Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El puerto deportivo y el museo del Cañón merecen bandera azul, según la oposición

Los grupos municipales animan en potenciar los recursos turísticos de la comarca desde la mancomunidad, y Cambia reclama inversiones previas

Embarcaciones en el puerto deportivo de Avilés, con el Centro Niemeyer al fondo.

Embarcaciones en el puerto deportivo de Avilés, con el Centro Niemeyer al fondo. Ricardo Solís

El presidente de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac), José Palacios Aguilar, animó, en una entrevista concedida a LA NUEVA ESPAÑA, a solicitar la bandera azul para el Centro de Interpretación del Cañón de Avilés y el puerto deportivo. Una propuesta en la que el equipo de gobierno socialista de Ayuntamiento de Avilés eludió ayer entrar, al ser ambas instalaciones dependientes de la Autoridad Portuaria. Sí lo hicieron los grupos municipales de la oposición, que animaron a conseguir ese distintivo y sacarle provecho en el marco del turismo sostenible que se pretende impulsar desde la mancomunidad.

José Palacios Aguilar explicó que los Centros Azules (asimilables a las banderas en los arenales) son “espacios que fomentan la educación ambiental en el litoral, el conocimiento del entorno y alternativas educativas). Y añadió que en los casos del Centro de Interpretación del Cañón de Avilés y el puerto deportivo, se contaría “con nuestra colaboración y asesoría, así es que tienen muchas posibilidades si deciden presentar candidatura”.

Esther Llamazares, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Avilés, destacó que “el presidente de Adeac dijo que Avilés cuenta con su colaboración para la candidatura, y también que para ello hay que trabajar en varios aspectos en los que entendemos que hay que profundizar y por supuesto seguir sus recomendaciones. No cabe duda de que la ciudad tiene que apostar por invertir en todos aquellos recursos que contribuyan a mejorar el atractivo y la calidad turística de nuestro municipio y por ende de toda la comarca”.

La portavoz adjunta de Cambia Avilés, Llarina González, mostró el apoyo de esta formación a “todo aquello que sea positivo para la ciudad y para la comarca”. Pero también advirtió de que “optar a conseguir un distintivo como la bandera azul no debe ser solo una apuesta de cara a la galería. No se puede pensar solo en el turismo, sino que antes hay que garantizar las condiciones debidas a los vecinos, como es el caso de los accesos al pantalán de San Balandrán. Hay que tener en cuenta a los residentes antes que a los visitantes”.

En términos bastante similares se expresó Javier Vidal, portavoz de Ciudadanos, quien confesó que, como la mayoría de la población, “pensaba que las banderas azules solo se otorgaban a playas que reunieran unas condiciones que justificaran su concesión”. Pero si el campo de acción es más amplio y la calificación “se puede extender a otros ámbitos marinos, nos parece estupendo que se soliciten si las merecemos”. Sí añadió que, “de todas formas, soy partidario de que todas estas gestiones que suponen promoción turística se realicen dentro del ámbito comarcal, aprovechando la sinergia de la Mancomunidad de Turismo”.

La portavoz municipal de Vox, Arancha Martínez Riola, mostró su apoyo a la iniciativa, aunque con críticas. “Avilés no puede seguir viviendo de espaldas a la ría, que mientras en otras ciudades es el eje vertebrador, aquí no es valorada como merece. Desde luego la solicitud para conseguir el reconocimiento de la bandera azul podría haberse hecho antes, pero si se hace ahora bienvenido sea. Contribuiría al fomento del puerto deportivo”. Además, remarcó que “Avilés cuenta con playa, la de San Balandrán, otro entorno natural de nuestro concejo totalmente degradado, olvidado y que en otros lugares sería cuidado y explotado”.

La crítica de la portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Avilés se refirió a que “sin duda esa aspiración propuesta por Adeac debe ir unida al soterramiento de las vías y la ronda norte, ya que no es posible vender una bandera azul con tráfico pesado que causa polución acústica y atmosférica y con el tren cortando el paso de una zona a otra de la ciudad”.

Compartir el artículo

stats