Saint-Gobain mantiene una producción de parabrisas en Avilés por debajo del millón

La multinacional prevé cerrar 2024 con obras en el horno del departamento de Glass pese a la petición de los sindicatos de cambiarlo

El taller de parabrisas de Saint-Gobain, en la fábrica de La Maruca. | Ricardo Solís

El taller de parabrisas de Saint-Gobain, en la fábrica de La Maruca. | Ricardo Solís / Saúl FernándezS. F.

Saúl Fernández

Saúl Fernández

La multinacional Saint-Gobain Cristalería tiene previsto fabricar el próximo año una cifra de parabrisas, de nuevo, por debajo del millón de piezas. Achaca esta previsión a la baja al hecho de que la situación presente del mercado del automóvil –la planta avilesina de la multinacional es proveedora de los fabricantes de turismos más importantes de la península– sigue llena de "incertidumbres".

El número de parabrisas avilesinos sigue la tendencia de descenso iniciada en 2019 –de entonces es la mayor cantidad de piezas de los últimos cinco años: más de un millón con respecto a lo presupuestado para 2024–.

El proyecto para Sekurit del próximo año, según la propia empresa, es seguir el camino iniciado en 2023, o sea, poner el acelerador productivo en la primera parte del año con el fin de poder atraer nuevas producciones en el segundo semestre. Esto precisamente es lo que se desarrolló este año. La diferencia es que en este 2023 las partes negociaron un expediente temporal de empleo con el fin de atender la posible eventualidad de que el departamento pudiera encontrarse en algún momento sin actividad. Esta regulación finalmente no se produjo como estaba previsto, precisamente por la entrada de pedidos no atendidos por otros centros de producción que la multinacional tiene distribuidos por todo el continente.

En este ambiente es en el que trabajadores y empresa están negociando el calendario laboral de los departamentos en que está dividida la tarea en la fábrica de La Maruca, es decir, en un ambiente en el que se constata una reducción de producción de parabrisas todavía mayor que el de este 2023 y con la posibilidad de un nuevo ERTE sobre las cabezas de los trabajadores.

División de Glass

La otra parte de la fábrica de Avilés de Saint-Gobain Cristalería es la que corresponde a Glass, o sea, a vidrio de construcción.

Lo fundamental aquí es el gran "horno float", un artilugio que es el corazón de la fábrica avilesina que se quemó por completo en marzo de 2008, es decir, hace quince años. Esta circunstancia ha sido repetida una y mil veces por los trabajadores: hay que instalar un nuevo artilugio en La Maruca.

La empresa, sin embargo, no es de la misma opinión. Es más partidaria de una restauración (la última fue en noviembre en 2021, hubo otra en abril de 2018). Lo que ha comunicado la empresa es que habrá una nueva obra de reparación que fecha para fin de 2024.

Verónica Fernández, presidenta del comité

El pasado día 29 de noviembre se reunió el nuevo comité de empresa de Saint-Gobain, el que salió tras las elecciones que se celebraron del pasado día 23 y que ganó la sección sindical de SOMA-FITAG -UGT. El motivo de esta reunión era elegir los cargos representativos. Verónica Fernández Otero (Avilés, 1980) fue elegida presidenta, cargo que ya ostentaba desde la primavera de 2022. Sustituyó en el cargo, entonces, al histórico líder sindical Fernando Ureta, que se jubiló. Fernández Otero, operaria en el departamento de Sekurit, milita en el SOMA-FITAG-UGT; es, de hecho, la secretaria de Igualdad de su ejecutiva regional.