Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE, Cambia y Cs aprueban las cuentas con mayor consenso de la democracia

El Consistorio gestionará 73,5 millones en el año del covid | “Estamos dando un ejemplo muy importante”, aplaude Mariví Monteserín

La sesión plenaria, de ayer, de carácter telemático.

La sesión plenaria, de ayer, de carácter telemático. Mara Villamuza

Avilés tendrá en este 2021 el presupuesto con mayor respaldo político de la historia democrática. El PSOE, Cambia Avilés (CA) y Ciudadanos aprobaron ayer las cuentas del año del covid-19. “Desde 1979, nunca habían tenido 19 votos de los 25 que conforman el Pleno. Estamos en un escenario de profunda incertidumbre pero también en un estado de emergencia sanitaria, económica y social. El Pleno del Ayuntamiento de Avilés está dando un ejemplo muy importante”, destacó la alcaldesa Mariví Monteserín, que agradeció las aportaciones de los participantes en el Consejo de Reactivación Económica y Social (CREA) y a todos los grupos por su esfuerzo, “especialmente a aquellos que han apoyado el presupuesto”.

Las cuentas consolidadas suman 77,7 millones, cantidad que incluye al Ayuntamiento, las fundaciones de Cultura y Deportes, la Empresa de Servicios Auxiliares, el consorcio ferial (Ifecav), Ruasa, La Curtidora y el Consorcio del Albergue de Animales. El presupuesto del Ayuntamiento alcanza los 73,2 millones de euros, un 3% más que el de 2020. Incluye medidas sociales y económicas frente al covid por importe de 10,9 millones e inversiones por 3,5 millones, que se sumarán a las 34 inversiones previstas por importe total de 6,1 millones que se ejecutarán a lo largo del año (algunas se encuentran ya en fase de contratación). Está asentado sobre tres pilares: proteger a las personas, la actividad económica y modernización de la administración.

Las cuentas, aprobadas con los votos favorables de PSOE, Cambia Avilés y Ciudadanos (el PP y Vox votaron en contra) en una sesión telemática, incorporaron varias enmiendas presentadas por la confluencia y la formación naranja. Además, varias propuestas de Cambia Avilés ya estaban incluidas en el anteproyecto presentado en diciembre por la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, quien aplaudió la disposición y actitud constructiva de la confluencia y Ciudadanos en la negociación: “Cuando hay voluntad de acuerdo se buscan soluciones intermedias”. Por el contrario, afeó la del PP y Vox. “En momentos críticos se demuestra lo que es cada uno. Tanto el PP como Vox han estado buscando excusas para no aprobar el presupuesto, buscando a lo que agarrarse para votar en contra y siempre con los mismos argumentos (…), como buitres carroñeros intentando alimentar sus siglas con una desgracia”, señaló. Y en referencia concreta a los populares, dijo: “La política se demuestra con hechos y ustedes no han aportado ni uno solo a esta ciudad”.

Inédito es el acuerdo con Podemos (representado en el pleno en el grupo Cambia Avilés, la confluencia con IU), que rechazó las cuentas año tras año en el anterior mandato (a través de la marca local Somos). La misma actitud mantuvo IU, que apoya por primera vez en diez años el presupuesto local.

Desde Cambia Avilés (CA) incidieron ayer en que estamos ante un “contexto excepcional” que requiere “estar a la altura de la situación y hacer todos los esfuerzos posibles para llegar a consensos”. “Un consenso clave son los presupuestos. No son los nuestros pero llegar a acuerdos implica renuncias, como en nuestro caso la remunicipalización de servicios públicos. Pero consideramos que este presupuesto está preparado para afrontar la situación actual y nuevas necesidades que puedan surgir. Consigue el objetivo de amortiguar los efectos más dramáticos que está teniendo esta crisis sobre los vecinos y permite estar preparados para hacer frente a las contingencias o necesidades sociales que puedan surgir”, expuso en la sesión plenaria su portavoz municipal, Tania González Peñas.

Ciudadanos respaldó por segundo año las cuentas municipales del mandato, con la práctica totalidad de sus enmiendas aceptadas. “Estos los apoyamos no solo por la especial situación que vivimos, sino porque con una adecuada gestión darán respuesta satisfactoria a las necesidades de los avilesinos que dependen de este ayuntamiento”, apuntó el portavoz de la formación naranja, Javier Vidal García.

El PP y Vox, en contra del presupuesto: “Es una mentira”

Ciudadanos está siendo este mandato el socio prioritario del gobierno socialista y viene recibiendo por ello los reproches del resto de grupos de la oposición. En su primera intervención en el Pleno de ayer, Vidal García argumentó que su respaldo no es gratuito y recordó el voto de su formación a las sucesivas cuentas del anterior mandato: voto en contra en 2016, abstención en 2017, apoyo en 2018 y abstención en 2019 “al no haber visto cumplido satisfactoriamente” lo acordado el año anterior. “Hay distintas formas de hacer política y de conseguir lo que cada uno tiene en su programa. Estamos muy satisfechos de que haya presupuestos (...) Lo importante no son las palabras, sino los hechos, y nosotros conseguimos que se vayan a hacer cosas importantes”, añadió Vidal García tras la sesión plenaria.

Para el PP y Vox, el de 2021 es “un mal presupuesto” que no contribuirá a afrontar la crisis económica derivada de la pandemia. “Este presupuesto es una mentira, está hecho a golpe de martillazos y tiene muy poco que ver con nuestro modelo de ciudad (…) No seremos cómplices de este engaño ni de lo que va a suponer para Avilés”, aseveró la portavoz del grupo municipal popular, Esther Llamazares. Y añadió en su segunda intervención: “De todo lo que hemos hablado con ustedes (con el gobierno socialista), no nos han aprobado nada. Hay alguna propuesta que me empieza a preocupar, como la negativa a la creación de la unidad de Protección Civil, que más que necesaria es obligatoria por ley y para la que planteamos 30.000 euros. Podíamos haber hecho miles de propuestas, pero no pretendíamos forzar un presupuesto pidiendo cosas grandísimas. Nos han dicho ‘no’ desde el minuto cero”. La única enmienda de los populares que el gobierno local estaba dispuesto a aceptar era la recuperación del área recreativa de Valliniello (40.000 euros). 

Con Vox, según su portavoz Arancha Martínez Riola, no hubo negociación alguna. “No se han tomado la molestia de responder a nuestras propuestas (…) Este presupuesto no es realista, no se va a poder llevar a cabo y, de hacerlo, no será el camino para la recuperación económica”, apuntó Riola, quien volvió a cargar contra las partidas de cooperación internacional, memoria histórica o igualdad. Tras el Pleno, y a través de un comunicado, incidió en que “los presupuestos del gobierno socialista son los del continuismo y el despilfarro”: “El voto de Vox Avilés no se venderá jamás a favor de los presupuestos de la ruina, el paro y la deslocalización a cambio de cuatro calles”.

Los seis votos en contra que suman el PP y Vox no cambian el resultado final. Avilés es la única gran ciudad de Asturias con presupuesto aprobado (Oviedo y Gijón optaron por la prórroga presupuestaria) y, además, con un respaldo histórico. Diecinueve de los cinco integrantes de la Corporación votaron a favor de las cuentas en un pleno extraordinario que duró un par de horas y con la única presencia en el salón de la Alcaldesa, el vicealcalde (Manuel Campa), el interventor Francisco Espín Guzmán y el secretario Juan Carlos Fernández por las restricciones sanitarias en vigor. Un pleno que hace historia.

Compartir el artículo

stats