18 de diciembre de 2019
18.12.2019

El Puerto abre una nueva etapa con la gestión digital del trabajo en los muelles

La arriada de botes y el movimiento de maquinaria, entre las acciones que se harán por móvil gracias a un plan de tres millones de euros

18.12.2019 | 03:07
Santiago Rodríguez Vega, a la izquierda, y Rubén Marín, ayer, en la presentación del proyecto Smart Port.

La arriada de botes en los muelles, el movimiento de maquinaria y los trabajos en los buques que puedan implicar situaciones de riesgo se gestionan ya a través del teléfono móvil. Son las primeras operaciones que se pueden realizar a través de la plataforma inteligente del Puerto de Avilés, que estará a pleno funcionamiento en unos meses. Está previsto que el siguiente paso sea regular también con las últimas tecnologías los accesos tanto de vehículos como peatonales. Estos cambios se enmarcan en el proyecto Smart Port Avilés, que consiste en el cambio de la gestión portuaria hacia un modelo más eficiente y sostenible con la incorporación de las nuevas tecnologías. El plan comenzó a dar los primeros pasos en 2017 y supone una inversión que supera los tres millones de euros.

El presidente y el director de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega y Rubén Marín Gallego, respectivamente, presentaron ayer la culminación de la primera fase del proyecto Smart Port, llamado a mejorar la productividad, la seguridad, la agilidad, la competitividad y la sostenibilidad del Puerto. Todos los datos y la información que se genera en el entorno portuario -desde las escalas de los mercantes hasta el control del riego de graneles o de los accesos al recinto- están integrados ahora en una misma plataforma (Ágata Port), a la que los trabajadores y operadores de los muelles podrán acceder desde cualquier dispositivo móvil. Todos los datos acaban en Ágata, la clave de la digitalización del Puerto de Avilés.

Para poder agrupar tal cantidad de información han sido necesarios dos años de trabajo y de inversiones, entre ellas la ampliación del equipamiento del Centro de Procesamiento de Datos (CPD), la instalación de 68 cámaras, de 48 kilómetros de cable -una decena discurren bajo el propio muelle- y de 175 contadores inteligentes de agua y electricidad. Se ha incorporado un sistema de control en los nebulizadores que humedecen las pilas de graneles y del riego de viales, de tal modo que se desactivan en los día de lluvia, y la monitorización de los parámetros de calidad del aire en las diferentes estaciones de medida del puerto de Avilés están ahora monitorizadas de forma continua.

"Los cambios son duros pero esto merece la pena", señaló Marín Gallego, que en la presentación pidió a toda la plantilla y a los agentes involucrados su implicación. "Esto requiere un empuje de voluntad y es necesario involucrar a todo el mundo. Hay funcionarios del Puerto que seguían enviando faxes hace dos años (...) Quiero agradecer al personal el robo de horas que supone esto", apuntó el director del Puerto, que también anunció que entre sus planes está incorporar a un responsable de ciberseguridad.

Los clientes podrán realizar todas sus solicitudes y gestiones a través de este nuevo sistema, también los gestores internos del puerto (prácticos, remolcadores, amarradores, estibadores, Policía Portuaria) estarán comunicados a través de la plataforma de gestión interna. A todo esto se suma la automatización de los procesos de vigilancia y seguridad.

"La digitalización del Puerto y los temas medioambientales serán el hilo conductor de la Autoridad Portuaria en los próximos años", incidió su presidente, Santiago Rodríguez Vega. El de Avilés es ya un puerto inteligente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído