Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rula de Avilés se anima con la primera gran bocartada del año: 125.000 kilos

Con toda la flota del Cantábrico faenando en Asturias, algunos barcos buscan puertos alternativos dada la sobrecarga de la lonja de Gijón

Varias escenas de la descarga, ayer, de los barcos llegados a Avilés con bocarte en sus bodegas.

Varias escenas de la descarga, ayer, de los barcos llegados a Avilés con bocarte en sus bodegas.

La rula de Avilés se sumó ayer con entusiasmo al reparto de la “tarta” económica que representa la costera del bocarte, en plena sazón estos días en los que la costa asturiana es el destino de los barcos de todas las flotas del Cantábrico por el buen tamaño que tienen los ejemplares capturados, fundamentalmente entre Ribadesella y Llanes, ayer incluso en aguas próximas a la vertical de Lastres. En la lonja avilesina hubo bocarte de varios calibres y calidades, tanto pescado durante la noche como a alba. En total se vendieron casi 14.000 cajas con 125.000 kilos. Estas capturas las trajeron a puerto dieciséis embarcaciones gallegas, vascas y cántabras. El precio de venta osciló entre 0,90 y 4 euros, con la media situada cerca de los 2,50 euros por kilo.

La primera gran bocartada del año en la rula avilesina llega más temprano que en 2020, pues el año pasado por estas fechas aún no se había registrado ni una sola venta reseñable de la especie. Eso sí, en el mes de mayo de hace un año la lonja pesquera de Avilés comercializó 892.000 kilos, una cifra que solo se podrá repetir si los bancos de bocarte se mueven hacia el Oeste desde su actual ubicación.

La comercialización del bocarte que se captura en aguas al sur de la reserva marina del Cachucho se está llevando a cabo fundamentalmente en la rula de Gijón, que tiene a su favor la baza de la mayor proximidad a la zona de pesca. No obstante, algunos barcos también navegan hasta puertos cántabros para descargar. El día de ayer, debido a la saturación del muelle de Rendiello, en El Musel, varios patrones optaron por hacer más millas de navegación y atracar en Avilés con tal de no perder tiempo en el operativo de descarga.

La rula de Avilés se anima con la primera gran bocartada del año: 125.000 kilos

Como informó ayer este diario, Asturias es estos días la capital bocartera del Cantábrico pues los ejemplares de mayor tamaño –los que demanda la industria conservera, que es la que mejor paga el producto– se localizan más fácilmente en la costa del Principado. Tanto es así que la flota ha renunciado a pescar entre Santander y Fuenterrabía e incluso ha solicitado a la Secretaría General de Pesca la declaración de veda en esas aguas, donde todas las capturas son de pequeño calibre. El efecto llamada ha atraído al litoral asturiano a un centenar de barcos foráneos , que son los que animan en estos momentos la costera.

La rula de Avilés se anima con la primera gran bocartada del año: 125.000 kilos

Campaña de sardina

Y para cuando el bocarte flojee, los pescadores del arte de cerco tendrán la posibilidad de iniciar la campaña de sardina. Según ha hecho saber el Ministerio de Agricultura y Pesca, el día 1 de mayo se abrirá la campaña, dotado en principio con un cupo conjunto con Portugal de 21.000 toneladas (fueron 19.000 el año pasado). La previsión de las autoridades pesqueras es que Europa transija en la petición de autorizar hasta 40.000 toneladas según avance el verano en consideración a la abundancia del recurso.

Compartir el artículo

stats