Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La administración concursal pone a la venta el Matadero de Avilés: 2,07 millones de euros

Los responsables actuales de la empresa cárnica sólo han recibido propuestas de adquisición “serias y fundadas” sobre naves y terreno

Instalaciones del antiguo Matadero de Avilés.

Instalaciones del antiguo Matadero de Avilés. Eliana Lamata

El Matadero de Avilés está a la venta. Cuesta 2.078.752,19 de euros. Este es el precio que la administración concursal de la antigua sociedad mercantil ha puesto a sus instalaciones y a sus terrenos, el mayor activo de una empresa que lleva más de un año en concurso de acreedores, que ha extinguido los contratos de la docena larga de sus trabajadores y que sólo tiene ante sí el objetivo de abonar unas deudas que ahogaron el desarrollo de una compañía que no logró salir del bache por sus propios medios. No obstante, la administración concursal aceptará una oferta mínima de 1,9 millones. “No se tomará en consideración ninguna oferta inferior a tal importe”, admiten los liquidadores.

El plan de liquidación de la sociedad está en marcha. La administración concursal lo ha presentado al magistrado titular del Juzgado Número 1 de lo Mercantil de Oviedo. Tiene que dictar un auto dándole firmeza o proponiendo alguna modificación. Eso no ha pasado. Lo que sí que ha pasado es que desde el pasado día 11 de enero la empresa Matadero de Avilés, Carne de Asturias (Mavicar) ha sumado a su nombre comercial el apellido “En liquidación”. Y esto quiere decir que el juez ha suspendido las facultades de administración del consejo ejecutivo de sus propietarios. Es decir, no les permite disponer del patrimonio, ni de capacidad de decisión porque todo queda en manos de la administración concursal, que es el despacho de abogados ovetense Gdp Legal.

La obligación primera de la administración concursal es convertir en dinero todos los activos corrientes y no corrientes de la sociedad en liquidación. Para hacer esto se ha dado un plazo de tres meses. Los dos millones salen de la suma de los terrenos, construcciones, de las instalaciones técnicas, de la maquinaria, del mobiliario y de los equipos informáticos y de los vehículos adscritos a la sociedad. La parte de león, sin embargo, son las naves y la finca: valen 1,6 millones y lo valen en virtud de la tasación que se efectuó el 13 de diciembre de 2019, es decir, pocas semanas antes de que el Juzgado declarase el concurso de acreedores.

La administración concursal señala que “ha tenido conocimiento, por unas u otras vías” de potenciales compradores tanto del negocio como de las instalaciones. Los primeros para, presuntamente, continuar con la actividad económica. “Las únicas propuestas que parecen serias y fundadas” son las que llegaron a las oficinas de los nuevos administradores referidas a la venta de las instalaciones. Y les dan esos calificativos –”serias y fundadas”– porque el dinero puesto sobre la mesa lo consideran “aceptable”. Sin embargo, no renuncian a la venta del negocio –lo llaman “unidad productiva”–. “En cualquier caso, deberán ser presentadas como ofertas formales”, cosa que no ha sucedido todavía. Además, consideran que es posible retomar la actividad gracias a que “el eventual adquiriente de la unidad productiva, como prima y estímulo a la continuación de la actividad, hará suyos, sin abonar sobreprecio con respecto a las ofertas por los inmuebles, los restantes elementos integrantes del inmovilizado material y del intangible”.

Las claves de la crisis

¿Cuándo se declaró el concurso de acreedores del Matadero de Avilés?

El 24 de enero de 2020, por el Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Oviedo.

¿Cuándo fue acordada la fase de liquidación de la empresa?

El pasado día 11 de enero. A la vez que empieza la liquidación, se suspende el ejercicio de las facultades de administración y disposición por parte de la empresa concursada de su patrimonio, se cesa al órgano de administración social y se le sustituye por la administración concursada.

¿Cuál es el principal activo de la compañía?

Los terrenos y las construcciones (1,6 millones). Después, las instalaciones técnicas (322.132 euros).

¿Cómo se han valorado los terrenos y construcciones?

De acuerdo a una tasación que se celebró el 13 de diciembre de 2019. No existe otra más actual.

¿Se ha presentado alguna oferta de compra?

“La administración concursal ha tenido conocimiento, por unas u otras vías, de la existencia de interesados tanto en la adquisición de la unidad productiva, para continuación de la actividad, cuanto de los inmuebles”, aseguran los representantes de la administración concursal consultados por este diario.

¿La empresa cuenta con empleados?

Carece de ellos porque se acordó con la plantilla la extinción de sus contratos por medio de una regulación de empleo.

¿Se puede devolver la vida al negocio?

Según considera la administración concursal, la respuesta tiene que ser afirmativa. “Los medios materiales permitirían la reanudación de la actividad en cualquier momento mediante la incorporación del personal necesario”.

¿Cuándo se puede comprar?

La administración concursal propone un plazo máximo de tres meses después de que el juez apruebe el plan de liquidación.

Compartir el artículo

stats