U

Nuevo frente por las indemnizaciones por daños del lobo: ASAJA y COAG recurren la resolución del Principado

Las organizaciones piden tener en cuenta el lucro cesante, pero advierten de que la solución definitiva llegará con el control de la población

Mercedes Cruzado, líder de COAG, y Ramón Artime, presidente de ASAJA, en Oviedo, en una protesta contra la protección del lobo, en 2021.

Mercedes Cruzado, líder de COAG, y Ramón Artime, presidente de ASAJA, en Oviedo, en una protesta contra la protección del lobo, en 2021. / Irma Collín

Mariola Riera

Mariola Riera

ASAJA y COAG, dos de las principales organizaciones agrarias en Asturias, han decidido recurrir de nuevo la resolución de la Consejería de Medio Rural sobre los baremos para indemnizar los daños producidos por especies de la fauna silvestre cinegética y de protección especial a la agricultura y ganadería. El Principado aplica desde el pasado 1 de enero nuevos criterios, que suponen una subida de un 20% de los pagos por daños del lobo, equiparados así a los del oso. En total, son 2,5 millones los recogidos en los presupuestos para hacer frente a las compensaciones.

No obstante, en ASAJA y COAG no convence el criterio de Medio Rural más allá de la equiparación económica, algo que ambas habían pedido y consiguieron. Hay, explican, «otros pedimentos que no han sido aceptados y por ese motivo nos reiteraremos de nuevo en las alegaciones efectuadas, porque consideramos que son esenciales para nuestro sector».

Las reclamaciones de las organizaciones son cinco. No obstante, quieren dejar claro que la solución a los ataques del lobo al ganado vendrán de la mano de que se permitan controles poblacionales para frenar el número de ejemplares.

 Una de sus peticiones es que se incluya el lucro cesante, «porque a la vista de las indemnizaciones previstas en el baremo el valor de los daños en mucho de los casos ni siquiera se aproxima al valor de mercado del animal dañado». En cuanto a la edad de desvieje de los caballos reclaman que sea a partir de 25 años.

Advierten también ASAJA y COAG de las fluctuaciones de los precios de abonos, cereales, combustible y demás insumos (bienes de producción) en la actualidad. Por eso, respecto a los daños de la fauna salvaje en los cultivos creen que «se hace necesario un baremo que contemple el cálculo de los costes de producción de cada cultivo que tendrían que ser debidamente cubiertos por los citados baremos de daños». Además, piden un criterio común para los cultivos de pradera, ya que solo se valora la parte dañada sin tener en cuenta la pérdida de producción del resto de la parcela. «La mayoría de las ocasiones el estado en que quedan las praderas tras el paso de la fauna salvaje obliga a levantar la totalidad del cultivo y volver a plantarlo de nuevo», explican. «Los daños que causa el jabalí en las praderas no quedan cubiertos ni de lejos». ASAJA y COAG reprochan a la Consejería esta decisión: «Tal parece que recorta indemnizaciones en las praderas y cultivos para asumir el incremento del pago por los daños causados por el lobo». Y también opinan que las indemnizaciones por los daños en las praderas son «discriminatorias» al tener en cuenta la altitud de la misma, algo que rechazan.

Ambas organizaciones quieren que se las tenga en cuenta en la elaboración de los baremos, «como parte más que interesada en el asunto». Y añaden: «Desconocemos con qué expertos cuenta la administración para confeccionarlos, pero demuestran que desconocen completamente las necesidades del sector».

Control de lobos

Y añaden: «En última instancia nos reiteramos en nuestra convicción de que la solución de los constantes ataques de la fauna salvaje al ganado y a los cultivos en Asturias no se soluciona con indemnizaciones por cierto muy lejanas al valor del animal o cultivo, sino que requiere además de un control poblacional que evite la extensiva propagación de fauna salvaje en nuestro territorio».