La procesión del Beso de Judas y la del Silencio, dos citas de gran solemnidad

La misa de la Cena del Señor se celebra en San Nicolás de Bari a las 18.30 horas y contará con la intervención de la Coral Avilesina

La procesión del Beso de Judas

La procesión del Beso de Judas / María Fuentes

I. M.

El Jueves Santo, cuando cae la noche, se inicia la procesión del Silencio, de gran solemnidad y belleza. Procesionan los cofrades de San Juan Evangelista, pero esta vez portan en sus manos unos faroles con vela encendida en vez de las cruces que acompañan sus pasos el Miércoles Santo.

Al igual que los faroles, se modifica la imagen que procesionan, pues en esta procesión portan el paso de la Tercera Palabra, consistente en Cristo Crucificado y, a sus pies, la Virgen María y el apóstol San Juan. El paso de la Tercera Palabra lo llevan tradicionalmente los cofrades más jóvenes. Procesionan también la imagen de la Verónica, con el paño con el que le fue lavada la cara a Cristo.

La Cofradía de San Juan Evangelista fue fundada en el año 1947 y procesionó por primera vez el 24 de marzo, Miércoles Santo, de 1948. Está formada por jóvenes varones, solteros. Los cofrades visten de rojo, azul y blanco y muchos procesionan descalzos.

La procesión del Silencio sale a las 20.30 horas de la parroquia de San Nicolás de Bari y cerrará una jornada que se abre a las 12.30 horas con la procesión de El Beso de Judas, también desde San Nicolás de Bari, en la que participa la hermandad del mismo nombre y la más joven de la Semana Santa avilesina ya que fue fundada en el año 2008 al amparo de la parroquia de San Nicolás de Bari gracias al empeño de un grupo de jóvenes. El objetivo era incorporar a la Semana Santa avilesina una nueva estación de penitencia representando un momento cumbre de la Pasión del Señor: la traición que sufrió de uno de sus discípulos, Judas, en el huerto de Getsemani.

Los cofrades de la Hermandad del Beso de Judas llevan hábito de color blanco y una capa negra y sandalias negras. Los cofrades portan una vara de la que cuelga en su parte superior un saco con monedas, representando el botín obtenido por Judas a cambio de la traición a Jesús.

La banda de tambores y timbales de la Hermandad El Beso de Judas está compuesta por cuatro timbales, once tambores y dos cajas. Acompaña al paso en las procesiones y también participa en otro actos como la Cabalgata de Reyes o en procesiones de parroquias cercanas.

Las cofradías de San Juan Evangelista y del Beso de Judas procesionan también mañana, día de Viernes Santo, en la procesión del Santo Entierro que recorrerá las calles de Avilés a partir de las 17.30 hora. Previamente tendrá lugar el Desenclavo y el sermón correrá a cargo del sacerdote Antonio Cañizo Gómez, especialista en Tierra Santa. La jornada se cerrará con la procesión de la Soledad en la que participa la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y de la Santa Vera Cruz que sale a las 21.30 horas de la iglesia de Santo Tomás de Canterbury.

La programación de la Semana Santa avilesina incluye hoy la misa solemne de la Cena del Señor que comienza a las 18.30 horas en la iglesia de San Nicolás de Bari y en la que canta la Coral Avilesina. El Sermón del Mandato correrá a cargo del José Carlos Seijo. A las 22.30 hay una vigilia de la Adoración Nocturna. La iglesia permanecerá abierta hoy toda la noche.

La procesión de la Resurrección cierra la Semana Santa de Avilés el sábado a las 22.30 horas con la participación de varias cofradías avilesinas.