Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El metal reclama una solución “urgente” para atraer alumnado a la FP industrial

Los empresarios, que no encuentran trabajadores cualificados, abogan por dignificar la Formación Profesional y un sector con futuro

Un soldador, en el interior de una estructura metálica, en una imagen de archivo. | Ricardo Solís

El empresariado del metal asturiano en general, y el avilesino en particular, reclama un “mayor compromiso e impulso a la Formación Profesional (FP)” para atraer a más alumnos a estudiar los ciclos formativos del sector, muy necesitado de profesionales. La Cámara de Comercio de Avilés aboga por “dignificar las profesiones del metal” e informar de las salidas laborales que ofrece y de sus condiciones, “con uno de los mejores convenios colectivos del país”.

Avilés es el área metropolitana con mayor densidad industrial de España, y una de las de mayor concentración de multinacionales de Europa. Las empresas se enfrentan ya a dos desafíos inmediatos. Por un lado, la transición energética y las oportunidades que ofrecen las energías renovables al sector del metal. Y por otro, el relevo generacional, que se debe realizar con personal cualificado y que las compañías no encuentran.

Así que el empresariado del metal asturiano no ocultó su sorpresa al conocer que no se encuentran estudiantes para el horario vespertino en FP, especialmente en el ciclo formativo de grado medio de mecanizado y mantenimiento electromecánico. Precisamente uno de los de mayor demanda por parte de las compañías.

Femetal, la patronal asturiana del poderoso metal asturiano, tiene hasta una relación de las profesiones con mayor demanda. Según explicó, “la industria del metal, que ha evolucionado en los últimos años hacia una fabricación avanzada y digitalizada, necesita incorporar a sus proyectos empresariales soldadores, mecánicos, montadores mecánicos e hidráulicos, bobinadores, perfiladores, pintores industriales homologados, electromecánicos de mantenimiento e instaladores de gas y frigoríficas y almaceneros”. Esto en lo que tiene que ver con los estudios de FP, pero también necesitan ingenieros tanto informáticos, como eléctricos/electrónicos.

Fuentes del sector indicaron que el volumen de profesionales que necesitan varía en función de los proyectos a acometer. Pero coincidieron en que, si ahora ya se encuentran con carencias para incorporar personal, éstas serán aún mayores a medio y largo plazo, teniendo en cuenta las buenas perspectivas que se presentan con el desarrollo de las energías renovables y también en el sector marítimo.

Luis Noguera, empresario industrial y presidente en funciones de la Cámara de Comercio de Avilés, calificó de “urgente” encontrar una solución para atraer alumnado a la FP, y más en concreto al sector metal. “Nos encontramos con un problema que nos afecta a todos, a las autoridades educativas, a los empresarios, a los jóvenes que se tienen que labrar un futuro, y al conjunto de la sociedad”, señaló.

Afirmó que es “importante dignificar las profesiones del sector metal, que están poco valoradas socialmente cuando tienen una buena salida laboral y un convenio que es de los mejores del país. Quizás hay poca información y se sigue teniendo una imagen anticuada de estas profesiones”.

Otro aspecto es la prioridad de que la formación vaya acorde con las necesidades que tienen las empresas, una carencia que se va a tratar de saldar con la nuevo FP que se va a poner en marcha de cara al próximo curso en Asturias.

Y por último, también un compromiso empresarial en el sentido de “se debe ofrecer no solo un empleo digno y bien remunerado, sino también la posibilidad de seguir formándose, de una carrera profesional en la que el empleado pueda ir ganando en responsabilidades para hacer atractivo no solo a la propia compañía, sino al sector”, señaló Noguera.

Compartir el artículo

stats