Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María Schlegel, internacional de voleibol, apunta tantos por el mundo con el objetivo de volver a Asturias y emprender

Acaba de firmar un año más con el USC Münster: “No todos los años son iguales pero, cada temporada que pasa, pienso lo afortunada que soy, me fascina mi trabajo”

María Schlegel.

María Schlegel vive y trabaja en Münster, conocida como la ciudad de las bicicletas y por su centro histórico, restaurado al final de la Segunda Guerra Mundial. En este enclave, a caballo entre Dortmund y Osnabrück, vive y trabaja esta mujer que nació en Valladolid, se trasladó a Piedras Blancas, en Castrillón, con apenas cinco años e hizo del deporte su forma de vida. A ella le gusta decir que es del mundo: “De culo inquieto”. Con cada viaje consolida su pasión: el voleibol. Schlegel juega en el USC Münster. Lleva una temporada y avanza que durante un año más defenderá los colores de la formación alemana: “No todos los años son iguales pero, cada temporada que pasa, pienso lo afortunada que soy, me fascina mi trabajo”, reconoce en sus redes esta deportista que nació hace 28 años.

Pero rebobinemos. Schlegel lleva el deporte en las venas. Es hija del jugador de baloncesto Mike Schlegel, fallecido hace años, y tiene un fuerte vínculo con el tirador olímpico avilesino Alfonso Menéndez, con quien se casó su madre, Carmen Mosegui, también deportista, atleta. De muy niña estudió en el colegio San Fernando de Avilés, donde sacó buen partido a la pista de atletismo. La adolescencia transcurrió en el instituto de Salinas. Atletismo y voleibol, voleibol y atletismo.

Pasó por equipos locales y a los dieciochos años recibió una beca para estudiar Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en Madrid. Durante tres años –tiempo que mantuvo la beca– vivió en la Residencia “Joaquín Blume”, un centro para deportistas de alto nivel adscrita al Centro de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes de la capital.

“En ese momento dejé el voleibol y me dediqué exclusivamente al atletismo. En el cuarto año de mis estudios busqué una vía de escape, ya no estaba becada, y volví al voley impulsada por la especialización en mi carrera. Así que retomé el voleibol y pronto encontré un hueco en el Alcobendas”, relata.

María Schlegel con la equipación del USC Münster.

Luego recibió la llamada de la Selección Española. Corría el año 2015. Y no dudó en sumar una nueva aventura deportiva a su carrera. Continúa el viaje vital. De Madrid se trasladó a La Rioja fichada por Haro Rioja Voley, equipo en el que permaneció dos temporadas. Entre medias cursó un máster, porque Schegel no sabe estar quieta, ni en la cancha ni fuera de ella. De La Rioja a Italia y de Italia al Haris Tenerife.

La pasada temporada estuvo en la República Checa, donde llego a jugar la “Champions”, narra. Ahora trabaja con el USC Münster, con quien permanecerá al menos una temporada más. “Estar de un lado a otro tiene sus pros y sus contras, pero por el momento pesan más los pros, por eso sigo”, confiesa Schegel, que siempre ha acompañado su carrera deportiva de estudios.

“Estoy intentando construir una vida para cuando esto (su carrera deportiva) termine. Quiero volver a casa en algún momento”, reconoce la castrillonense, que tiene un ambicioso proyecto entre manos gestado al calor de La Curtidora que recientemente ha sido seleccionado por el Gobierno regional y dotado con 10.000 euros. Se llama “Improve”, y tiene miga.

Se trata de una plataforma de cursos online para personas que se dedican al deporte sin los conocimientos previos necesarios. Está dirigida a entrenadores primerizos, deportistas noveles, padres, madres… “Improve” une conocimientos académicos y experiencia personal. Schlegel también participó en 2021 en un “Weekend emprendedor”, una actividad promovida por el parque científico y tecnológico “Avilés Isla de la Innovación”.

María Schlegel con la equipación del USC Münster.

María Schlegel con la equipación del USC Münster.

“Empecé con este proyecto durante la cuarentena. Ví la necesidad que había en el mundo del deporte de formar a buenos entrenadores en categorías inferiores. Estos suelen ser exjugadores y, a veces, no tienen una formación específica en Deporte y hay cosas que se les escapan. Con esta plataforma pueden recibir formación de calidad”, explica Schegel, que reconoce, eso sí, que el proyecto, a día de hoy, está congelado: “No tengo tiempo”.

Pero será “Improve” lo que probablemente traiga de nuevo a María Schlegel a la comarca avilesina, de vuelta a Asturias. Un talento retornado. De momento, no obstante, la jugadora profesional de voleibol está concentrada en su carrera en Alemania. Ayer sábado jugó contra el Dresden. Otro tanto en su dilatada carrera deportiva.

Compartir el artículo

stats