04 de agosto de 2020
04.08.2020
La Nueva España

El prehistoriador Sergio Ripoll revisa mañana el arte rupestre de la cueva de El Castillo (Cantabria)

En el ciclo de conferencias de Puente Viesgo

04.08.2020 | 15:37
El prehistoriador Sergio Ripoll revisa mañana el arte rupestre de la cueva de El Castillo (Cantabria)

En el ciclo de conferencias de Puente Viesgo

El Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo, que este año cumple su trigésima edición, repasará mañana el arte rupestre de la cueva de El Castillo en la quinta ponencia programada este año, que será impartida por el doctor en prehistoria Sergio Ripoll en la antigua estación del ferrocarril de Puente Viesgo, a partir de las 19,30 horas.

La conferencia de Ripoll, "Una vez más, la cueva de El Castillo", analizará uno de los principales referentes del arte del paleolítico por la variedad y riqueza de sus pinturas y por su antigüedad (40.000 años), que junto a las otras tres cavidades prehistóricas del Monte Castillo en Puente Viesgo (Las Monedas, La Pasiega y Las Chimeneas) fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 2008.

Ripoll sucede en el calendario de conferencias organizado este año por la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo a Joaquín Eguizábal, guía de la cueva prehistórica de Covalanas en Ramales de la Victoria, que centró su exposición en el arte rupestre descubierto en el Alto Asón.

Como puntualizó el propio Eguizábal, Ramales de la Victoria es el municipio europeo con más cuevas prehistóricas decoradas por kilómetro cuadrado, tras recordar que en el Alto Asón hay 23, en gran parte vinculadas al Homo Sapiens y conocidas gracias al padre Lorenzo Sierra, "un gran estudioso de toda la cuenca del Asón".

El ponente precisó que la principal referencia del arte rupestre del Alto Asón es la cueva de Covalanas, descubierta en 1903 por el mencionado Lorenzo Sierra y Hermilio Alcalde del Río, justo dos días antes de que se hallara la cueva de La Haza.

Eguizábal repasó el arte rupestre de la cueva de Covalanas donde trabaja como guía, que se distribuye en dos galerías y se basa en pinturas realizadas con puntos mediante digitalizaciones, hechas con el dedo y que, según comentó el conferenciante, "se trata de auténtico expresionismo o puntilismo donde con el mínimo gasto se saca la mayor expresividad de las figuras".

Para Eguizábal, Covalanas "es una cueva utilizada fundamentalmente para pintar", en la que destacan las figuras de ciervas en escenas, uros o caballos "en movimiento y que parecen salir de la roca".

ENTRE 33.000 Y 17.000 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

El ponente se centró después en otras cavidades prehistóricas del Alto Asón, que contienen pinturas con una antigüedad entre 33.000 y 17.000 años; como la de El Mirón, La Haza, Cullalvera, Venta de la Perra, Sotarriza, Arco o la cueva de Pondra.

El guía de la cueva de Covalanas subrayó al respecto que la gran riqueza del Alto Asón es el arte premagdaleniense y reconoció que el reto ahora es "descubrir en la zona la gran cueva del magdaleniense medio", ha informado la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo en nota de prensa.

En su repaso del arte rupestre del Alto Asón, el conferenciante destacó los grabados de la cueva de El Mirón; las pinturas de La Haza, que se realizaron "con los mismos patrones" que las encontradas en Covalanas; los claviformes, caballos y nubes de puntos de Cullalvera; el caballo de Sotarriza; los osos, bisontes y uros de Venta La Perra; las representaciones de animales de las cuevas de Arco; o la figura del ciervo macho con puntos discontinuos de Pondra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook