Opinión | balcón al muelle

La odisea de encontrar acomodo en casa

La semana en que la calma de Cambia se hizo tormenta | Los riesgos de una oferta insuficiente de vivienda cuando Avilés espera invertir su tendencia demográfica

"La ciudad, su ambiente y el aspecto económico, convencen. Me quedo". La reflexión, que podría ser la de cualquier nuevo vecino o inquilino en una comunidad, incluso la de un nuevo fichaje en un club local, va más allá del catálogo de "gente nueva" en un territorio. Las aguas en Cambia Avilés bajan revueltas desde hace un tiempo pero estos días se oficializó el relevo en la portavocía del grupo municipal. Con la calma chicha que reina en el centro de un tornado, antes de sucumbir a la devastación, la confluencia, que es socia de gobierno del PSOE en Avilés desde el pasado julio, justificaba el cambio de caras en la portavocía en aras de un mejor reparto de la carga de trabajo, con un reconocimiento implícito también al hecho de tratar de optimizar su trabajo como grupo municipal y recuperar la visibilidad y el crédito perdidos estos meses atrás. Igualmente también se trataría hacer sentir como en casa a los miembros de la propia familia [política, en este caso].

La odisea de encontrar acomodo en casa

La odisea de encontrar acomodo en casa / Covadonga Jiménez

Arranca febrero con un nuevo desafío, el de la organización del primer Antroxu bajo las riendas de la concejalía de Festejos en manos de la marca Podemos (o Cambia, si se habla en clave de grupos municipales). Y también se lanzarán este mes, al fin, algunos de los grandes proyectos de la ciudad: el de Windar para los suelos de Alcoa, que ya se firmará este mes, igual que el convenio urbanístico del Estrellín para asegurar nueva superficie logística en la margen derecha de la ría.

Otra de las cuestiones que ocupa las preocupaciones cotidianas en los despachos del Ayuntamiento tiene que ver la gestión de la vivienda y los pisos turísticos. Esta semana se conocía un estudio elaborado por el observatorio Regiolab de la Universidad de Oviedo según el cual, al menos, 13 de los 78 concejos asturianos pueden ser zonas tensionadas por el elevado precio de la vivienda. Con todo, el informe señala específicamente que hay dos fenómenos paralelos en Asturias, hacia las alas y en la zona central donde los tres grandes núcleos urbanos (Avilés, Oviedo y Gijón) funcionan como un área metropolitana. El observatorio explica que las zonas tensionadas se sitúan mayoritariamente alejadas de los centros urbanos y en los barrios con rentas bajas En Avilés, estarían repartidas entre el sureste (La Luz, Llaranes y Villalegre) en el suroeste (La Carriona y La Magdalena) y en el norte (El Nodo y La Maruca). Esas zonas se identifican como tensionadas porque, o bien el coste de la vivienda en el presupuesto de las familias, más los gastos y suministros básicos, supera el 30% de la renta media del hogar o porque el precio de las viviendas haya experimentado, en los últimos cinco años, un porcentaje de crecimiento acumulado de al menos tres puntos porcentuales por encima del índice de precios de consumo de la comunidad autónoma.

Con estos deberes por delante para la Administración, el desafío en un área como vivienda, donde también Cambia Avilés tiene las atribuciones, pasa por hacer posible una organización de ciudad amable para que quien llega, como el futbolista o el nuevo inquilino de una comunidad, no tenga que sortear un largo camino de obstáculos. A través de un acceso justo a la vivienda y en las mejores condiciones es posible dejar de ser zona "tensionada". Pero ello requiere de un esfuerzo de planificación.