Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La decisión se orienta a que la perrera se quede en Castrillón", advierte el PP

El precio máximo que el Consorcio pagará por la finca en la que se construirá el albergue de animales será de 55.000 euros

"La decisión se orienta a que la perrera se quede en Castrillón", advierte el PP

"La decisión se orienta a que la perrera se quede en Castrillón", advierte el PP

El consorcio para la construcción de un albergue de animales que conforman doce ayuntamientos -Avilés, Castrillón, Corvera, Carreño, Gozón, Illas, Soto del Barco, Pravia, Muros de Nalón, Las Regueras, Llanera y Candamo- deberá decidir en las próximas semanas qué parcela de las cinco ofertadas será la mejor para construir la nueva infraestructura. Al rechazo vecinal en Castrillón y Carreño, los dos únicos ayuntamientos de los doce que conforman el Consorcio en los que se han ofertado parcelas, se suma la oposición de partidos políticos, como es el caso del PP.

"A la vista del resultado se trata de un proceso viciado. La perrera se quería poner en La Lloba y el camino lleva a que así será", señaló el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castrillón, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones. "De doce municipios que forman el consorcio, todos con alcaldes o alcaldesa del PSOE e IU, sólo presentaron alternativas Castrillón y Carreño. La decisión está orientada a que la perrera se quede en Castrillón. Es difícil comprender cómo ayuntamientos mayoritariamente rurales como Illas no hace ninguna propuesta ,pero es que su alcalde, Alberto Tirador, ya dijo hace un año que no quería la perrera en su municipio", añadió Quiñones.

Las parcelas ofertadas están ubicadas en las inmediaciones de La Lloba (Santiago del Monte), Las Bárzanas y La Curtia (El Forcón), en Castrillón, y todas son de propiedad privada. Otras dos están en el concejo de Carreño, cerca de Tamón y son propiedad de la Protectora de Animales Principado de Asturias.

Los vecinos de Tamón y de Santiago del Monte se han opuesto desde hace años a acoger el albergue de animales. "Cuando comenzó el proceso pedimos que se incluyera como requisito imprescindible que la finca estuviera lo más alejada posible de las viviendas, pero al final no se hizo así. En Castrillón se puede levantar la perrera a una distancia de 200 metros de la casa más cercana. La Curtia es una zona muy poblada, al igual que Santiago del Monte y Las Bárzanas", advirtió Quiñones.

"Si al final sale elegida la finca de La Lloba nos opondremos a ello, como vecinos y propietarios afectados por una instalación que afectará directamente a nuestras vidas y propiedades pues la ubicación no es para nada la más idónea, como cualquier persona con un mínimo de sentido común puede ver si visita la parcela", señaló el presidente de la asociación de vecinos de Santiago del Monte, Fernando Ortega.

Respecto a las parcelas que presentó la Protectora en Carreño, los vecinos de La Tabla llevan años mostrando su rechazo. "Nos oponemos a que Tamón siga acogiendo todo lo que los demás no quieren", sostienen los residentes. El precio máximo que el Consorcio pagará por la finca será de 55.000 euros.

Compartir el artículo

stats