Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castrillón analizará la ley de Memoria por "si fuera necesaria" aplicarla con Luis Treillard

Famyr urge la retirada del nombre de la calle que recuerda al exalcalde y jefe de Falange en 1938: "Esas exaltaciones deberían ser eliminadas"

Un operario de la limpieza baldea la calle Luis Treillard en una imagen de archivo. RICARDO SOLIS

El Ayuntamiento de Castrillón analizará la nueva ley de memoria democrática y su encaje en el concejo. Este anuncio de la alcaldesa, Yasmina Triguero (IU), llega después de que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) aya pedido la retirada de la calle a Luis Treillard teniendo en cuenta que fue jefe de la Falange en Salinas en 1938 como atestigua un documento localizado en el archivo municipal de Castrillón y al que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA. "Seremos fieles a la ley, si fuera necesario aplicarla se hará; pero todo ha de estar motivado y meditado", apuntó la regidora castrillonense.

Treillard fue, además, Alcalde de Castrillón desde 1955 a 1968, en pleno franquismo, y uno de los artífices del diseño actual de Salinas, de ahí que en su momento una de las principales avenidas recibiese su nombre.

Extracto del documento que acredita que Luis Treillard fue jefe local de Falange, en Salinas, fechado el 3 de febrero de 1938.

Coincidiendo con la ARMH, el presidente de la Federación Asturiana Memoria y República (FAMYR), Rafael Velasco, manifiesta que "las calles no pueden seguir siendo lugares de exaltación y homenaje a quienes, directa o indirectamente, participaron del régimen franquista. De acuerdo al artículo 48 de la ley de memoria democrática asturiana esos nombres ya deberían estar eliminados". En esa misma línea, el doctor en Historia y especialista en el franquismo Pablo Alcántara tildó de "vergüenza" que "un jefe falangista como Luis Treillard cuente con calle en Salinas, y más gobernando IU". "Con la memoria democrática, no son todo ataques furibundos de la derecha y la extrema derecha, sino que también hay tibieza de la izquierda, que muchas veces hace una política de medias tintas", concluyó.

Compartir el artículo

stats