Los "Pingos" se imponen en el Festival de Murgas, Charangas y Fanfarrias del Antroxu avilesino

El festival de charangas llenó la plaza Carlos Cobo, que coronó a un grupo de estreno en las coplas: "Esto está muy vivo"

Avilés sigue viviendo con intensidad el Antroxu y la muestra fue, ayer, el Festival de Murgas, Charangas y Fanfarrias, que atrajo a varios centenares de personas hasta la plaza Carlos Cobo. Allí se dieron cita ocho peñas que pasaron por el escenario para brindar una dosis de diversión y sarcasmo. El grupo "Pingos antroxaos" resultó vencedor en en su primera participación.

"Nuestro objetivo es pasarlo bien, eso ante todo", explicó Mirta Pruneda, una de las 15 integrantes del grupo. Pruneda, que estaba acompañada de su "grupo de amigos", señaló que la idea de participar surgió "durante el Antroxu de 2023 "un poco a lo loco". Con "La muralla de Avilés" y "¿Avilés ta muerto?", los "Pingos" quisieron mostrar que "el Antroxu está muy vivo", lo que les llevó a lo más alto del festival casi sin pretenderlo. "Venimos a divertirnos, pero si caen unes perruques no estaría mal", admitió Pruneda antes de comenzar, sin saber que se irían con 500 euros de premio.

El segundo puesto fue para "La hermandad", agrupación clásica del evento y que este año quería hablar de las comuniones, pero también "tocar todos los palos" con reseñas locales, regionales y nacionales. Jesús Naves "Chus" explicó que entre algunas de las referencias, la mítica fuente de Pedro Menéndez, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso o Luis Rubiales. "Hay que darle vida al Antroxu de Avilés, que Gijón nos comió y eso no puede ser", aseguró Naves.

En tercer lugar quedó una peña que nada más nacer logró alzarse con la victoria el año pasado: "Les arrexuntaes". "Cuando ganamos flipamos", aseguró Daniel Rogel. Este año, readaptaron la letra "Voy a pasármelo bien" de Hombres G, con el título "Hoy ya no vuelvo a beber". "Va por todas las veces que hemos dicho esa frase pero que nunca cumplimos" señaló Rogel.

El cuarto puesto fue para la charanga "Les adelantaes", conformada por los miembros de la asociación de vecinos de Pedro Menéndez. Disfrazados de senadores romanos, rebautizaron el tema "El negro no puede" de Giorgi Dan como "El César no puede", una crítica "para los que se quejan y no paran de quejarse".

Tras un comienzo accidentado, en el que un fallo técnico en el sonido retrasó el comienzo, Mariajo Baldot, conductora del evento, dio paso a "Les motoretes", un grupo de ocho integrantes que fueron las primeras en saltar al ruedo en el que fue su estreno en el festival. Con letras de crítica social y mucho sarcasmo, las pandereteras, que iban ataviadas con falda asturiana y chaquetas de cuero, adaptaron "Agorrau de tras monte" y "Xota punteada" con la idea de "hacer burla de las dietas".

Con muchos años de rodaje estaba "La orquestina la pecera", quien en palabras de Teo Siñeriz, su objetivo es "hacer que el Antroxu salga adelante". "Los premios nos da igual, lo que nos importa es disfrutar del carnaval. Pero si cae algo, mejor", aseguró Siñeriz, que se mostró confiado con el repertorio que incluía la música de "Santander marinera" o "El tractor amarillo".

El de este año también fue el estreno de "La Tom-tom-tuna". Con letras basadas en las fiestas, fueron siete los tunos que subieron al escenario, aunque como explicó Susana Álvarez, moralmente eran "muchísimos". Entre su repertorio, temas clásicos como "Clavelitos" pero también de actualidad, como el "Quédate" de Quevedo y Bizarrap.

Los últimos en llegar fueron "Los escondidos", integrado por miembros del Belenos. y que contaba con entre 30 y 40 integrantes "aunque luego subiremos siete", bromeó David García. Con referencias al rugby con una haka neozelandesa, la agrupación quiso hacer hincapié en su deseo por volver a jugar sus encuentros en el Muro de Zaro de Llaranes.