Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado suscribe la idea de actuar “en bloque” para evitar la ruina de Alu Ibérica

El consejero de Industria admite que el tiempo para intervenir la empresa se agota e IU insta a Adrián Barbón a “tomar el mando” de la crisis

Javier Fernández Lanero, Rosana Prada, Enrique Fernández y Guillermo Ulacia, ayer, durante la videoconferencia de la Mesa por la Industria.

Javier Fernández Lanero, Rosana Prada, Enrique Fernández y Guillermo Ulacia, ayer, durante la videoconferencia de la Mesa por la Industria.

El “Pacto por el aluminio” cuya semilla plantaron hace justo una semana las alcaldesas de Avilés y La Coruña, las dos ciudades en donde hay fábricas de Alu Ibérica (antigua Alcoa), va cogiendo cuerpo según pasan los días. Ayer mismo el consejero de Industria del Principado, Enrique Fernández, dio a entender que suscribe la idea de formar un gran bloque asturgalaico que presione ante el Gobierno central para que intervenga en la crisis que amenaza con arruinar Alu Ibérica. Ocurrió en el transcurso de una reunión de la Mesa por la Industria dedicada de forma casi monográfica a la problemática del aluminio y en la que Fernández puso de manifiesto que ante la situación que atraviesan las fábricas de Alu Ibérica, con la actividad prácticamente paralizada, y dado que a finales de julio terminan los compromisos de Alcoa con sus antiguas factorías, “es necesario actuar con cierta premura y hacerlo a través de un posicionamiento conjunto del Gobierno con los agentes sociales y económicos”.

El Consejero manifestó la “preocupación del Gobierno de Asturias” ante la “grave situación que atraviesan las plantas de Alu Ibérica” y se hizo eco del “riesgo cierto para los centenares de familias que dependen de la actividad de fabricación de aluminio en Avilés y La Coruña”. Fernández también trasladó a los agentes sociales y económicos que conforman la Mesa Por la Industria la necesidad de que desde este órgano de reflexión “se establezca una posición conjunta de cara a exigir la continuidad del sector del aluminio”.

Entre los planteamientos a consensuar, Enrique Fernández señaló que el Gobierno de Asturias “es partidario de analizar todas las opciones posibles para revertir la situación, incluida la posibilidad de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) intervenga para facilitar la entrada de un inversor solvente con un proyecto industrial a largo plazo”. También defendió “que se reclame a Alcoa que actúe para revertir los procesos de venta relativos a sus antiguas factorías”.

En la reunión de la Mesa por la Industria de ayer (celebrada telemáticamente) participaron, además del Consejero de Industria, la viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí; la directora general de Industria, Rosana Prada; y el director general de Innovación, Iván Aitor Lucas. Por parte de los agentes sociales intervinieron el presidente de Femetal, Guillermo Ulacia; y el secretario general de Fade, Alberto González; así como los secretarios generales de la UGT y CC OO en Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, respectivamente. Todos suscribieron un mensaje de apoyo a la plantilla de Alu Ibérica y a las familias que dependen de la fabricación de aluminio en Asturias y Galicia. En paralelo a la “cumbre” institucional sobre la situación del sector del aluminio en Asturias, los miembros del comité de Alu Ibérica Avilés entablaron el primer contacto de los varios previstos con los partidos representados en el Parlamento asturiano de cara a sumarlos al “Pacto por el aluminio”.

Reunión con el Presidente

Ayer fue el turno de IU, cuya diputada Ángela Vallina manifestó: “Pedimos al Gobierno asturiano que reciba al comité de Alu Ibérica y que se ponga al frente de la defensa de la factoría asturiana ante el Ministerio de Industria”.

La portavoz parlamentaria de IU recalcó que “es hora de pasar de las palabras a los hechos”. En este sentido, la diputada reclamó que el Presidente Adrián Barbón reciba a los representantes de los trabajadores, que ya han solicitado –sin éxito– hasta en tres ocasiones una reunión con el jefe del Ejecutivo. El objetivo, añadió Vallina, es que “escuche” y, sobre todo, que “negocie una reunión con la Ministra de Industria” en la que participen, además del propio Presidente, el Consejero del ramo y miembros del comité de empresa. “Es hora de que el Presidente de Asturias tome el mando: la defensa de la industria asturiana se hace así, no solo con grandes discursos”, defendió la parlamentaria, cuya formación es partidaria de que la SEPI tome el control de las fábricas.

Compartir el artículo

stats