El consejero Zapico invoca “un pacto estable de legislatura” con Tomé, pero sin cerrar puertas a acuerdos puntuales “con la derecha democrática”

PP y Vox desconfían de la ejecución del proyecto presupuestario presentado “por la macroconsejería de IU”

Ovidio Zapico, en la sede de IU

Ovidio Zapico, en la sede de IU / Diego Fernández

El consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda y Derechos Ciudadanos, Ovidio Zapico, ha reivindicado “un pacto estable de legislatura”, que desarrolle en Asturias “la cultura de Sumar”, pero sin cerrar las puertas “a la derecha democrática”, sobre todo de cara a la planificación de “una nueva concepción metropolitana”, con protagonismo compartido para los concejos del centro y también de las alas oriental y occidental. Zapico ha lanzado este mensaje en la presentación del proyecto de su consejería para el Presupuesto de 2024, que asciende a 114,5 millones con prioridad para las políticas de Vivienda, que se llevarán más de 74 millones para la construcción de 550 nuevos pisos y la rehabilitación de otros 300.

Zapico ha vuelto a poner énfasis en la necesidad de que el Gobierno asturiano apueste por una estabilidad para toda la legislatura de naturaleza “progresista”, sin que ello suponga, ha recalcado, “incorporaciones de otras visiones políticas”. Pero las preferencias del titular de la cartera de Ordenación del Territorio van “por desarrollar en Asturias la cultura de Sumar”, en un mensaje recogido de buen grado por la diputada Covadonga Tomé (Grupo Mixto-Podemos). “En cuanto a operaciones matemáticas, soy siempre partidaria de sumar o incluso multiplicar, nunca de restar ni mucho menos dividir, cuestiones en las que no estoy de acuerdo”, ha manifestado la única parlamentaria de Podemos en la Junta General, en un mensaje que parecía cuestionar la decisión de la dirección de Podemos estatal de irse al Grupo Mixto en el Congreso tras abandonar el de Sumar. 

El consejero Zapico ha puesto las luces largas a la legislatura y ha advertido la necesidad de llegar a 2027 con una mayoría progresista bien definida “frente a una derecha que puede operar unida para entonces”. Pero también ha subrayado que “la capacidad de acuerdo no se agota en la izquierda porque la derecha democrática, PP y Foro, es necesaria para cuestiones estratégicas en cuanto al territorio y su ordenación”. Y puso como ejemplo, las conversaciones mantenidas con los grandes ayuntamientos del centro y también los de las alas para dar los primeros pasos “a una nueva concepción metropolitana de Asturias” que se materializará, según ha anunciado, en la apuesta por la creación de las Áreas de Colaboración Intermunicipal (ACIs). Esta iniciativa tendrá una partida de 600.000 euros tras “el visto bueno” de los ayuntamientos de las alas oriental y occidental y del centro que reflejan “el pluripartidismo” del municipalismo asturiano. Asimismo, Zapico también ha anunciado la intención de su departamento de presentar la nueva ley de Ordenación Integral del Territorio de Asturias (LOITA) en el segundo semestre de 2024. En materia urbanística, su departamento destinará en 2024 una partida de 90.000 euros para finalizar el Plan Especial (PERI) de la ciudad de vacaciones de Perlora, una asignatura pendiente del Gobierno asturiano desde los tiempos de Vicente Álvarez Areces. Zapico también ha hecho mención a los “proyectos singulares” de El Solarón (Gijón), El Cristo y La Vega (Oviedo) y Langreo Centro, que “requieren más de un presupuesto”. En concreto, ha destacado el potencial de la operación de La Vega para intervenir en el mercado de la vivienda en la capital. 

El consejero también se ha mostrado dispuesto a estudiar la posibilidad de que algunos barrios sean declarados “zonas tensionadas”, a petición de los ayuntamientos, una iniciativa a la que se reservan 30.000 euros en las próximas cuentas autonómicas.

En la presentación del proyecto presupuestario también ha intervenido la viceconsejera de Derechos Ciudadanos, Beatriz González, que anunció la creación del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, una asignatura ya pendiente en la anterior legislatura, que contará con 80.000 euros para el próximo ejercicio de los 2,9 millones que gestionará la dirección general de Participación Ciudadana. La responsable de este departamento, Nuria Rodríguez, ha planteado el objetivo de contar con el borrador de la ley autonómica LGTBi, “casi con toda seguridad en 2025”. Por otra parte, la dirección general de Memoria Democrática dispondrá de más de medio millón de euros, con partidas para potenciar un banco de ADN para identificar a víctimas de la Guerra Civil y 118.000 euros para el futuro Instituto de la Memoria Democrática.

La Dirección de Juventud tendrá 3 millones de euros, de los que casi medio millón irán a la red de participación juvenil con 24 oficinas por toda la región. La Agenda 2030 dispondrá de 573.600 euros. “Es un presupuesto realista y valiente”, ha valorado la viceconsejera Beatriz González.

El principal grupo de la oposición, el PP, destacó en su valoración final que “la macroconsejería de IU aglutina un 13 por ciento de los altos cargos y un 11 por ciento de los costes de personal, pero solo maneja un 1,8 por ciento del Presupuesto” para concluir que “así es difícil que puedan evitar las acusaciones sobre el tamaño de esta consejería”. El diputado Manuel Cifuentes advirtió que el proyecto presupuestario “siempre está bajo la sombra de los problemas de ejecución que suelen padecer los gobiernos socialistas, aunque ustedes pedirán confianza para mejorar esas cifras. De aquí a un año veremos si mejoran o no”. El parlamentario popular criticó que el departamento de Zapico centre las políticas de vivienda en la promoción pública, ignorando el potencial de los promotores privados de Asturias “que necesitan suelo” y cuestionó que no haya partida específica para “las víctimas de la inquiocupación”. También recordó que la consejería de Zapico necesitará una mayoría de dos tercios para llegar a un acuerdo sobre la presidencia del Consejo de Transparencia. “Le tendemos la mano para llegar a acuerdos sobre esa geometría variable que, según su discurso quiere evitar”, concluyó el diputado popular.

Javier Jové, de Vox, cargó también contra “el equipo muy abultado y numeroso” de la consejería de Ordenación del Territorio, Vivienda y Derechos Ciudadanos. “Es una consejería presupuestariamente insignificante, pero con mucho peso ideológico, es una consejería peligrosa en esos términos”, valoró el parlamentario de Vox. “Había que cerrarla directamente”, planteó Jové. “Es una trituradora ideológica, han venido a llevárselo crudo en forma de salarios y ayuditas. Es la consejería chiringuito y de la propaganda, más propia de Goebbels que de una democracia asentada”, reprochó el diputado de Vox, que concluyó con un pronóstico, a evaluar dentro de un año: “Nos podíamos ahorrar esta comparecencia, son presupuestos que no van a cumplirse”.

El contrapunto a estas valoraciones críticas llegó del PSOE y de Convocatoria por Asturias-IU. El diputado Monchu García (PSOE) empezó rebatiendo el discurso de Vox, “ese gran chiringuito, que está aquí cobrando la paguina y cuestionando el sistema” y agradeciendo, al mismo tiempo, “el tono didáctico” del consejero Zapico. El parlamentario socialista aseguró que “el personal desarrolla una tarea”, en respuesta a los reproches de la derecha sobre ese coste y valoró positivamente tanto las iniciativas para impulsar la nueva concepción metropolitana de Asturias como el PERI de Perlora, sobre el que reconoció que “hay que empezar a poner un poco de orden y convertirlo en una oportunidad de desarrollo para Carreño y para Asturias”. Monchu García concluyó que “por coherencia estamos en el apoyo a esta consejería y a este presupuesto”.

Delia Campomanes, de Convocatoria por Asturias-IU, agradeció “el impulso político que no habíamos visto hasta ahora” en cuestiones como las relativas a la ordenación del territorio y el PERI para la antigua ciudad de vacaciones de Perlora, así como “el aumento en un 11 por ciento de las partidas para juventud” o que “se duplique el presupuesto para la creación del Consejo de Buen Gobierno para no repetir los errores del pasado”. En su opinión, las cuentas presentadas por Ovidio Zapico y Beatriz González “blindan el corazón social en la acción de gobierno”.

Covadonga Tomé valoró positivamente que el proyecto de cuentas de 2024 “son una oportunidad para hacer políticas de derechos y de igualdad” en Asturias y celebró que se “ajustan a los objetivos” de, subrayó, de “ser capaces de sumar siempre en la dirección de la mayoría de los asturianos y asturianas”.

TEMAS