Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de espacio en el centro de FP de Avilés impide atender la demanda de la industria y de las TIC

Avilés busca soluciones con acuerdos de formación y contratación con el metal y ahora con el Cluster TIC, que necesita 1.100 profesionales

Un alumno del CIFP Avilés en uno de los talleres del centro. MARA VILLAMUZA

La falta de espacio en el Centro Integrado de Formación Profesional (FP) Avilés impide capacitar a los miles de profesionales cualificados que reclaman la industria asturiana y las compañías de tecnologías de la información y comunicación (TIC). El Ayuntamiento de Avilés, las empresas y los sindicatos de la comarca exigen al Principado que se acelere la construcción del nuevo centro de FP en La Grandiella, que permitirá liberar espacio en el actual CIFP de Avilés para aumentar el número de matriculas en las familias profesionales más demandadas. Urge formar profesionales 4.0.

El Ayuntamiento de Avilés firmó ayer con el Cluster TIC un convenio de formación a la carta con compromiso de contratación para cualificar a personas desempleadas. Es una práctica similar a la que ya puso en marcha con la patronal del metal asturiano, Femetal, que está dando buenos resultados.

El sector de las TIC representa ya el 4% del PIB regional, y va en alza. El presidente del Cluster TIC, Patricio Arias, y el director general en Asturias, Enrique Jáimez, indicaron ayer que se necesitan “ya, con carácter urgente, 1.100 profesionales en Asturias”, y que se prevé además “una elevadísima demanda laboral” a corto y medio plazo.

Y no solo eso. Jáimez indicó que en FP existe un 150% de solicitudes de plazas para las familias profesionales TIC e Informática, lo que se traduce en decenas de estudiantes que no pueden cursar esos ciclos formativos por falta de capacidad para acogerlos. Dicho de otra manera: la falta de espacio impide ampliar el número de matrículas y formar a quienes ven un futuro profesional en el sector.

“Es paradójico que con el desempleo que existe, las empresas no encontremos soluciones a nuestras demandas de profesionales”, añadió el presidente del Cluster TIC. Y advirtió de que la situación es urgente teniendo en cuenta que “dentro de diez años, todos los trabajos van a ser tecnológicos”.

La situación en el sector metal es similar. Las empresas del motor económico de la región llevan años alertando de que no encuentran profesionales cualificados en soldadura, calderería, fresadores, etcétera. A esto se añade ahora que a muy corto espacio de tiempo la automatización (mecatrónica y robótica) y la digitalización serán elementos clave para mejorar la productividad, la eficiencia y la competitividad internacional, según un estudio elaborado por Metaindustry4, el clúster de innovación de la patronal del sector (Femetal).

Las empresas de la comarca, además, prevén un incremento de producción a medio plazo para afrontar el aumento de la demanda con los proyectos de transición energética que se están elaborando.

¿Cuál es la respuesta formativa a esta situación? Muy insuficiente. Los últimos datos indican que los trabajos asociados a la FP del metal, de las TIC y la informática rozan el pleno empleo. Sin embargo, el CIFP Avilés no puede atender la demanda de matrículas por falta de espacio y, por tanto, tampoco puede satisfacer las solicitudes empresariales. Es más, muchos de sus estudiantes ya son fichados por las empresas donde realizan prácticas antes incluso de acabar su periodo formativo.

Las matrículas

El CIFP Avilés tiene este curso 1.668 personas matriculadas. De ellas, 807 corresponden a estudios relacionados con la industria; 622 en tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que incluye formación a distancia, y otras 239 en el ámbito de servicios.

Manuel Campa, vicealcalde de Avilés y concejal de Promoción Económica, indicó ayer que “el Ayuntamiento apremia a la Consejería de Educación para acelerar la construcción del nuevo centro de La Grandiella. Necesitamos liberar espacio en el CIFP Avilés y ganar en número de matrículas para atender la demanda empresarial”. También explicó que los cinco años que figuran en el contrato de cesión de los terrenos al Principado, responden al plazo exigido por la ley para que los terrenos reviertan al Ayuntamiento si no se construye el centro. “Pero eso no va a ocurrir. Estamos en ello y exigiremos que figure en los próximos presupuestos regionales para que se inicien las obras lo antes posible”, afirmó.

También los secretarios comarcales de CC OO y de UGT, José Manuel Rodríguez Baltar y Abilio Álvaro Azofra, respectivamente, y la patronal FADE abogan por convertir Avilés en el epicentro de la FP industrial de la región, atendiendo a la idiosincrasia de la comarca. Ambos coincidieron también en advertir que no es suficiente con acelerar la construcción del nuevo centro de La Grandiella y su entrada en servicio, sino que el Principado debe abordar además la remodelación integral del CIFP de Avilés. “Necesitamos formar a profesionales 4.0, pero también que los centros sean 4.0, propios del siglo XXI”.

Juan Carlos Guerrero con Patricio Arias a su izquierda y Enrique Jáimez a su derecha, tras la firma del convenio Inés R. Escandón

Cursos para reciclar a personas desempleadas y que encuentren nuevas oportunidades laborales

El Ayuntamiento de Avilés y el Clúster TIC suscribieron ayer un acuerdo de colaboración para formar a desempleados en el sector tecnológico con compromiso de contratación de, al menos, un 40%. El pacto tiene una vigencia de cuatro años y se prevé su aplicación con dos cursos de reciclaje profesional, y se seleccionarán a diez personas para cada uno de ellos. Uno será “Administración de Sistemas”, con una duración de 460 horas (algo más de tres meses), y el otro es “Testing” (comprobaciones), de 345 horas (algo menos de tres meses). Dos terceras partes de los cursos serán teóricas, y el resto con prácticas en empresas. A la presentación del convenio en el consistorio avilesino asistieron el concejal de Formación y Empleo, Juan Carlos Guerrero, el presidente del Cluster TIC, Patricio Arias Álvarez, y el director general de la asociación sectorial en Asturias, Enrique Jáimez Falagán. El edil señaló que el objetivo de este acuerdo de colaboración es “avanzar en el desarrollo de una ciudad capaz de generar nueva actividad económica, de fomentar la formación y el empleo de calidad y avanzar tanto en la modernización de la economía avilesina como en el fortalecimiento de su cohesión social”. El acuerdo con el Ayuntamiento de Avilés es el primero de estas características que suscribe el Cluster TIC. “Con una formación relativamente corta en el tiempo se consigue posicionar a personas en nuestro sector, que no encuentra profesionales. Hay personas desempleadas que se pueden reciclar para las oportunidades que se presentan en el mercado laboral”, señaló el presidente de la asociación sectorial privada, que agrupa a gran parte de las empresas del Principado del ámbito tecnológico.

Compartir el artículo

stats