07 de diciembre de 2018
07.12.2018

Roba 45 baldosas de las obras de reforma de la calle Doctor Marañón

El hombre, de 51 años, guardó el material en su coche

07.12.2018 | 01:56
La calle Doctor Marañón, donde se produjo el robo de baldosas.

La calle Doctor Marañón está en obras desde hace semanas y, con la actuación a punto de acabar, un hombre de 51 años consideró que era el momento idóneo para llevarse unas cuentas baldosas a casa, nada menos que 45. Estas fueron las que contabilizaron los agentes de la Policía Local de Avilés en el vehículo de A. R. B., vecino de la ciudad, a medianoche de ayer, cuando lo pillaron in fraganti guardando las losetas usadas en la reforma de la vía en su vehículo. El material sustraído no supera los 400 euros, por lo que previsiblemente A. R. B., que no fue detenido, será juzgado por un delito leve de hurto. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación.

El punto final a estas obras estaba previsto que lo pusiera Aguas de Avilés, que ayer precisamente dio por finalizados los trabajos de reparación del colector de aguas residuales que discurre bajo la avenida de San Agustín. Pese a contar con un estado estructural aceptable, la canalización presentaba con varias fugas en las juntas de los tubos que han sido reparadas, con lo que se evitará la afectación a un garaje de la zona. La alta densidad de tráfico que presenta la vía en la que se ubica, junto con una profundidad que supera los 5 metros, hicieron aconsejable el empleo de métodos de reparación sin zanja, con el objetivo de minimizar las molestias propias de una obra convencional.

Gracias a este método se extendió en las partes afectadas un revestimiento interno mediante una manga flexible continua, formada por una capa de soporte textil de fieltro de poliéster y un recubrimiento termoplástico impregnado con resina de tipo exposi, que refuerza su resistencia. Por su parte, el tramo de colector que presenta un diámetro de 800 mm fue reparado gracias al sistema denominado Spiral Wound Lining PVC (SWL), consistente en la creación de una nueva tubería de PVC (policloruro de vinilo) en el interior del colector a rehabilitar, conformada helicoidalmente.

Para la realización de estos trabajos no fue necesaria la realización de obra civil, ya que el acceso a las tuberías se realizó mediante pozos existentes. No fue necesario tampoco interrumpir los servicios de alcantarillado, ya que mediante un by-pass se desviaron los efluentes aguas abajo o a redes adyacentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook