12 de julio de 2012
12.07.2012
Cursos de verano de La Granda

La moda del futuro a dos carrillos

Un estudio detecta ocho tendencias de consumo alimentario que van del gusto por los productos locales a las experiencias multisensoriales

12.07.2012 | 02:00
Begoña Pérez-Villarreal, en el exterior de la residencia de La Granda.

E. CAMPO
Las tendencias no son sólo moda. Son también alimento. Esta es la premisa con la que la Unidad de Investigación Alimentaria del Centro Tecnológico del Mar y los Alimentos del País Vasco realizó un estudio que determina las ocho líneas de consumo alimentario en Europa en el horizonte 2020. Dichas tendencias van desde el gusto por las experiencias multisensoriales a la información transparente y atractiva de los alimentos. Begoña Pérez-Villarreal, directora de Mercado, presentó los resultados de este estudio en el marco de los cursos de verano de La Granda, y subrayó la necesidad que tiene el sector alimentario de innovar. «Por eso quisimos buscar las tendencias que a cinco o diez años vista van a ser las clave en el sector alimentario. Eso, que es habitual en el mundo de la moda, realmente es pionero en el mundo de la alimentación», destacó.

Tras un trabajo de miles de observaciones definieron ocho tendencias que, desde su perspectiva, resumen por dónde va a ir el consumo alimentario. «Ninguna tendencia es estática y probablemente las oportunidades de innovación estarán en la combinación de varias», advirtió. «Es un trabajo que nos ha servido como fuente de inspiración, para que las empresas tomen consciencia», afirmó Pérez-Villarreal. Además, aunque afirmó que la perspectiva era de consumo global, en el marco europeo, se habían detectado ciertas diferencias, como que los españoles se están volviendo mucho más ecológicos en sus gustos y los europeos del norte toman ahora consciencia del origen del producto y la elaboración. Las ocho tendencias, que recoge el equipo en su blog «Foodtrendtrotteres», son las siguientes:

l «Food Telling», Alimentos con Mensaje. Ofrece información transparente, atractiva y cercana. Dota de mayor autenticidad a los alimentos.

l «SuperSense», Experiencia Multisensorial. Busca una provocación de los sentidos y generar una experiencia sensorial placentera.

l «Slowcal, slow+local». Concienciación y responsabilidad con el impacto del consumo alimentario. Consumo de calidad donde prevalece el disfrute y la sostenibilidad.

l «Here&Now», Aquí y Ahora. Dirigido a los nómadas urbanos, que demandan la satisfacción instantánea a sus necesidades.

l «Eater-tainment», experiencia alimentaria. Implica indulgencia y autocomplacencia a través de experiencias que conecten con las necesidades emocionales.

l «MadeSimple», Házmelo Simple. Demanda de poder optar a la mejor opción en menos tiempo. Está asociada tanto al producto como al proceso de compra.

l «MyHealth», Salud Personalizada. Alimentación adaptada a necesidades personales.

l «EgoFood». Personificación en los productos de las aspiraciones propias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído