10 de enero de 2019
10.01.2019

Cruz Roja se prepara para dar mantas a los indigentes ante la ola de frío

El programa de la organización se activa cuando el termómetro marca temperaturas iguales o inferiores a los cinco grados

10.01.2019 | 02:35
Sede local de Cruz Roja, en la calle Jovellanos.

Llega más frío. Y Cruz Roja prevé poner en marcha en Avilés un programa especial mañana, viernes, de cumplirse los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que anuncia un descenso acusado de las temperaturas. El programa "Ola de frío" depende de la delegación avilesina de Cruz Roja y se trata de un dispositivo que la ONG activa en localidades costeras cuando el termómetro marca temperaturas iguales o inferiores a los cinco grados centígrados. El invierno está siendo complicado meteorológicamente y, en la calle, el frío cala los huesos y la soledad, el alma. Los voluntarios detrás de este programa ofrecen mantas y bebidas calientes a los "sin techo" que requieren ayuda.

El programa "Ola de frío" arrancó en Avilés en el año 2012. Desde entonces han sido muchos los indigentes que han recibido calor de Cruz Roja. El trabajo de esta ONG va dirigido exclusivamente a quienes duermen sobre cartones. El pasado año, los voluntarios de Cruz Roja realizaron diez salidas por esta razón en Avilés: una en enero y el resto en febrero. Este invierno el programa todavía no se ha estrenado y la previsión es que se reimpulse en los próximos días coincidiendo con el descenso de las temperaturas. Para el viernes, el Aemet pronostica tres grados de temperatura mínima y once de máxima.

En Avilés, existen diferentes recursos sociales y sanitarios para las personas "sin techo". Uno de ellos es el Centro de Atención a personas sin hogar de Avilés: en el año 2017 pasaron por el un total de 576 personas, el doce por ciento mujeres. Ocho de cada diez estancias fueron de entre 3 y 30 días. En este centro de la calle de la Estación se da cobertura a las necesidades básicas de alojamiento y manutención y se realizan también otras intervenciones significativas como, por ejemplo, el seguimiento y coordinación de los indigentes con las comunidades terapéuticas, los servicios de salud o el apoyo para tomar medicación.

Otros recursos existentes en la ciudad y específicos para las personas sin hogar son, además del albergue, el centro de media estancia "Luz Rodríguez Casanova", el programa de detección, seguimiento e intervención con personas sin hogar en la calle y los pisos supervisados. Con el programa "Ola de frío", Cruz Roja pretende llegar a los indigentes. Mantas, caldos y café. Activar la "Ola de frío" supone equipar una ambulancia de soporte vital básico con estos materiales para recorrer los puntos donde habitualmente duerme gente en la calle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook