Rural y Política Agraria, Marcelino Marcos Líndez;  la directora general de Agricultura, Agroindustria y Desarrollo Rural, María Begoña López; el gerente del Banco de Tierras, José Ramón Feito, y el director general de Pesca Marítima, Francisco José González, ayer, en el hotel Palacio de Merás de Tineo. | M. G. S.

Por la izquierda, el director general de Gestión Forestal, Javier Vigil; el director general de Planificación Agraria, Marcos Da Rocha; el consejero de Medio Rural y Política Agraria, Marcelino Marcos Líndez; la directora general de Agricultura, Agroindustria y Desarrollo Rural, María Begoña López; el gerente del Banco de Tierras, José Ramón Feito, y el director general de Pesca Marítima, Francisco José González, ayer, en el hotel Palacio de Merás de Tineo. | M. G. S. / M. G. SalasM. G. S. M. G. S.

El total del presupuesto de Medio Rural y Política Agraria para 2024 será de 254 millones. Más de la mitad, el 53,4%, se destinará a inversión: 136 millones. "Es un proyecto adecuado y necesario que demuestra el compromiso real, fehaciente, euro a euro, del Gobierno de Asturias con el primer sector y el medio rural", manifestó. Un sector que está en pie de guerra por los elevados costes de producción, los daños del lobo, los incendios, y más recientemente y para rematar, las enfermedades del ganado. La partida más abultada de las cuentas será para la Política Agraria Común (PAC), con 96,3 millones. Marcelino Marcos Líndez desgranó que 64,1 millones serán para pagos directos para el mantenimiento de las rentas de agricultores y ganaderos. Y el resto, 32,2 millones, se emplearán, según explicó, para apoyar la actividad agraria sostenible. En especial, "esta cantidad se destinará a la producción de zonas con limitaciones naturales, como las explotaciones de montaña, a la producción ecológica, a las explotaciones de razas autóctonas y a la protección de la biodiversidad".

Siguiendo con la ganadería, los presupuestos contemplan 19,3 millones para modernizar explotaciones, incorporar jóvenes y adoptar medidas preventivas frente a la fauna salvaje. Estas partidas, comentó el Consejero, "permitirán poner en marcha el plan ‘Incórporate al Agro’ para atraer al sector a jóvenes y también, por primera vez, a mayores de 40 años". El importe de la ayuda podrá alcanzar los 100.000 euros.

Los programas de desarrollo rural, en los que Asturias es "la comunidad que más dinero destina", se llevarán 22,6 millones de euros. Con ellos se puso en marcha el ticket rural, "una iniciativa que fue merecedora de atención de otras comunidades y la Unión Europea". La cuantía del ticket se ampliará progresivamente hasta un máximo de 50.000 euros. En este sentido, el Principado aportará como novedad 1,5 millones para promover instrumentos financieros que faciliten a agricultores y ganaderos la obtención de créditos. Por otro lado, se reserva un millón para mejorar las oficinas agrarias comarcales, con el fin de convertirlas "en una verdadera ventanilla de la administración en el territorio".

Por último, en promoción de las marcas de calidad, como Alimentos del Paraíso, se invertirán 445.000 euros, una subida del 106,98%. A Aseava (Asociación de criadores de ganado vacuno selecto de la raza Asturiana de los Valles) el Principado aportará 250.000 más que otros años para garantizar su viabilidad.

Habrá tres millones para combatir la "fiebre de las vacas", con 14 focos

El presupuesto en sanidad animal aumentará el año que viene en 7,3 millones hasta alcanzar los 12,7 totales para combatir, en buena medida, la "fiebre de las vacas". Este "importante incremento", dijo Marcelino Marcos Líndez, que "supera el doble de lo previsto este año, se afrontará con recursos propios". De la cuantía total, 7,4 millones se emplearán para la campaña anual de saneamiento y la extraordinaria de vacunación contra la enfermedad de la lengua azul. Mientras que 5,4 millones se destinarán a ayudas para paliar los efectos de las enfermedades del ganado (sacrificio de reses, gastos veterinarios, retirada de animales...) y para apoyar la continuidad de las explotaciones. En este apartado, el Consejero hizo hincapié en los 3 millones que habrá para ayudar a los ganaderos afectados por la "fiebre de las vacas" o enfermedad hemorrágica epizóotica, que lleva a la muerte a muchos animales. Según la última actualización del Ministerio, en Asturias hay catorce concejos con focos; el último, Cangas del Narcea. Marcos Líndez también destacó la aportación de un millón más a Proygrasa, lo que permitirá reducir en un 35% el precio de la retirada de animales. De media, la rebaja será de 87,50 euros.

La partida de pago de daños de fauna salvaje sube 500.000 euros

Consciente de que en materia de pago de daños causados por la fauna salvaje "hay un camino que recorrer", Marcelino Marcos Líndez anunció este sábado que su Consejería dará un paso más en la buena dirección subiendo el presupuesto en 500.000 euros. Esto sitúa la cantidad asignada a este fin en 2,5 millones. "Sabemos que hay un problema con el lobo y ya hemos dejado clara nuestra posición", manifestó el Consejero, que también abogó por una equiparación de los baremos de daños, con independencia de cuál haya sido el animal que causó el ataque. Dicho con otras palabras, "a igual daño, igual coste". En materia de pesca, el titular de Medio Rural resaltó dos partidas incluidas en las cuentas autonómicas para el próximo año 2024. La primera de ellas, de 660.000 euros, se destinará a dar continuidad a los planes de explotación del percebe, el pulpo, la angula y el ocle, que permiten hacer "una gestión más sostenible y rentable". Este importe representa un 45% más que este año. Y la segunda, de 5,5 millones, son inversiones que se harán para mejorar la actividad pesquera mediante actuaciones portuarias "como la implantación de grúas, dragados u obras en las sedes de las cofradías de pescadores".