Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ajustes de Arcelor ahogan a las auxiliares, que perdieron un 30% de plantilla desde marzo

Los trabajadores de las subcontratas denuncian incumplimientos de convenios a cuenta de la rebaja de producción de la gran siderúrgica

Trabajadores de Daorje, este verano, durante una concentración. | Mara Villamuza

Trabajadores de Daorje, este verano, durante una concentración. | Mara Villamuza

La pandemia y las decisiones organizativas de Arcelor aprietan a la industria auxiliar asturiana hasta el punto de que se está ahogando. Esto es lo que denuncian los sindicatos mayoritarios de un sector que, en los años buenos, da empleo a más de 3.000 personas y que ahora vive sus horas más bajas. La compañía Daorje –la principal de toda la constelación de ellas que se mueve en torno a la gran siderúrgica– ha perdido el 30 por ciento de su plantilla desde marzo. “No hay eventuales o los que hay son apenas ninguno”, denuncian casi a coro tanto Comisiones Obreras (CC OO) como la Unión General de Trabajadores (UGT), las dos organizaciones obreras principales.

Para los sindicatos, los números en Daorje, que depende del grupo Zima, el que preside Miguel Zorita, son claros: este pasado febrero, es decir, antes del confinamiento, la gran auxiliar tenía 1.800 trabajadores. Ahora, es decir, a finales de noviembre, son sólo 1.400. Pero a estas cifras hay que sumar los de la campaña de verano. “Este año se ha caído: Arcelor trabaja a la carta y tiene a las empresas auxiliares sujetas a pedidos de pocos días en pocos días”, explican desde las dos centrales. Esto significa que los casi 200 trabajadores eventuales que deberían entrar para cubrir vacantes y atender paradas programadas de maquinaria no han existido.

La costumbre, en los últimos años, era que la llamada de la temporada estival se pudiera alargar hasta Navidad en algunos casos. Eso no se ha producido: Arcelor ha cerrado el grifo y lo ha hecho por la incertidumbre de los mercados internacionales (una de las principales la había marcado la política proteccionista de Donald Trump, que seguirá siendo presidente de los Estados Unidos hasta el próximo 20 de enero).

Pero la gravedad de la situación no sólo afecta a Daorje: la empresa de limpieza Jofra ha reducido en un año a más de la mitad su nómina de contratados que atienden las demandas de Arcelor. Y esta reducción, apuntan los sindicatos, va a ser aún mayor de manera inmediata.

Como consecuencia de este ahogamiento, los trabajadores del sector sienten el aliento en la nuca de las compañías. En Daorje se revolvieron este verano ante la amenaza del impago de la paga de julio. Los trabajadores sólo tuvieron que concentrarse en la puerta para que la empresa abonara la deuda. Pasó recientemente, con la amenaza de despido de trabajadores con contratos en fraude de ley (no es posible hilar de manera indefinida acuerdos eventuales porque al final lo que se prueba es que la tarea es fija y no circunstancial). Además, los trabajadores consultados por este periódico están notando “cómo la empresa se aprieta el cinturón”. Los incumplimientos de convenio terminan siempre “ante la autoridad laboral pertinente”.

El sector

  1. Industria auxiliar. El sector da empleo a unas 3.000 personas (en los años buenos), buena parte de ellos, en contratos celebrados con Arcelor.
  2. Daorje. La principal empresa del sector en Asturias es Daorje, que preside Miguel Zorita. Se dedica al mantenimiento metalmecánico de grandes industrias.
  3. Otras ramas. El convenio de las auxiliares también se aplica a ramas tan dispares como el transporte, la limpieza y la seguridad privada. 

Compartir el artículo

stats