El San Agustín supera las 53.000 visitas en su hospital virtual de rehabilitación y maternoinfantil

Los vídeos colgados en la web del centro sanitario guían en la realización de ejercicios y permiten ‘entrar’ una sala de partos

De izquierda a derecha, Rosana Navarro, María Jesús Souto, Iratxe Isusi, Marta Fernández, Héctor Meneses, Estela Rozada, Juan Carlos Ibáñez, Verónica Labrador (delante), Mar García (detrás), Amparo Blanco, Diego Morán, Javier Vázquez, Sergio Carrasco y Miguel Jiménez. | Ricardo Solís.

De izquierda a derecha, Rosana Navarro, María Jesús Souto, Iratxe Isusi, Marta Fernández, Héctor Meneses, Estela Rozada, Juan Carlos Ibáñez, Verónica Labrador (delante), Mar García (detrás), Amparo Blanco, Diego Morán, Javier Vázquez, Sergio Carrasco y Miguel Jiménez. | Ricardo Solís. / Marián Martínez

Marián Martínez

Marián Martínez

La pandemia por el covid-19 hizo estragos, pero también ayudó a buscar e impulsar nuevas maneras de comunicación y de ayudar a otras personas. Y si hubo un sector en el que todo esto incidió de manera determinante fue el sanitario. En todos sus ámbitos y facetas. En aquellos momentos de angustia, de miedo y de estrés, dos servicios del Hospital Universitario San Agustín (HUSA) decidieron aprovechar las nuevas tecnologías para reforzar y estrechar el vínculo con sus pacientes: las áreas de rehabilitación y maternoinfantil. A través del Hospital Virtual se pueden ver vídeos con los que realizar ejercicios terapéuticos para mejorar el estado físico de pacientes que deban guardar cama o reposo, y también se puede visitar un paritorio, aprender las distintas posturas que se pueden adoptar durante un parto y conocer el área de neonatología. Entre ambos servicios ya suman más de 53.000 visualizaciones.

Sergio Carrasco es el supervisor del servicio de rehabilitación del Hospital Universitario San Agustín, en el que médicos rehabilitadores y fisioterapeutas atienden a unas 200 personas al día y ven unos 3.000 nuevos casos al año. Cuando estalló la pandemia este equipo lo integraban solo ocho profesionales (ahora son 14), que atendían las necesidades de pacientes hospitalizados y con enorme afectación funcional provocada por el covid. "Queríamos dar cobertura al mayor número de pacientes posibles y pensamos que necesitábamos buscar la manera de que aquellos que de forma autónoma pudieran realizar los ejercicios, lo tuvieran. Fue así como surgió la idea de hacer unos vídeos con los ejercicios más habituales para que, además, les sirvieran de refuerzo también los fines de semana y días festivos".

En el servicio de rehabilitación se elaboró un protocolo con un procedimiento de ejercicios en función de la gravedad de la situación del paciente. "Les dejábamos en la habitación los ejercicios en papel, pero también dos veces al día los podían seguir por el canal de televisión interno del hospital", relata Carrasco. "Las personas más afectadas perdían mucha capacidad funcional, y había que ayudarles a hacer los ejercicios en la cama. Luego se iban adaptando en función de la mejoría, pasando a la posición de sedentación estable, luego ya se les levantaba y cuando podían caminar, se iniciaba el reacondicionamiento aeróbico de cara a recibir el alta hospitalaria. Hubo muchos con los que posteriormente hubo que abordar las secuelas", señaló el supervisor del servicio.

A finales de 2020 se decidió colgar los vídeos en la web, en el Hospital Virtual del HUSA, para que los pacientes de rehabilitación puedan desde su casas realizar ejercicios en función de su estado de salud y necesidades. Desde diciembre de 2020 hasta hace poco más de una semana se superaban con creces las 17.361 visitas.

Pero el éxito va aún más allá. El servicio de prevención de riesgos laborales del hospital solicitó al servicios de rehabilitación que impartiera formación al personal sanitario y de mantenimiento debido al elevado número de bajas musco esqueléticas. "Es fundamental calentar antes de iniciar cualquier actividad. Así que además de impartir esas sesiones de formación, elaboramos un vídeo con ejercicios de calentamiento y otro más extenso de tonificación. Lo editó Ángel Valley y gustó mucho". Tanto que las visitas se cuentan también por miles. Desde noviembre de 2021 hasta ahora lo han consultado casi 15.800 trabajadores del HUSA. Y quizás también de otras empresas y otras regiones, aunque no se sabe cuántas visitas serían "de fuera".

Por la izquierda, Soraya González, Iris Porcela, Carmen Sánchez, Paula Vigil (sentada), Sara Pérez (al fondo), Arantxa Muñoz, María González y Paula Martínez, en un paritorio.

Por la izquierda, Soraya González, Iris Porcela, Carmen Sánchez, Paula Vigil (sentada), Sara Pérez (al fondo), Arantxa Muñoz, María González y Paula Martínez, en un paritorio. / Ricardo Solís

Aunque parezca difícil en este invierno demográfico que sufre la región, el servicio maternoinfantil del Hospital Virtual del San Agustín también suma visitas por miles. De hecho, ya tiene más de 20.000 visualizaciones entre la página web y YouTube, para satisfacción de Arantxa Muñoz, supervisora del área maternoinfantil, y todo el equipo. Su iniciativa del ‘gemelo’ digital surgió en mayo de 2017, relata la matrona, cuando se anunció que se ofrecerían visitas presenciales al área de maternoinfantil a las futuras madres y padres para que conocieran el servicio y profesionales que les atenderían. "Se trata de mitigar la incertidumbre y el miedo que surge al final del embarazo", explica Muñoz. Desde junio de ese año hasta que estalló la pandemia realizaron la visita 510 mujeres acompañadas.

Las visitas se concertaban a través de Atención Primaria, y al ser solo por las mañanas, muchas futuras mamás no podían acudir. "Así que pensamos en hacer unos vídeos cortitos para que los pudieran visualizar. Pero llegó la pandemia, y fue entonces cuando pensamos en hacer un vídeo con el recorrido completo que se realizaba en modo presencial". Eso incluye desde el paritorio y el quirófano –por si es necesario realizar una cesárea–, hasta la sala de neonatos.

Plan de alumbramiento

Todo ello va acompañado de explicaciones sobre el proceso del parto, la monitorización de la madre para el control de las contracciones, las distintas posturas que se pueden adoptar para el momento de la expulsión y hasta los motivos más frecuentes de que el bebé tenga que pasar a la sala de neonatos. El proceso completo.

De esta forma, el Hospital Universitario San Agustín permite a las futuras mamás, a través del "Mostrador web", elaborar su plan de parto, esto es "pueden decidir cómo quieren que se desarrolle el proceso, siempre en condiciones de seguridad, por supuesto, pero pueden solicitar, por ejemplo, estar acompañada por su pareja o por otro familiar incluso si hay que realizar una cesárea", señala Arantxa Muñoz.

Estos vídeos los utilizan las matronas de Atención Primaria en los cursos de preparación al parto, aunque cualquiera puede visitarlos en la web del Hospital Universitario San Agustín. Uno de los objetivos es ampliar la oferta para el nuevo año.