Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 40 Nudos cierra temporalmente y otros alojamientos no descartan seguirlo

La incertidumbre por la evolución de la pandemia amenaza a los hoteles de la comarca, que sopesan clausuras en otoño e invierno

Fachada del hotel 40 Nudos, que cerrará temporalmente en octubre.

Fachada del hotel 40 Nudos, que cerrará temporalmente en octubre. RICARDO SOLÍS

No fue el de 2020 un mal verano para los hoteles avilesinos, pero el otoño llega como una bofetada para el sector. Los turistas se han esfumado en esta segunda quincena de septiembre y el tirón que supone para la hotelería la actividad empresarial de la comarca no resulta suficiente, en algunos casos, para mantener las camas preparadas a la espera de huéspedes. El Hotel 40 Nudos cerrará de forma temporal durante la temporada otoño-invierno, a partir del próximo 5 de octubre, y otros alojamientos no descartan seguir sus mismos pasos.

"Nuestra previsión es abrir en primavera, si todo va bien en el mes de marzo, pero las limitaciones de movilidad nos afectan tremendamente. También hemos visto mermada la clientela que llega del ámbito empresarial, con el fomento del teletrabajo y de las videoconferencias que limitan el movimiento del turismo de reuniones. No alcanzamos un volumen de reservas que nos permita ir tirando", explicó María José Arias, gerente del establecimiento hotelero de la calle La Fruta.

El 40 Nudos, que oferta 69 habitaciones y el último hotel que abrió sus puertas en Avilés, echó el candado por la pandemia del coronavirus el 18 de marzo y reabrió en julio, poco antes de la celebración del Festival Celsius. "Julio y agosto fueron buenos meses, pero ahora empieza lo duro", añadió la hotelera. Su establecimiento mantiene la atención online a la clientela y estará en condiciones de reabrir en menos de 48 horas si la demanda lo requiere. Y es que en este hotel siguen pendientes de la celebración del Nacional de Duatlón. No obstante, el complejo hotelero mantendrá abierto el bar, el restaurante, la terraza y los salones de actos.

Desde que estalló la pandemia de coronavirus, la pasada primavera, se encuentra cerrado el hotel Don Pedro, también situado en pleno casco histórico de Avilés. "La incertidumbre es total. Tenemos todo preparado y estamos en disposición de abrir mañana mismo. Estamos cogiendo reservas, sobre todo de los clientes habituales. El verano es el verano, aunque no será como los de antes, pero aún no puedo fijar un día de apertura", explicaba el pasado junio a este periódico su propietario, Julio Álvarez. El Don Pedro no reabrió en verano y no cuenta hacerlo, como mínimo, hasta ya entrado el nuevo año. "Estuvimos a punto de abrir en agosto, pero al final lo descartamos. Y si no lo hicimos en pleno verano, menos aún ahora en octubre, cuando también está fallando la clientela de empresas. Estamos deseando comenzar, pero la situación es la que es. Nuestra intención es reabrir en enero, pero dependerá de cómo evolucione la situación", reconoció el hotelero Julio Álvarez.

Hasta las cadenas hoteleras están sopesando cierres temporales en este primer otoño del coronavirus. "No descartamos ningún escenario y el cierre temporal también está sobre la mesa. La demanda es más baja que nunca", señaló Daniel Rodríguez, director del Hotel URH Zen Balagares y presidente del Avilés Club de Empresas, formado por una treintena de firmas de la comarca dedicadas sobre todo al turismo y el comercio.

"El verano se ha salvado, aunque fue el peor de los últimos años con diferencia. La primera quincena de septiembre empezó moderadamente bien, pero a partir del día 15 se produjo un bajón importante y las ocupaciones rondan ahora el 25 por ciento", añadió Rodríguez. El hotel corverano cuenta con 147 habitaciones y oferta casi 300 plazas.

Baja es también la ocupación en el hotel de cinco estrellas de la ciudad, el del palacio de Ferrera que gestiona la cadena NH, y en OCA Villa de Avilés, si bien en ninguno de ellos está sobre la mesa el cierre temporal, al menos por el momento. En el segundo cifran en un 50% el nivel de ocupación en los próximos meses, aunque con todas las reservas. "Dependerá de la situación sanitaria, las reservas cambian ahora día a día, es muy difícil hacer ahora previsiones", señalaron desde el OCA Villa de Avilés.

La comarca avilesina cuenta con 17 alojamientos hoteleros que suman 1.066 plazas. De estas, 159 corresponden al único hotel de cinco estrellas, 432 suman los dos de cuatro, 359 los ocho de tres estrellas, 65 los cuatro de dos estrellas y 51 el que cuenta con una. Las ocho pensiones de la comarca avilesina suman 139 plazas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats