06 de abril de 2017
06.04.2017

Las educadoras recurrirán el plan de servicios mínimos

"La petición de las trabajadoras de formar parte de la RPT municipal es imposible de atender", zanja el edil Marquínez

06.04.2017 | 03:14

Las educadoras de las escuelas infantiles de Avilés han decidido recurrir el plan de servicios mínimos que ha fijado el gobierno para los días de huelga, previstos para el 19, 20, 25 y 27 de abril y 3, 4, 9 y 11 de mayo. Este plan supone que no haya ninguna de las 15 aulas sin educadora, lo que reduce las posibilidades de huelga a la mínima expresión. El comité de huelga se reunió ayer por la tarde y decidió recurrir este plan de servicios mínimos, apoyadas en sentencias que confirman que es un exceso. "Nos parece abusivo", afirmaron.

Los sindicatos municipales pusieron el grito en el cielo por las condiciones que impone el concejal de Personal, Raúl Marquínez, al igual que ya hicieran el día anterior los grupos municipales de Somos e IU, y consideran que el plan de servicios mínimos es una forma de "boicotear" la protesta de las trabajadoras. "Lo único que persigue el PSOE es provocar un efecto pernicioso", lamentó Manuel Jesús Villa, dirigente de Sipla. Según algunas centrales, el PSOE no tiene previsto abordar las quejas de las educadoras hasta que no se levanten las movilizaciones.

El concejal de Personal descartó ayer la posibilidad de que las educadoras pasen a formar parte de la relación de puestos de trabajo (RPT) municipal, que es una de las peticiones de estas empleadas: "Esa petición es imposible de atender, como ya se transmitió a los representantes sindicales en su día. Por ello quedó excluida de los puntos de negociación pactados entre gobierno y sindicatos y que fueron sometidos a votación de la plantilla municipal, es decir, esta demanda quedó fuera de los asuntos de la mesa de negociación".

En cuanto al resto de peticiones de las educadoras, "serán tratadas en el ámbito de la mesa de negociación y junto con el resto de asuntos fijados para toda la plantilla municipal". Entre estas peticiones figura el incremento de su salario que, según afirman las trabajadoras, es inferior en 500 euros al mes al que corresponde a trabajadores de la plantilla de igual grupo de clasificación. Además, es inferior en esa misma cantidad a los salarios que disfrutan las educadoras de las escuelas municipales de otros concejos, como Oviedo y Gijón.

"El ámbito de negociación es esta mesa en la que participan el gobierno municipal y los representantes sindicales de los trabajadores municipales. Y los puntos de discusión, los que se votaron el pasado mes de marzo", insistió Raúl Marquínez. El concejal de Personal también defendió los servicios mínimos de 15 educadoras: "Cada unidad tiene garantizada la presencia de una educadora para la atención a los niños y niñas".

Recogida de firmas

Más de 700 personas ya han firmado, por otra parte, la petición que han lanzado las educadoras de las escuelas infantiles en la plataforma change.org, en la que explican las razones que las han empujado a la huelga. Junto a los motivos anteriormente mencionados, las trabajadoras quieren "acabar con las supresiones de puestos de los finales de curso, agilizar la cobertura de las bajas, garantizar la pareja educativa y en definitiva, mejorar la atención educativa en las escuelas infantiles". El Principado firmó convenios con los ayuntamientos para la puesta en marcha y mantenimiento de estas escuelas, y con el dinero que aporta, los ayuntamientos contratan al personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook