Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hosteleros piden atrasar el mercado del Lunes de Pascua

Los dueños de los bares señalan que “el día de la Comida en la Calle nunca hay plaza”

Mercado de los lunes de Avilés

Los dueños de los bares que dan fachada a la plaza Hermanos Orbón han reclamado al Ayuntamiento de Avilés que mantenga la tradición de todos los Lunes de Pascua: la suspensión del mercado. Lo cierto es que esta medida se toma cada año coincidiendo con la celebración de la Comida en la Calle. De hecho, es el único lunes del año en que los vendedores no pueden disponer del espacio para vender sus mercancías. Lo suelen hacer al día siguiente. La novedad de este año es que no habrá Comida en la Calle; es decir, el Ayuntamiento de Avilés no va a tomar la vía pública para extender las mesas durante la jornada.

Los hosteleros buscan con su petición poder disfrutar del día festivo en sus terrazas (no hay celebración callejera, pero el día festivo oficial se mantiene). Además, aseguran, “se mantiene así la costumbre de todos los años”.

La plaza de Hermanos Orbón se ha convertido, en época de pandemia, en punto de encuentro para avilesinos que quieren disfrutar de las terrazas dada la extensión de la explanada, esto es, dada la seguridad que implican las distancias dictadas por las autoridades sanitarias.

Los empresarios de la zona histórica del barrio de Sabugo quieren, con esta solicitud, aprovechar todo lo posible una jornada de fiesta extraña, un poco menos que el año pasado, cuando el país entero estaba encerrado en casa como consecuencia del confinamiento. “Hemos perdido muchos días por las medidas sanitarias y un día de fiesta nos ayuda; además, es lo que suele hacerse todos los años”, insisten los empresarios.

Compartir el artículo

stats