DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reducen a la mitad los contratos de eventuales de auxiliares de Arcelor

La siderúrgica está escalonando las paradas técnicas de sus talleres y rebajando los días de entrada de más personal

Trabajadores de Daorje, en las instalaciones de Arcelor

Trabajadores de Daorje, en las instalaciones de Arcelor

La campaña de verano es una de las más esperadas en el sector de las auxiliares asturianas. Porque Arcelor aprovecha para realizar las paradas técnicas de sus instalaciones con el fin de inspeccionar su estado o proceder con su mantenimiento. Esta tarea la seguirán haciendo las empresas del montaje este verano, tanto en Avilés, como en Veriña. Lo que sucede es que está previsto un recorte en el número de contrataciones de eventuales a la mitad.

Menos de doscientas personas podrán entrar en la fábrica este verano cuando no hace mucho esa cifra superaba las cuatrocientas, buena parte de ellos, a través de Daorje, la principal auxiliar de Arcelor: aporta casi 1.500 empleados en sus instalaciones.

La contratación de los eventuales para apoyar los equipos de mantenimiento ha sido tradicionalmente el camino de renovación de personal en la gran auxiliar. Los eventuales podían hilar el contrato de una parada con otro y estos, con vacaciones, con lo que, en veranos buenos, el nuevo empleado podía llegar hasta Navidad. Esto no va a suceder este año, lamentan en fuentes sindicales.

La razón de la prevista caída de contrataciones para este verano está, señalan fuentes sindicales, en la combinación de ahorro y reorganización del calendario de trabajo, es decir, en que la gran siderúrgica ha decidido escalonar las paradas a lo largo del año con lo que se llega al verano con menos tarea por delante.

Esto y también la reducción de los días previstos para cada una de ellas. Así es por qué la empresa Daorje está llamando a menos eventuales.

La próxima semana está prevista la parada del sínter, en Veriña, una tarea que ha sido reubicada en la agenda en varias ocasiones. Se llevará el grueso de los nuevos contratos. La acería de Gijón, que va después, no generará tarea. En Avilés lo que queda es actuar en el tren de bandas en caliente y en algunas laminaciones.

Compartir el artículo

stats