Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambia insiste en aplicar en Avilés el "IBI para ricos" y rechaza la subida del agua

La confluencia sostiene que ahora no es el momento de referenciar las bonificaciones al salario mínimo: "Es un recorte encubierto"

Primitivo Abella, Sara Retuerto y Juanjo Fernández, ayer, en la sala de prensa del Ayuntamiento de Avilés.

El gobierno avilesino (PSOE) no encontrará un aliado en la primera fuerza de la oposición (Cambia Avilés) para sacar adelante la propuesta de ordenanzas fiscales para 2023, según se desprende del planteamiento de partida de la confluencia de Podemos e Izquierda Unida (IU). Los socialistas proponen una congelación fiscal, pero la subida de la tarifa del agua (marcada por contrato por el IPC de agosto, que fue del 10,6%) es una línea roja para la confluencia, que vuelve a incidir en la aplicación de la progresividad en la contribución (con el conocido como el "IBI para ricos) y no ve ahora el momento de referenciar las bonificaciones de tasas y precios públicos al salario mínimo interprofesional (SMI) en vez de al IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), algo que venía reclamando todo el mandato.

"Lo primero que nos propone el PSOE es una subida del 10,6% en el recibo del agua. con el argumento de que es un imperativo del contrato y que no se puede evitar. Entendemos que es falta de voluntad política. Ya le regalamos dos millones de euros a la multinacional del agua. Podríamos decir que en este Ayuntamiento gobierna más Aquagest que el PSOE", criticó este viernes la portavoz de Cambia, Sara Retuerto.

Su compañero Primitivo Abella aprovechó para recordar que está por resolver el recurso que presentó la confluencia contra la compensación de dos millones al socio privado del contrato del agua (Asturagua) que aprobó la Corporación (con los votos del PSOE y el PP) para ir compensando el desequilibrio económico del contrato: "Está por ver si lo que dice ese contrato es palabra de Dios. Y esta subida del 10,6% también podría acabar en los tribunales. Hay un precedente en Tenerife, pero allí fue el PSOE el que llevó a los tribunales el contrato de la privatización del agua por el IPC".

Como ya informó este periódico, la confluencia propondrá de nuevo que se aplique el IBI diferenciado en los inmuebles no residenciales de mayor valor. "Nos dirán que Avilés no es el sitio adecuado para todo esto, como siempre", se adelantó ya Abella. Todo el mandato lleva pidiendo el edil que se referencian las bonificaciones para tasas y precios públicos al salario mínimo, pero el cambio que ve ahora con buenos ojos el PSOE es para Abella "un engaño": "Lo que hacen es cambiarlo pero hasta las diezmilésimas, no se va a mover ni un céntimo. Y hacen el cambio justo cuando no había que hacerlo, cuando todo apunta a que el IPREM va a crecer más que el SMI. Este es un recorte encubierto. Lo importante es que se actualicen los tramos de bonificación, que son los mismos que en 2008". Completa la propuesta de Cambia una petición de "compromiso político" para introducir dentro del IBI el incremento del gravamen sobre la vivienda vacía propiedad de los grandes tenedores en cuanto se apruebe la Ley de Vivienda que está en tramitación en el Congreso.

"Si el PSOE quiere aplicar medidas progresistas nos va a tener ahí, si prefiere la agenda neoliberal y aliarse con Ciudadanos se encontrará con un obstáculo por nuestra parte", zanjó Retuerto.

Compartir el artículo

stats