Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal del teatro, “perpleja” ante la idea del Niemeyer de reducir programación

Escena Asturias destaca el compromiso de Laboral con el teatro producido en el Principado: “Tienen voluntad de diálogo con el sector”

Colas para acceder al Niemeyer en un pasado espectáculo.

Colas para acceder al Niemeyer en un pasado espectáculo. S.F.

La Asociación de Empresas de Artes Escénicas del Principado, Escena Asturias, está “perpleja” con el planteamiento de la fundación del Niemeyer al respecto de la programación teatral del complejo cultural de la ría del presente año 2021. Se puede leer en su “Plan de actividad y proyecto de actuaciones” –que está publicado en la página web del centro cultural–, que como consecuencia del covid “la programación teatral puede verse significativamente reducida, por ser la misma altamente deficitaria con aforos tan reducidos”.

La perplejidad que señala Escena Asturias –que agrupa a una treintena de empresas asturianas del sector de la industria cultural– la materializa su actual presidente, Miguel Quiroga: “Les tenía que dar vergüenza decir esto. Para nosotros el Niemeyer es un centro misterioso, al otro lado de la ría, como fuera del mundo y que no tiene que ver con nosotros. Así que leer estas apreciaciones a nuestro trabajo hasta nos parecen normales y eso es lo grave”.

Y es que la patronal del teatro regional subraya que el sector al que representa “apenas” ha pisado alguno de los escenarios diseñados por el arquitecto Oscar Niemeyer y eso que en el “Plan de actividades” constata como un objetivo para este año: la “consolidación del Centro Niemeyer como un lugar de referencia en la cultura del Principado de Asturias mediante el incremento de la relevancia y calidad de su programación así como de su proyección dentro y fuera de Asturias”.

La advertencia del Niemeyer “sigue el discurso ese de que la cultura no es importante”, continúa Quiroga. “Es lo que dijo el alcalde de Siero cuando anunció esta primavera que no iba a programar artes escénicas en su municipio durante todo el año”. Para Quiroga esto tiene una explicación: “Todavía se piensa que la cultura es cosa accesoria, para élites, algo que se puede eliminar, pero es un derecho constitucional y una institución de carácter público lo que tiene que hacer es procurar desarrollar este derecho”, señala.

Para Escena Asturias el aviso y la apreciación del Niemeyer por el teatro (es “altamente deficitario con aforos reducidos”) contrasta “con el carácter público de la institución”. Recuerda que el Principado sólo tiene dos de su estilo: el Niemeyer, en Avilés, y Laboral, en Gijón. “La diferencia entre uno y otro es tremenda”. Quiroga aplaude el compromiso del centro gijonés con el teatro: “Tiene un programa de residencias, otro de prestación de espacios escénicos para ensayar, hay un programa –bueno, con el covid se ha reducido– que consiste en representar una función de carácter familiar los domingos para público de la calle y, al día siguiente, para escolares”, recalca. “Podrían hacer algo más, es posible, pero todo esto ya está a años luz de lo que vemos que se hace en el Niemeyer”, se lamentó. “Lo que vemos con claridad que en Laboral hay voluntad de diálogo con el sector asturiano”.

Carga Quiroga contra la gestión del Centro Niemeyer. Siente que “todo lo hacen al revés”. Piensa que “debería trabajar para nosotros, pero es al contrario, lo hacemos nosotros para ellos”. Y destaca en este punto el sueldo de su director general [95.000 euros anuales con gastos sociales incluidos]. “Lo extraño es que todo esto parezca normal”, insiste.

Mañana, sábado, a las 19.00 horas (es la nueva hora) se representa en el auditorio (no en la sala Club) el soliloquio “Mauthausen: la voz de mi abuelo”. Lo protagoniza la actriz Inma González y cuenta con la dirección y dramaturgia de Pilar Almansa.

Las exposiciones del centro abren de miércoles a domingo

Las restricciones sanitarias han cambiado los horarios de las distintas actividades promovidas por el el Centro Niemeyer de tal manera que la exposición “La emoción del espacio” abre de miércoles a domingo en horario de 11.00 a 14.00 y 16.00 a 19.00. La última hora de la tarde con acceso gratuito. La muestra “De la A a la Z. Diccionario incompleto de la fotografía española. Colección CA2M” “se ve muy afectada por las nuevas restricciones de movilidad”, señalan desde el Niemeyer. En enero, abrirá de miércoles a domingo. Los días 14, 16, 17, 24, 28, 29 y 31 abrirá de 11.00 a 14.00 y 16.00 a 18.00. El resto de días, con el mismo horario que “La emoción del espacio”.

Compartir el artículo

stats