Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos, sobre la caída de natalidad: “Faltan políticas adecuadas a nivel estatal”

El sociólogo Arsenio Valbuena desvincula la baja cifra de nacimientos del covid: “La curva demográfica no se doblega con medidas a corto plazo”

Niños en bici por Avilés.

Niños en bici por Avilés. Ricardo Solís

“La mayor alegría para una persona es tener un hijo. Pero los jóvenes en edad de tener descendencia son los grandes estafados por los gobiernos, independientemente de las siglas”, sentenció ayer Arsenio Valbuena, sociólogo y una de las voces más capacitadas para analizar la salud demográfica de la comarca, donde reside. A su modo de ver, que el número de nacimientos en el área sanitaria avilesina mengüe año tras año, con una previsión de 670 alumbramientos este 2020, se explica por la falta de políticas adecuadas a nivel estatal: “En unos años, los gobiernos de España, da igual la sigla, han logrado lo que no logró la dictadura totalitaria de Mao Tse Tung: que la gente tenga menos hijos. Y lo han conseguido alimentando todo aquello que entristece al ser humano”. Se explica: “Ahora está la promoción permanente del yo, los planes centrados en uno mismo… Y en este caso, la juventud en edad reproductiva es la gran estafada en sus programas de vida”.

Gráfica de la evolución poblacional de Avilés. Infografía LNE

El sociólogo rechaza, a día de hoy, culpar del descenso de nacimientos exclusivamente al covid. “Asturias, y Avilés, sigue la evolución previsible en cuanto a la caída de la natalidad. Esta curva no se doblega como la del coronavirus con medidas a corto plazo, las curvas de tendencia demográfica son series seculares, de siglos. Un ejemplo es la guerra civil española, que supuso un impacto importante, pero que no se notó demasiado en la demografía. Con el covid tampoco se notará”, señala, y puntualiza: “En cualquier caso, a nivel sociológico, la pandemia está suponiendo un fuerte impacto en tres variables: el empleo más débil y juvenil es el que más se está resintiendo, habrá menos inversión porque una parte importante de los recursos económicos se van a destinar a paliar los efectos de la crisis –y eso va a influir también en la vivienda– y está aumentando la deuda”.

Puntualiza, no obstante: “El covid no será favorable para la demografía, acentúa la caída de la natalidad, pero no hemos reaccionado todavía porque siguen cayéndonos golpes. Los efectos ideológicos y anímicos se notarán más adelante”. Avilés pasará así, salvo un giro de 180 grados, de estar entre las ciudades europeas más jóvenes en el año 1985 a ser de las más envejecidas a más no tardar.

Compartir el artículo

stats